Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

El misterio del doble marxismo y el lenguaje colonizador. El fascismo derechista, Bolivia

4
- +
19/11/2019 13:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hay que jerarquizar para organizar la sociedad y fomentar el bienestar público

Aventis

El mejor modo social para la obediencia es la masa porque la estructura de la masa es jerárquica; es de poder y sometimiento. Es necesario instalar ese sistema jerárquico, poder y sometimiento, de líder y de obediencia de un sistema de uniformidad. En ese sistema, todos dicen las mismas frases, hay como un anhelo de pertenencia imaginaria. No es una inscripción real, pero hay un anhelo de inscribirse en ese todo. Ahora, el todo siempre produce secciones. Los que no se inscriben ahí son rechazados y son odiados. Ahí va la oposición, los dirigentes sociales a ese lugar de segregación, de rechazo y de demonización.

--Bueno, se trabaja sobre las creencias, estimulan creencias. Es muy cierta esa frase de Walter Benjamin “El capitalismo es una nueva religión”. Una religión, en este caso, construida desde los medios de comunicación, que, como decimos, son la voz del poder. Entonces, va produciendo una nueva subjetividad. Y como el neoliberalismo es un sistema que se caracteriza por dejar indefensos a los llamados "ciudadanos" --que son consumidores consumidos--, los deja en situación de angustia con desamparo, en indefensión; a veces, literalmente en situación de calle, sin ropaje de los derechos porque van despojando simbólicamente de todo en situación de amenaza a la ciudadanía. Comienzan por algunos sectores, pero más tarde o más temprano somos todos.

Hay algunos conceptos que se van desarrollando. La angustia es uno. El ciudadano queda despojado. La angustia y el miedo van de la mano. De ahí a la obediencia hay un paso. Ahí está la instalación de creencias de las que hablábamos, y el poder actúa como una concentración autoritaria, donde no hay la puesta en práctica del estado de derecho y lo que hay es un bullying social. El neoliberalismo surgió en los 90, después de la caída del muro de los estados socialistas. Y empezaron con una mentira. Dicen: "Se terminaron las ideologías". No se pueden terminar las ideologías. Pero dicen eso y se empieza a desarrollar una nueva ideología que rechaza a la política.

Y lo que ellos llaman gestión (porque es el tiempo de la gestión en lugar de la política), es la administración del terror. Y se administra mediante operaciones de inteligencia, como las guerras judiciales, la instalación del odio. El odio se convirtió en una herramienta muy eficaz.

Es lo que está pasando. Son democracias neoliberales disfrazadas de socialistas que no le convienen a las mayorías sino sólo a los grupos financieros. Entonces, el único modo de lograr esta imposición es colonizando la subjetividad y logrando la instalación de una obediencia inconsciente, donde el ciudadano se cree libre y no hace más que cumplir imperativos del consumo y del mercado. Ahora, estos gobiernos rechazan la política y lo que usan en lugar de ésta es la gestión y las técnicas de marketing. Así como el populismo es la instalación y la construcción de demandas horizontales en una voluntad popular, acá hay demandas construidas desde arriba. Fíjese la diferencia entre el marketing y la política. Entonces, el ciudadano compra. Y compra cosas que no le sirven, planes que no le sirven, y gobiernos y personajes que no le sirven. A medida que fueron desarrollándose los medios y la cibernética, es muy fácil manipular la subjetividad.

--Yo creo que los medios de comunicación están estropeando la cultura, las relaciones sociales. Son la voz del poder pero se convierten, a veces, en jueces, estigmatizan a una persona, no cumplen con el procedimiento normal judicial, la demonizan sin pruebas, o sin que se cumpla el principio de inocencia. La verdad es que funciona como si fuese un estado de excepción. Los periodistas de la televisión son empleados de la corporación. El plan en toda Latinoamérica fue demonizar a los líderes políticos de la oposición. Una de las estrategias fue la instalación del odio. Por eso, digo que también el campo popular está colonizado. No es que "ellos" son los colonizados y "nosotros" estamos vacunados. Son distintas colonizaciones, pero me parece que fue muy eficaz la instalación social de la grieta, muy eficaz para el mal porque es un desastre lo que están haciendo con la ruptura del tejido social, la ruptura de vínculos familiares, amistosos. Eso, ¿a quién le conviene? Al poder. Entonces, el campo popular militó el odio. Y yo creo que esa fue una colonización del campo popular porque una cosa es el conflicto político como conflicto de intereses, como debate, como sublimación del odio, y otra cosa es la promoción que realizó el poder, sobre todo algunos periodistas innombrables. Y el campo popular también se puso a militar el odio. Si nosotros hablamos de batalla cultural, uno de los primeros programas en esta batalla cultural es resolver este odio. Hay que resolverlo porque no es por ahí que nos vamos a orientar en un camino emancipatorio. El neoliberalismo precisa culturas sin política. El odio es fantástico como cultura sin política porque si el conflicto político lo tramitamos como "malos" y buenos", como "corruptos" y "decentes", se transforma en un conflicto moral. Es la moral en lugar de la política. ¿A quién beneficia, entonces, la instalación del odio? Solamente al poder porque se obtiene una cultura con un tejido social todo dividido y una cultura despolitizada porque el asunto es de "buenos" y "malos". Esa es la forma que tienen ideologías totalitarias como el nazismo y el neoliberalismo de tramitar el conflicto político. Es una trampa. En lugar de conflicto se produce la estrategia del enemigo interno. Es el odiado. 

