Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

En Níger, Hoseini pasó de ser guía turístico a transportista de migrantes

15/06/2015 11:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Hasta hace poco habilidoso chófer de turistas, Hoseini se dedica ahora a una actividad que le aporta mucho más dinero: transportar migrantes desde la localidad de Agadez, en Níger, hasta la frontera con Libia.

"¿Ves las cintas de papel pegadas en la parte de atrás de la camioneta? El vehículo sirve para transportar migrantes. Es para evitar que, sentados en la carrocería, con las piernas hacia afuera, dañen la pintura con los zapatos", explica Hoseini, un tuareg cuyo nombre en realidad fue cambiado.

Con un pañuelo tradicional tuareg en la cabeza, este padre de familia cuenta con calma los trucos de su oficio.

En Agadez, una ciudad centenaria, el creciente flujo de coches clandestinos conocidos como 'las 4X4 talibanas', recuerda que por este punto pasan muchos de los migrantes que buscan llegar a Libia para embarcarse hacia Europa.

En el camino, los conductores ponen a prueba los motores, que aúllan, en medio del desierto calcinante. La velocidad forma parte integral del método de trabajo de los transportistas que llevan a los migrantes.

"Partimos en caravana el lunes por la tarde. Llegamos el miércoles por la mañana a la frontera con Libia, a unos 900km. Cuando cae la noche paramos en las dunas para evitar a los bandidos. El viaje de vuelta parte el jueves. Llegamos a Agadez el viernes por la tarde", señala. "Hay que ir lo más rápido posible. Conduces a 140km/h, a veces a 160 km/h. Con 300 litros de gasolina que consumes en el viaje. A esta velocidad, si estalla un neumático, todo se acaba", afirmó.

- Cadáveres en el camino -

En un vídeo al cual tuvo acceso AFP, un aficionado registró un accidente hace dos meses. En el corto se ven tres vehículos. Uno queda atrapado en la arena, el segundo choca y otro permanece estacionado a lo lejos.

Los soldados del Ejército libio acuden al lugar de la tragedia. Uno de ellos toma el pie de un inmigrante amputado en la colisión. Unos 50 viajeros observan la escena, a lo lejos se vislumbran manchas en el camino. "Son los cadáveres", cuenta Hoseini.

image

Este padre de familia no se define como un criminal, ni se siente parte del engranaje de una mafia. "Para mí lo esencial es llevar a mis clientes a buen puerto. Hay gente que parte y que llega a Europa sin problema. Hay otros que van a morir. Así es la vida", aseguró.

En los viajes, transporta hasta a 25 personas. Ocho en la cabina y 17 atrás amarrados a palos de madera para evitar caerse. "Si uno se cae, los otros golpean la carrocería y yo me detengo", afirma Hoseini, que también cuenta que otros conductores no se detienen, condenando a los migrantes a una muerte casi segura.

Un chófer que conduce hasta la frontera con Libia cobra unos 250.000 francos CFA (cerca de 380 euros), que se abonan en efectivo, mientras que si el conductor acepta adentrarse en el país, donde acechan los bandidos, cobra unos 400.000 francos FCFA (600 euros).

"Prefiero este trabajo a mi antigua ocupación en el turismo", cuenta el hombre, que ya ha realizado dos viajes pero que proyecta hacer bastantes más, para poder comprar su propia camioneta y establecerse por su cuenta.

En Agadez todo el mundo sabe que la juventud trabaja en el negocio del tráfico de personas, pero en esta zona el trabajo escasea, "tienen que hacer alguna cosa", dijo justificándose un representante local a AFP.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
4932
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.