Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Avatarsol escriba una noticia?

No, No, No y Mil Veces No…

07/10/2011 12:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No es miedo, no es pánico, no es terror, simplemente porque nuestra justicia colombiana hace parte de las CINCO PEORES CALIFICADAS EN EL MUNDO

No hay nada más falso que atreverse a decir que los Militares de Colombia no actúan porque le tiene miedo a la justicia ordinaria. No hay fundamento para tal afirmación, porque el Militar Colombiano siempre ha estado del lado de la justicia, las leyes y la constitución.

No es miedo, no es temor, es simplemente coraje porque la justicia Colombiana no es equilibrada, no actúa en y con justicia, porque el Patrimonio Moral Superior de muchos jueces desapareció, porque la Fiscalía dice y repite constantemente que su Ejército Nacional es una EMPRESA CRIMINAL, porque la balanza, su símbolo más preciado, ha perdido brillo, sus togas y birretes están opacos, sus plumas escriben con tinta de sangre inocente, sus templos se han reducido a escuchar mentiras e infamias, su sabiduría está en aberrante desprestigio y así lo confirman sus fallos.

No es miedo, no es pánico, no es terror, simplemente porque nuestra justicia colombiana hace parte de las CINCO PEORES CALIFICADAS EN EL MUNDO. No he visto en país alguno por muy subdesarrollado que sea, lo que ocurre en Colombia con esa justicia siniestra por los sucesos e inclinaciones actuales en contra de los Militares.

Más infame es todavía querer someter a los Militares a una Justicia Transicional, por favor, prefiero que a un militar lo sentencien siendo inocente, pero no lo igualen con asesinos genéticos. No escupan en la cara de ese hombre al equipararlo porque lo harían desfilar y marchar al suicidio.

Cuando se actúa con la ley en la mano, con el espíritu pulcro, con lealtad y honestidad por sus compatriotas es porque están luchando por la Vida propia y vecina.

Si queremos ser osados ¿porque el Estado Colombiano No renuncia terminantemente a la guerra como instrumento de política? ¿Porque no desaparece la fuerza pública en su totalidad y procede a conformar una organización totalmente civil que regule el comportamiento de los individuos; otra nación sin Ejército que le permita crecer en los compromisos civiles y gastarse los dineros en personas que atiendan los requerimientos sin tener que usar la violencia para neutralizar la violencia.

Mi angustia es por ver y lo confieso, los hechos altisonantes, aberrantes, horrorizantes del paroxismo (exaltación extrema de los sentimientos y pasiones) que nuestra Justicia aplica en sus fallos contra una Institución que lo único que hace es colocar muertos, heridos, discapacitados, presos por cuenta de una persecución. Nadie quiere la guerra, pero todos exigen tener un Ejército para la defensa propia y cuando tienen uno tan leal, tan valiente, tan sumiso, tan profesional como el colombiano, prefieren entonces sentenciarlo, arrodillarlo, acorralarlo y lo peor igualarlo a sus criminales.

Desconfían de la Justicia Penal Militar?, sencillamente es fácil solucionar este aspecto con un acompañamiento por parte de la Procuraduría y que no sea un presidente de un Tribunal el que determine si es responsable o no, sino que constituyan un jurado integrado por Oficiales en actividad y/o retiro, delegados de las cortes e instituciones como la Fiscalía con lo que garantizan la transparencia total, ciudadanos del común. Lo que si estoy en condiciones de decir que a pesar de las fallas de la Justicia Penal Militar es más pulcra y decente que una de las peores cinco justicias del mundo, no lo digo yo, lo dice el mundo. Los que se quejan de los Tribunales Militares son nada menos los que siempre han atacado esta hermosa nación. Como nos les va a doler que sus peores enemigos sean quienes los juzguen y sino pregúntele por ejemplo a los Honorables Petro y León valencia, que se jactan de decir a todas voces que ellos no asesinaron a nadie mientras estuvieron en el M-19 o ELN, como si los que procedían como autores intelectuales no tienen la misma responsabilidad que los autores materiales.