En el caso de los movimientos sociales, destaca la importancia que se le otorga a dicotomías infructuosas, debates innecesarios y procesos de odio. Mientras tanto, la economía se juega en otro campo. Una muestra es la llegada del FMI en varios frentes, sin embargo, en otros espacios la visita del FMI para “analizar” las cifras, se allana el camino hacia un préstamo con este organismo. Aún hay tiempo para evitar la ley que dará carta abierta a este hecho, la denominada Ley Trole 3. Por consiguiente, es necesario abandonar acciones innecesarias y resituar el eje nodal de la disputa.

Por otra parte, resalta el hecho de que exista un silencio ampliado sobre este tipo de estudios desde las universidades, sobre todo y exclusivamente de las públicas; considerando que un gran conjunto de universidades privadas forma parte de grupos económicos y serían beneficiados de una decisión pro-élites. En conclusión, los estudios deben salir de la universidad pública o ¿Estará también al servicio de las élites? Es urgente la investigación seria y rigurosa que devele el rol de las élites en la economía-política y las acciones del gobierno para limitarlas o apoyarlas. Contrastar estudios que deslegitiman las prácticas de los gobiernos y sobre quién se inclina la balanza: una reducida élite o el gran conjunto de la población. De esa manera, el aumento del precio de las materias primas no se traduce automáticamente en un aumento del bienestar de ese conjunto, si no se toman decisiones políticas.

El pueblo en las calles sabe perfectamente que el paquetazo latino rima con la oligarquía.

De esa manera, hay casos analizados por el FMI para buscar a toda costa demostrar que la incidencia del gobierno en las decisiones económicas es nociva, en especial cuando tiene como meta reducir las desigualdades, lo que implica necesariamente recuperar recursos de las élites transnacionales, así como de las locales

La tradición marxista habla de falsa conciencia, de que no se asume la conciencia liberadora, emancipadora, que es la clase que, por naturaleza tiene que hacer la revolución. Nada de esto se cumplió. Yo no creo que hay conciencia falsa y conciencia verdadera. Toda construcción ideológica es performativa. Esto quiere decir que es un sistema de ideas que construye realidad. No es que hay una realidad y luego se representa. No, la construcción ideológica es una acción discursiva.

En mi barrio, los dirigentes que se llaman marxistas fomentan la falsa bandera y su perfil de aceptación por los vecinos es muy baja. Desconocen la lucha de cases y nunca han leído a Marx.

Yo creo que se rompió el pacto de las democracias de posguerra, con los Estados protectores. Cuando había guerra de inteligencia, había una cosa un poco más balanceada. Era necesario que el capitalismo no mostrase su verdadera cara. Cuando se termina ese límite del campo socialista, aparece un avance del neoliberalismo en su cara más voraz, sin ningún tipo de límite, porque se debilitan los Estados protectores, hay una caída en lo simbólico, caen los diques morales, la vergüenza. Entonces, irrumpe el poder con una ferocidad y una violencia sin ningún tipo de coto. Tal es así que el neoliberalismo es como un virus que, como usted dice, va tomando la cultura silenciosamente.

El consumo y mercado debe moderarse

Cuba y Venezuela hablan de justicia y equidad social, pero, dejaron a Evo Morales solo, tuvo que venir López Obrador y prestarle ayuda, y hay movimientos evangelísticos que portan falsa bandera. Soy protestante desde muy pequeño y el pastorado de hoy es falso, existen para ligarse al Estado y expoliarlos y registran firmas para comerciar sus materias primas y utilizan la Inteligencia Artificial para manipular y engañar a un discipulado representado por el pueblo latino.

Son preguntas e ideas de alta complejidad. Hay que desarrollarlas. Esto es una imposición de un sistema de terror que no le conviene a la mayoría y que no se impone visiblemente. Es decir, nosotros tuvimos una etapa en Latinoamérica, donde el Plan Cóndor se impuso visiblemente, a través de las Fuerzas Armadas. El nuevo avance neoliberal va por otro carril. Es un poder mucho más invisible pero mucho más potente y mucho más eficaz porque se va entramando en todos los aspectos de la cultura y va colonizando la subjetividad. Gracias a los falsos marxistas que utilizan un lenguaje confuso para llevarse sus riquezas, así proceden los comunistas de hoy.

