Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sciencuriosities escriba una noticia?

Los osos polares no tienen ni la piel ni el pelo blancos

09/02/2015 14:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Imagina un oso polar. ¿Lo tienes en mente? Vale. Ahora quiero que digas de qué color es su piel. ¿Crees que blanca? Estás en un error. No es blanca. Pero más difícil (o fácil) aún. ¿De qué color dirías que es el pelo que cubre su cuerpo? ¿También piensas que es blanco? Pues tampoco has acertado. Pero no pasa nada, para eso está este blog, para resolver éstas y otras curiosidades sobre los osos polares. Así que, si te has quedado con la duda después de esta pequeña reflexión, sigue leyendo y descubre la verdad sobre el color de la piel y el pelo de este animal de las nieves.

¿De qué color tienen la piel? Posiblemente, después de haberte hecho esas preguntas en la introducción, te hayas fijado en la imagen y tengas ya la respuesta. Pero si no es así, fíjate en el hocico. Una de las zonas donde menos pelo hay. Ahí es más sencillo ver la piel, pues el resto del cuerpo está cubierto de una frondosa mata de pelo que la oculta. En efecto, la piel del oso polar es negra. Esto es así, porque el color negro retiene la radiación solar que le llega y aumentando así la temperatura corporal.

En algunas zonas, sin embargo, no es completamente negra, sino que puede verse amarillenta o de color parduzco, debido a grandes depósitos de grasa acumulados bajo la dermis, que actúan de aislante contra el frío.

¿De qué color es su pelo? Interior hueco de un pelo de oso polar Como digo, no es blanco, como muchos podríais pensar, pero no habéis de sentiros mal, pues incluso en el pasado había zoólogos que pensaban que el pelaje de los osos polares era blanco. Creían que de esa forma minimizan la pérdida de calor. Sin embargo, el calor se desprende en forma de radiación infrarroja, que no depende en absoluto del color. Además, preguntaros acerca del color del pelo del oso polar es jugar sucio, pues realmente carece de color. Sus pelos son totalmente transparentes, y también huecos. Sin embargo, a simple vista nos pueden parecer blancos. Esto es debido a que en su interior se acumulan microburbujas de aire, que dan ese efecto óptico, igual que ocurre con la nieve.

¿Pero por qué son transparentes? La respuesta es doble. Por un lado, si tenemos en cuenta que la piel es negra para aumentar la radiación absorbida, es absurdo colocar encima pelos opacos que eviten o dificulten la llegada de esa radiación. Al ser transparente, ésta llega íntegra y aumenta la absorción de calor por parte del animal. Además, al ser huecos y contener microburbujas de aire, éstas actúan como un aislante ante el frío del exterior.

Pero el hecho de que los pelos transparentes se vean blancos por las burbujas de aire, además les dio una ventaja evolutiva frente a sus primos más oscuros, los osos pardos, en las zonas frías donde el color predominante es precisamente el blanco. Así, los osos polares eran más difícilmente localizables por posibles amenazas (el ser humano), facilitándoles la supervivencia.

image

Por último, es interesante contar que, en algunos zoológicos, se ha visto osos con el pelaje verde, debido a que colonias de algas se han desarrollado en el interior de esos pelos transparentes, como les ocurrió a los osos polares del zoológico de Singapur en 2004 . Aunque también pueden adquirir tonos amarillentos por los aceites de la carne de las focas de las que se alimentan.


Sobre esta noticia

Autor:
Sciencuriosities (248 noticias)
Fuente:
sciencuriosities.blogspot.com.es
Visitas:
3834
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.