Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Hacia un nuevo modelo de televisión pública

21/06/2018 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A falta de recabar una mayoría cualificada, parece que el gobierno socialista optará por la fórmula del Decreto – Ley para nombrar al presidente de RTVE, cuyo titular cesa el próximo viernes, como medida para evitar un vacío de poder

En una de sus primeras medidas de gobierno, el ejecutivo que lidera Pedro Sánchez utilizará un Decreto Ley para desalojar al consejo de RTVE.

El presidente del Gobierno ha esperado a que finalizase el mandato de José Antonio Sánchez, el presidente del consejo que eligió el Partido Popular en solitario. Con ello cortocircuita la renovación, qué en el Congreso, habían impulsado PP y Ciudadanos.

El Consejo de Ministros actúa

La fórmula que utilizará el nuevo ejecutivo será la del Decreto Ley, que será aprobado en breve por el Consejo de ministras y ministros. El Decreto Ley obliga a que el Congreso, por vía de urgencia, nombre a los nuevos consejeros y al presidente del RTVE.

El PSOE ha optado por una política de reparto: el partido que lidera Pedro Sánchez se «quedaría» con tres consejeros, cuatro serían del PP y Ciudadanos y Podemos se quedarían con dos cada uno.

En cuanto a los partidos periféricos, en los únicos que ha pensado el presidente del Gobierno es en ERC, al cual se le ofrecería la posibilidad de tener un consejero en el máximo órgano de gobierno de RTVE, aunque desde fuentes del Esquerra se ha rechazado el ofrecimiento.

La casuística del Decreto Ley

La fórmula jurídica que va a utilizar el consejo de ministras y ministros exige que una vez tomada la decisión por el gobierno, se el Congreso el que valide con sus votos la medida, por lo que la diputada socialista Ariadna Lastra ya está buscando los necesarios apoyos parlamentarios.

Ella y el también diputado Rafael Simancas, serán los encargados de tejer la urdimbre que permita superar el trámite parlamentario, habida cuenta que el PSOE solo cuenta con 85 diputados.

Recobrar la pluralidad

Ese es uno de los objetivos que se ha marcado el gobierno de Pedro Sánchez para la elección de organismo rector de RTVE, el uso de la fórmula del Decreto Ley fue uno de los puntos que trató el flamante presidente del Gobierno en la primera entrevista que concedía al ente público.

En dicha comparecencia, Pedro Sánchez estableció la necesidad que el Congreso arbitrara alguna medida para desligar RTVE de las guerras partidistas, y convertirse en un medio de comunicación plural.

La presidencia de RTVE por concurso

Algo que desde el gobierno ven plenamente compatible con una renovación de urgencia de RTVE, aunque no con la fórmula actual, que favorece claramente al PP, y que ha contado con el apoyo de Ciudadanos.

Una de las últimas iniciativas del PP, antes de ser desalojado del gobierno, y que ha contado con la complicidad de Ciudadanos, es haber elegido un panel de expertos, que designarían al presidente, y que favorece claramente las tesis populares.

Una medida basada en la Constitución

Desde la bancada socialista, se ha recordado al resto de los grupos políticos de la Cámara, que la Constitución, en su artículo 86, establece mecanismos para la resolución por vía de urgencia casos como la designación de consejeros y presidente del ente público.

RTVE tiene el lastre, ya desde los primeros gobiernos democráticos, de haber estado siempre al servicio del partido político que ocupaba La Moncloa en cada momento, lo que la ha abocado al descrédito.

La adopción de las medidas recogidas en el Decreto - Ley, puede provocar que muchos programas, sobre todo los de debate e informativos, donde en la última legislatura arrastraban un «tufo» partidista, estén abocados a desaparecer.

De no llegarse a un acuerdo, y no poder elegir el próximo viernes al presidente del RTVE, se produciría un vacío de poder que no beneficiaría a ninguna de las formaciones políticas del Congreso

Una negociación con «buen pronóstico»

Al menos ese es el diagnóstico del Grupo Socialista en el Congreso, donde, aunque se reconoce que todavía no hay nada «cerrado», indican que se lograrán los apoyos necesarios para que el Decreto - Ley supere el trámite en el Congreso.

Evitar el vacío de poder, objetivo del próximo viernes

De no llegarse a un acuerdo, y no poder elegir el próximo viernes al presidente del RTVE, se produciría un vacío de poder que no beneficiaría a ninguna de las formaciones políticas que componen el Congreso de los Diputados.

Para conjurar ese mal, los grupos políticos aúnan esfuerzos, aunque la posición de cada uno de ellos ofrece diferentes matices. En el caso de Podemos, defienden «a capa y espada» que tiene que respetarse el procedimiento del concurso.

En el caso del PP, su estrategia es clara: retrasar todo lo posible la elección para que el ente público este temporalmente sin gobierno. Ante eso el PSOE propone la fórmula de elegir un presidente interino, orillando de esa manera el vacío de poder.

Un profesional de reconocida valía

La idea del PSOE es la de sacar la elección del presidente de Radio Televisión Española de la guerra partidista, y para ello, así lo han pensado en el ejecutivo de Pedro Sánchez, nada mejor que elegir al cargo valorando su currículo y experiencia profesional.

Se trataría de acallar la contestación, proponiendo un presidente de RTVE que no se base solo en la votación del Congreso, sino que suscite el consenso de los trabajadores la corporación, de la opinión pública y del público en general.

La fuerza de un ejecutivo a primera vista débil

Es el primer diagnóstico al que llegaron muchos analistas políticos, la debilidad de un gobierno sustentado, en principio, solamente, por unos endebles 85 diputados, algo que no se había vivido en los más de 40 años de andadura democrática de este país.

Una prueba de esa «fragilidad de acero» sería concitar el acuerdo de la mayor parte de la cámara baja para sacar adelante el Decreto Ley, que nombraría al nuevo presidente de la radio y televisión públicas.

Medidas de excepción en caso de que no se llegue a un acuerdo

Aun siendo el peor de los escenarios, como han reconocido los trabajadores del RTVE, todavía existen fórmulas para evitar el vació de poder, tal como ha informado el presidente saliente, José Antonio Sánchez.

La fórmula, a utilizar «in extremis», consistiría en que los consejeros, en turnos mensuales, ocupasen en puesto de presidente, aunque la capacidad de maniobra de esos presidentes «de fortuna», sería nula.

El día a día de la corporación sería llevado por personal directamente designado por el gobierno, lo que «de facto» sería tener el control de RTVE

La otra opción, un concurso hecho a medida

Sería otra de las soluciones para elegir al presidente de RTVE, un modelo de «traje a medida» que habían pergeñado el PP y Ciudadanos y que no garantizaría la neutralidad del presidente, como no han tardado en subrayar los representantes de los trabajadores.

Lo cierto es que en el comité de expertos que acabaría designando la presidencia, campan por sus respetos, tanto Ciudadanos como el PP, que gozan de una mayoría aplastante.

Con esos mimbres, la cesta que se fabricaría sería que esas dos formaciones políticas podrían llenar de afines la panoplia de diez candidatos, de los que finalmente sería elegido uno como presidente.

El presidente del Gobierno ha esperado a que finalizase el mandato de José Antonio Sánchez, el presidente del consejo de RTVE que eligió el Partido Popular en solitario, para nombrar a su sucesor

Fuente – El Diario / El País


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (191 noticias)
Visitas:
3058
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.