Hay que hacer una aclaración. A mediados del 1500 surgió un personaje llamado Étienne de La Boétie que se preguntó sobre la relación de la subjetividad con el poder. ¿Por qué muchos se sometían al poder de uno, que era el poder real? La explicación en su momento fue teológica: el rey es el heredero de Dios y, entonces, hay que servirlo y hay que obedecer. Era una obediencia consciente y voluntaria. Luego, vinieron las revoluciones democráticas, los principios de igualdad, libertad y fraternidad. Pasaron muchísimos años desde que De La Boétie se preguntó esto de la servidumbre voluntaria. Y estamos frente al mismo problema; es decir, por qué los muchos se someten al uno, pero ya no el poder real del rey sino el poder real que hoy son las corporaciones. La servidumbre ya no es siquiera registrada como servidumbre porque estamos en presencia de ciudadanos que se creen libres.

Hay dos ideas centrales que organizan mis últimos artículos. Una es la colonización de la subjetividad y otra es la obediencia inconsciente. Con la colonización de la subjetividad me refiero al poder del que hablamos, invisible, sobre todo los medios de comunicación, pero no sólo los medios sino también la educación, la salud mental o distintos aspectos de la cultura que operan sobre las mentes y los cuerpos. Y logran, lo que yo llamo “el colonizado”. El colonizado no es una categoría de clase social, es un criterio transversal. El colonizado tiene un núcleo con prejuicios, sobre todo el odio, y una envoltura formal donde hay identificaciones. Y ahí sí hay tensiones de clases sociales y de grupos. La trama argumental varía según la inscripción social, pero el núcleo, la estructura del colonizado es la misma. Entonces, no hay que pensarlo como falta de instrucción o que son todos estúpidos. No. Hay un trabajo muy fino sobre la subjetividad. Para imponer un sistema que no le conviene a la mayoría hay que lograr un consenso obediente. Y la masa es el mejor sistema para lograr ese consenso obediente. Hay afectos y pasiones característicos en la masa. Por ejemplo, la pasión por la ignorancia en la masa. No tiene que ver con que si fueron o no a la universidad. No tiene que ver con eso. Es un no querer saber nada. Es no querer saber nada sobre lo hetero, sobre lo diferente, sobre la política, sobre lo singular. Esa es una de las pasiones que se estimulan en la masa. No es la única. El odio es otra pasión.

El país Plurinacional de Bolivia, asistió a un golpe de Estado en toda regla. La identidad de sus gestores no es un secreto para nadie: como los elefantes cuando husmean en la refrigeradora, estos dejaron sus huellas en la mantequilla. Son hechos que hablan por sí solos. La conmoción interna tiene nombre y apellido. La cobardía y la falta de escrúpulos son, como el 30-S, marcas registradas de esta banda de canallas.

En esta coyuntura, la izquierda demostró, otra vez y como siempre, una ceguera política para llorar a gritos desde México para comprometerlo ante Donald Trump quien acordó darle trabajo a los mejicanos en la baja California. Movimientos sociales, sindicatos, organizaciones indígenas... Todos tienen sus legítimas razones para protestar. Más aún: las medidas económicas eran una oportunidad invalorable para forzar una discusión sobre algunos de los temas fundamentales de su agenda: la irresponsable pretensión del gobierno de continuar con la explotación minera en zonas de recarga hídrica; la ausencia de políticas sociales en el sector rural... La izquierda no solo desaprovechó esa oportunidad para avanzar su agenda, sino que la desacreditó, entregando en bandeja todo su esfuerzo movilizador a los opositores que esperaban al acecho.  Ya van veinte y cinco muertos declarados y un Camacho disgustado porque Evo nacionalizo el gas doméstico.

Se deben crear políticas de Estado para generar una línea de conducción económica que no cambie con un nuevo Gobierno o cualquiera, sino que mantenga la línea para recuperar y mejorar la economía de países del Sur. Se debe perseverar en ciertas líneasde acuerdo”. Los norteamericanos han gastado cualquier cantidad de dólares en inútiles.

Los términos de los acuerdos en el Sur, son casi siempre los mismos. De referencia con otros países, los acuerdos alcanzados con otros gobiernos, relacionar las cartas de intención y deducir que las condiciones serían casi las mismas. Estas son: disminución del déficit,  ajustessalariales, eliminación de subsidios de combustibles, fortalecer los niveles de Reservas, entre otras. Pero, atrás nos encontramos con el Fondo Monetario Internacional.

El dispositivo "masa”, consta de dos operaciones: idealización e identificación horizontal. Muchos individuos ponen el mismo objeto en lugar del ideal. Ahora, ¿quién es el ideal en esta fase del capitalismo? Son los medios de comunicación, que son la voz del poder. La característica que tiene esta fase del capitalismo es la gran concentración económica, simbólica, comunicacional, donde no hay pluralidad de voces, no hay democratización de la palabra, Entonces, uno podría decir: hay discurso único. A tal punto que se puede decir que el neoliberalismo es un modo de totalitarismo.

En Bolivia se conjugo todas las fuerzas del demonio con sus fuerzas de monstruos, pero, momentáneamente dejaron sola a Venezuela donde los dólares rodaron para darle un Golpe de Estado seco a Nicolás Maduro Moros, todo ha sido en vano con un Guido fracasado.

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1223 noticias)
Visitas:
53
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.