No señores Congresistas, no sometan a su leal Ejército a la vergüenza más de lo que ya la han sometido,

¿Por qué considero a la Justicia Colombiana como una maldición? Porque ha reducido a su Nación a la miseria por su costosa nómina pero ineficaz en resultados pulcros y decentes; nos han reducido al miedo y temor ya que si un ciudadano denuncia es sometido a la fuerza de su imperio corrompido y porque al final termina ese ciudadano o en la cárcel o en el cementerio y lo peor a veces en vida llorando la desgracia a la que sometió a su familia.

No señores Congresistas, no sometan a su leal Ejército a la vergüenza más de lo que ya la han sometido, porque esa si es la verdadera desmoralización de sus tropas, esa si es la verdadera derrota moral y física.

Gracias a los fervientes defensores de Derechos Humanos que quieren que sus militares reciban un trato igual a las FARC- ELN- EPL- M19- NARCOTERRORISTAS, gracias pero no necesitan tanta deferencia, tanto apoyo, tanto sentimiento de admiración de su parte. Gracias pero no y definitivamente no, porque los defensores de derechos humanos de esta bella República en su conducta cristiana, guarda el mismo o igual parecido con la conducta de los citados tres renglones arriba, que caen sobre las aldeas, corregimientos, veredas, municipios, ciudades de campesinos y honestos compatriotas, que están indefensos e impotentes y solo reciben de ustedes el desprecio más cínico sin que tengan oportunidad de defender su vida. No y mil veces no por su deferencia.

Al gobierno Nacional lo invito a que presente leyes para todo lo que quieran hacer con respecto a la búsqueda de la Paz, pero no involucre a sus militares, no los maltrate con comparaciones tan bajas; su fuerza pública no es un actor armado del conflicto y esa expresión es miserable y más cuando se acude a ella en nombre de los derechos humanos. Los Militares no son terroristas, ni maleantes, ni traficantes, simplemente son los escogidos para hacer cumplir la constitución y contener a los quieren igualarlos en conceptos oprobiosos por demás. El Gobierno hace las leyes y su Ejército las cumple y hace cumplir.

Invito al Gobierno Nacional a que respete a sus Militares y la manera de respetarlo es procurarle su defensa en los estrados judiciales porque ellos no fueron preparados para dedicarse a esos menesteres; que le respeten sus derechos como: recibir los aumentos de salarios que ustedes promulgan en leyes y que ordena la constitución, ¿ porque tienen que demandar lo que está en la ley y más grave aún a perder los derechos porque se les paso el tiempo de demandar?; que les giren los dineros de la salud por cada hombre y en razón de su actividad ya que hoy es humillante lo que sucede con este servicio; que respeten los fallos de los jueces y reintegren a las personas que ganan las demandas por abuso de las autoridades, claro que la justicia no hace respetar sus fallos cuando por cosas de la vida un militar logra ganar un casito. Dedíquese a eso y no a congraciarse con entidades nacionales e internacionales, a comprometerse a las malas con otros gobiernos, a tener los pantalones bien puestos para hacer respetar el debido proceso. El Militar es el único funcionario al que le aplican la potestad de la Facultad Discrecional pero eso es normal y solo a él le puede ocurrir ese infausto titulo, además de marcarlo de por vida.

Siempre los Políticos de Colombia han manifestado durante los años de confrontación interna que el objeto es establecer un orden basado en principios tan idealistas como la libertad, la vida, el respeto a los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos; que se han indignado ante las vehementes pasiones donde se provocaron hondos sufrimientos, que atacan la decadente civilización de guerras como las vividas entre 1861 y 2011, que quieren fundar una sociedad sólida y equitativa, pero lo que realmente nos han dejado esos próceres políticos, es una Nación con vientos terribles de injusticia, desigualdad, irrespetuosa con sus electores y ahora inquisidora de su fuerza pública, a la postre victima de su propio invento al permitir permanecer en el poder a tan deshonrosos mandatarios.

No y mil veces no a la Justicia Transicional que iguale a criminales con su Ejército Nacional.

PARA VER NUEVAMENTE: Espero que los Políticos, Jueces, y Ciudadanía en general vean el reportaje que la cadena CCN trasmitió del Señor Coronel PLAZAS VEGA en la noche del Miércoles 05 de Octubre de 2011, porque para quienes lo vimos simplemente es avasallador concluir que No y Mil Veces No a una de las CINCO PEORES JUSTICIAS DEL MUNDO.


Sobre esta noticia

Autor:
Avatarsol (25 noticias)
Visitas:
264
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.