Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

'Los niños fueron los grandes olvidados por un Gobierno que dejó salir a pasear mucho antes a los perros'

22/12/2020 00:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Navidad No se va a cancelar, pero toca adaptarse a su modelo burbuja para celebrarla. El problema es que para muchos no son fechas fáciles y esto las complica aún más, aunque de eso se habla poco. Los que mandan parece que tienen esa parte emocional tan poco en cuenta como en los primeros confinamientos.

Poco se puede hacer con la distancia y la soledad que van a conllevar las fiestas este año. Toca asumirlo en favor de la supervivencia, aunque tampoco hay que quitarle importancia ni silenciarlo. Esto es una faena, sobre todo para los que están en esa edad en la que no tienen claro si seguirán aquí las próximas Navidades.

Es un mazazo también para los niños, que se pasan todo el año soñando con la noche de Reyes, aunque ya llevan tantos que igual ni lo notan. Cuando empezó la pandemia eran supercontagiadores, luego dijeron que no, luego que sí... Fueron los grandes olvidados por un Gobierno que dejó salir a pasear mucho antes a los perros. Ahora, en lugar de ponerles luces de renos, les han plantado banderas de España.

Estas Navidades descafeinadas van a ser las primeras de mi hijo, aunque me queda el consuelo de que es demasiado pequeño para recordarlas. No lo tiene tan fácil la hija del vecino que antes de salir del portal me pidió que mirara si estaba el monstruo del coronavirus fuera. Tampoco el niño de unos amigos que ha vuelto a hacerse pis en la cama después de tenerlo controladísimo.

Más sobre

Desde que todo esto empezó, soy incapaz de ver una peli sin gritar "¡No os toquéis tanto!". Me pregunto si se me pasará cuando estemos todos vacunados (si es que España no compra un lote defectuoso, que somos muy de eso). También me pregunto si a los niños se les olvidará que llevamos meses advirtiéndoles que no se acerquen a nadie y que nada de dar besos al abuelo. Les estamos diciendo que el contacto humano te puede matar. Sí, es por el bien de todos, pero, ¿seguro que sabremos revertirlo?

Vamos a tener que reeducar a los niños, aunque primero tendremos que hacerlo los adultos, que somos los primeros que hemos perdido la confianza en la sociedad. No va a ser fácil, que por algo se augura que la próxima pandemia será de salud mental. La OMS alerta de fatiga pandémica, algo a lo que Illa responde con recomendaciones para que no afecte a la continuidad en las medidas por parte de la población. Como siempre, la pelota en nuestro tejado.

Psicólogos va a seguir habiendo los mismos cuatro en la sanidad pública, así que supongo que no nos queda otra que tirar de resiliencia. Esa va de adaptarse a la adversidad con cambios positivos y los niños se han hecho un máster en el 2020. Que se lo pregunten a la hija de mis vecinos... Le ha sacado a su padre una bici con marchas para escapar si se encuentran por la calle al monstruo del coronavirus.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
916
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.