Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Nikoloz Serazadishvili: "Me dolió mucho elegir entre Georgia y España, pero mi vida ya estaba aquí"

27/09/2018 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

DANIEL MATEO

  • De origen georgiano y afincado en Madrid, es el primer campeón del mundo masculino de judo en la historia de España.

image

Con voz tímida pero imponente, y con un apellido casi impronunciable, Nikoloz Sherazadishvili atiende desde Bakú la llamada de 20minutos. Sabe que ha hecho historia y disfruta el momento. Allí, hace unas horas, se ha proclamado campeón del mundo en la categoría de -90 kilos. Es el primer título de la historia para el judo masculino español. Después de muchos años de lucha, sacrificio y constancia, el deportista, de 22 años y de origen georgiano, dio a nuestro país su tercer oro mundial individual 21 años después de que Isabel Fernández lo consiguiese en París; seis años antes, fue Miriam Blasco la que había logrado colgarse el metal dorado en Barcelona. Pero esto no es lo más fascinante de Niko. Lo que más atrae es su vida, una vida entre dos países, con su gente a miles de kilómetros de Madrid y dedicada íntegramente al deporte.

¿Se da cuenta de lo difícil que es pronunciar su nombre?

Sí (Risas). Me lo dicen todos los días. La verdad es que tengo un apellido bastante complicado.

Ha hecho historia. ¿Cómo lo está viviendo?

Es algo increíble y emocionante. Creo que no puedo definir con palabras todas las emociones que se juntan y lo bueno que es para España, para mi gente, para mi entrenador, para mi club, para la Federación y para toda mi familia lo que estoy aportando. Sin ellos yo no lo habría conseguido.

¿Qué tipo de sentimientos tiene en estos momentos?

Si soy sincero, no sé lo que siento todavía, no he tenido tiempo ni de pensarlo. Pero es algo increíble, por todo el sacrificio que hemos hecho. Es algo brutal.

¿Cómo define su victoria en la final del campeonato del mundo?

No se puede decir perfecto, pero acercándose a la perfección. De mis mejores competiciones. Se juntaron todas las condiciones óptimas. Entrenas y te preparas bien, pero después llega el campeonato y tienes que estar en tu mejor momento en todos los sentidos. Y, créeme, eso es algo muy complicado. Y en esta ocasión se ha dado.

Sobre todo, bien mentalmente...

De cabeza y físicamente. Que todo eso se junto en un mismo día es algo increíble.

El judo español siempre ha sido más prolífico en su categoría femenina. ¿Por qué?

No lo sé, la verdad. Yo llevo desde los 14 años en España y todo lo que he conseguido ha sido aquí. Espero que sea una motivación para los chicos, para que estemos mejor y esto vaya en aumento.

¿Cuál es el estado de salud del judo español?

Hacía mucho tiempo que no se sacaba una medalla mundial y está claro que hacía falta. Hay muchísimo nivel, pero hace falta más, y, con esto, espero que a la Federación invierta más presupuesto para poder hacer más salidas, más concentraciones, y que todo se refleje en mejores resultados.

Le ven como uno de los deportistas españoles del futuro. ¿Usted cómo ve precisamente su futuro?

Ahora mismo no he pensado mucho. Quiero seguir con los pies en la tierra para entrenar igual y mejorar de cara al objetivo, que es Tokio 2020. Este año era el Mundial y, una vez conseguido, miramos otros retos. Pero, a día de hoy, no quiero pensar en eso. Quiero estar una semana tranquilo y sin esa presión que he tenido este año con las competiciones. Ahora no quiero pensar y quiero disfrutar pero claro, el objetivo de Tokio sigue ahí y, aunque intente no hacerlo, estoy todos los días pensando en ello.

Le colocan como una de las bazas españolas para lograr medalla en esos Juegos. ¿Es mucha presión?

Lo es, pero lo intento ver por la parte positiva y no la negativa. Sé que todos los rivales van a querer derrotar al campeón del mundo, lo tengo claro.

Dice que necesita parar. ¿Cómo se relaja Niko fuera del tatami?

Descanso muy pocas veces, casi no tengo vacaciones. Con ver a mi familia y a mi gente una semana y comer todo lo que me apetezca me vale. No necesito irme a ningún lado ni a ningún sitio especial ni nada, con estar con mi gente me vale, la verdad.

¿Comer lo que le apetrezca? ¿Se lo permite?

Yo me cuido muchísimo cuando entreno, pero esta semana tengo claro que el capricho de comer lo que quiera me lo voy a permitir.

¿Por qué le dio por el judo?

En Georgia, el judo es uno de los deportes más importantes. A mí siempre me ha gustado el deporte y desde pequeño he practicado alguno, el que más, el judo, pero hasta los 13 o 14 años no me lo tomé completamente en serio.

¿Por qué dejó Georgia por España?

Vivo en España desde 2010, que tenía 14 años, y fue por decisión de mis padres. Querían que mi hermano jugara al fútbol y que yo practicara judo y aquí era mucho más fácil compaginar el deporte con los estudios. Pensaron en nosotros más que en ellos. A mí me ha ido bien pero a mi hermano no tanto lo de ser futbolista, porque se ha lesionado mucho del tobillo, le han tenido que operar...

Hasta que en 2014 tuvo que elegir entre España y Georgia y se nacionalizó...

Yo ya vivía aquí, entrenaba con Quino (Joaquín Ruiz) y estaba a la vez en el colegio estudiando. Para estar en el equipo de Georgia tenía que pasar meses allí y yo no podía faltar tanto tiempo. Estuve dos años sin competir porque no tenía la nacionalidad española, pero tenía claro que donde mejor me encontraba era en España, por lo que me pareció lo más razonable, a pesar de tener que pasar por todo aquello. Me dolió mucho, pero mi vida ya estaba aquí. Eso ocurrió en 2014, obtuve la nacionalidad española y ese mismo año gané medalla europea y mundial junior.

Supongo que le sobran los agradecimientos...

Sí. Sobre todo a mi entrenador, que es el que más ha estado conmigo y el que más ha confiado en mí. Le quiero dar las gracias por todo lo que ha hecho por mí desde el primer día que entré a su club con 14 años. Esta medalla es para él.

Parte de su familia está lejos, ¿no?

Sí, vivo en Madrid con mi madre. Mi hermano, como con el fútbol no le ha ido muy bien, ha decidido volver a Georgia para seguir estudiando. Allí están mis otras dos hermanas también.

¿Cómo lleva tener a su familia un poco desperdigada?

Además mi hermano y yo somos mellizos, aunque no nos parezcamos en nada (risas). Me da pena que se haya ido, pero aceptamos su decisión. Echo de menos a mi familia y siempre que tengo tiempo libre voy a verla.

Poco, porque su día a día no se lo permitirá...

Sí. Me despierto a las 7 de la mañana para correr; luego hago una hora de entrenamiento; desayuno; voy al gimnasio a hacer pesas o circuito; y ya por la tarde hago judo.

¡Todo por y para el judo!

Sí. Todo el día centrado con todo mi alma y mi cuerpo en este deporte.

BIO Nikoloz Sherazadishvili (Tiflis, Georgia, 19 de febrero de 1996) es un deportista español de origen georgiano que compite en judo, ganador de una medalla de oro en el Campeonato Mundial de Judo de 2018 y una medalla de bronce en el Campeonato Europeo de Judo de 2018, ambas en la categoría de ?90 kg.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (38205 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
2997
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.