Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Desde El Caribe Manifiesto escriba una noticia?

Nubarrones en el firmamento colombiano

12/04/2011 15:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por mucho que los medios de comunicació n dirigidos por parientes del presidente Santos traten de maquillar lo que está pasando en el paí s, el pueblo colombiano no deja de sentir desasosiego por algunas decisiones del actual mandatario. Ese sentimiento se está sintiendo má s en los que votaron por Santos como gratitud hacia el ex presidente Uribe.

Sin lugar a dudas, el gobierno del presidente Santos cada dí a se está acercando má s a un fuerte vendaval. La preocupació n del mandatario por mantener la Unidad Nacional Polí tica lo aleja cada vez má s del pueblo colombiano que lo respaldó .

Para nadie es un secreto que el mandatario está siendo influenciado y presionado por los má s acé rrimos enemigos del ex presidente Uribe. En su cruzada de querer marcar diferencias con el anterior mandatario, está llevando al paí s a caminar en arenas movedizas que amenazan con tragarse todo lo logrado hasta ahora.

Lo que preocupa al pueblo colombiano, y en especial a los seguidores de Uribe, es que los amigotes de Santos quieran perpetrar ataques desde el gobierno en contra de polí ticas que fueron exitosas en el pasado. A Juan Manuel, por ratos, parece no preocuparle la realidad nacional, sino que parece estar obnubilado por los mismos que en el pasado le hicieron mucho dañ o a Colombia.

Al presidente Santos parece eclipsarlo la fama mediá tica. Pareciera que le importara má s oí r el canto de la sirena que le estimule el ego que la verdadera preocupació n del pueblo colombiano.

Ahora bien, las preocupaciones de la sociedad colombiana se vienen exteriorizando dí a a dí a. Las decisiones que viene tomando el presidente Santos no son asimiladas por el colombiano del comú n, quié n no entiende el giro tan drá stico e incomprensible que viene haciendo el actual mandatario.

El querer convertirse en la ñ añ a del mandatario venezolano es preocupante. El pueblo colombiano se siente afectado por esa decisió n. No son celos por el “ logro” del restablecimiento de las relaciones con el gobernante vecino, por el contrario, la preocupació n es legí tima al hacer una retrospectiva de lo que han sido las polí ticas de Chá vez en contra de Colombia.

No se puede olvidar y borrar con un simple apretó n de manos y palmadas en las espaldas má s de 10 añ os de connivencia de Chá vez con la BACRIM de las FARC.

No se puede olvidar por un instante y só lo para menoscabar al ex presidente Uribe que el proyecto chavista no respeta gobiernos ni fronteras.

No se puede olvidar que cualquier gobierno colombiano no afecto a los terroristas de las FARC es enemigo del presidente Chá vez.

Hoy el presidente Santos parece aú n en campañ a. Su deseo de querer quedar bien con todo el mundo lo acerca peligrosamente a quedar mal con el pueblo colombiano. Los recientes sondeos ya acusan un desgaste de su popularidad. El colombiano del comú n no entiende el viraje hecho tan rá pidamente por el actual mandatario. Los enemigos agazapados del pueblo colombiano hoy hacen parte del sequito adulador que tiene el mandatario.

El restablecimiento de las relaciones con Venezuela no deja de ser un sofisma perverso. Má s allá del acto protocolario y la intenció n mediá tica, a Colombia no le beneficiará el acercamiento con un gobernante que ha dado muestras suficientes de desprecio hacia nuestro modelo constitucional.

En muy poco se beneficiará la economí a y la producció n colombiana por el restablecimiento de estas relaciones. Los industriales y comerciantes que se vieron afectados por decisiones unilaterales y arbitrarias del ordenamiento jurí dico internacional no cambiaran su prevenció n a seguir manteniendo relaciones comerciales por un simple apretó n de manos entre los dos presidentes.

Otro riesgo que está asumiendo el actual mandatario en su papel de ñ añ a con Chá vez es el de enemistarse paulatinamente con los estadounidenses.   Que los gobiernos serviles del Socialismo del Siglo XXI actú en de forma irresponsable con sus pueblos al mantener relaciones tensas con Estados Unidos no es argumento sensato ni valido para que Santos emule tal estupidez.

No se puede poner en la misma balanza un gobierno estadounidense y los peones de Chá vez. Las diferencias son palmarias. Desligarse de Estados Unidos y enemistarse con esta nació n es ingresar al club de los paí ses parias del mundo.

Por ú ltimo, la reciente confirmació n de que el gobierno colombiano extraditará al narcotraficante Walid   Makled   a territorio venezolano puede ser el principio del fin del presidente Santos. La extradició n de este personaje a Venezuela implica un gran desgaste para las relaciones entre Colombia y Estados Unidos. A pesar de que el presidente Santos ha tratado de minimizar los efectos colaterales de tal decisió n al viajar a Estados Unidos y explicar personalmente las razones “ legales” que tuvo, en el ambiente ha quedado la sensació n de inconformidad de los estadounidenses. La aprobació n del TLC, el cual el presidente Santos y su sequito de aduladores incluidos los medios de comunicació n de sus parientes ya han dado como un hecho,   puede estar ahora má s que nunca en riesgo su aprobació n.

Pró xima reflexió n: “ ¿ Samper y Gaviria, los mecenas de los Nule?: La forma tan vertiginosa como los Nule llegaron a la cú spide del poder se inició durante el gobierno de Gaviria y se afianzó en el gobierno de Samper”


Sobre esta noticia

Autor:
Desde El Caribe Manifiesto (17 noticias)
Fuente:
desdeelcaribemanifiesto.info
Visitas:
272
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.