Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Uterodemarita escriba una noticia?

Los 8 mejores papeles de Jake Gyllenhaal, el inmortal "Donnie Darko"

22/08/2015 18:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Escribe: Alberto Castro (@mczorro)

Es imposible no estar al tanto de las transformaciones a las que se somete Jake Gyllenhaal para cada papel que interpreta, mutaciones tanto físicas como psicológicas. Se trata de un actor que pudo huir del encasillamiento de la industria (Hollywood quiso aprovecharse de su encanto, convirtiéndolo en el héroe de "El Día Después de Mañana" y "Príncipe de Persia"), para aventurarse en retos actorales cada uno más complejo que el anterior, siendo la figura ideal con la que cualquier autor quisiera trabajar a la hora de darle cara a una película.

A propósito del estreno de "Revancha" (Southpaw), la película en la que interpreta a un boxeador cuyo mundo se derrumba tras la muerte de su esposa, escogí los 8 mejores papeles que nos ha regalado en su corta carrera (vamos, ¡tiene 34 todavía!). Y estoy seguro que seguirá sorprendiéndonos en el futuro.

YAPA: Este año también lo veremos en "Everest", película sobre una expedición fallida sobre el Monte Everest. El próximo año lo tendremos en "Demolition" del canadiense Jean-Marc Vallée y en "Nocturnal Animals" de Tom Ford (sí, el mismo de la grandiosa "A Single Man").

1. Adam + Anthony en "El Hombre Duplicado" (Enemy)

En esta notable adaptación de la novela de José Saramago, el actor debe encarar dos papeles, aunque si miramos de cerca interpreta a muchísimos más. Denis Villeneuve dirige la historia de un aburrido profesor de historia que persigue a un enigmático actor de cine que es idéntico a él: en ese choque de mundos es que ambas personalidades empiezan a desdibujarse, a imitarse, a deformarse en un torbellino existencial. Y Jake Gyllenhaal asume el reto con aplomo y con una madurez extraordinaria. Este es mi papel favorito de su carrera (hasta el momento, claro).

2. Detective Loki en "La Sospecha" (Prisoners)

Otra colaboración con el canadiense Denis Villeneuve, aquí al actor le encomiendan la tarea de meterse en la piel de un detective que investiga la desaparición de dos menores de edad. Si bien la carnecita de la historia se concentra en las decisiones del personaje de Hugh Jackman, es imposible dejar de mirar a un Jake Gyllenhaal cuya presencia corporal y tics le generan una densidad dramática gigantesca. Poco más se sabe de los detalles de su vida, de su pasado o de los pecados de los pecados de los que parece querer redimirse: todos esos huecos se llenan con su performance.

3. Louis Bloom en "Primicia Mortal" (Nightcrawler)

Este debe ser su papel más icónico de la presente década: un camarógrafo hambriento de las noticias más sangrientas y escandalosas que bañan las calles de Los Ángeles. Se trata de una interpretación que se apoya en dos ejes: una verborrea fluida y manipuladora, así como unos ojos que se salen de sus cuencas y terminan de convertirlo (junto con ese cuerpo enjuto) en un buitre letal. En base a esas dos variables es que entendemos sus ansiedades y armamos el rompecabezas mental de un psicópata. Aunque hay otra tremenda columna que le suma a la performance: una impecable Rene Russo.

4. Robert Graysmith en "Zodiaco" (Zodiac)

De la mano de David Fincher, interpretó a un caricaturista fascinado con los métodos del Asesino del Zodiaco, que se une a una investigación para capturarlo. Gyllenhaal tiene la habilidad se presentarnos a un personaje tan encandilado como espantado de lo que es capaz de hacer el sujeto al que persigue, la víctima ideal del paso del tiempo y la claustrofobia que plantea Fincher como el motor de esta historia sin final. Brutal la manera como ese tiempo empieza a carcomer a cada uno de los protagonistas, un proceso del cual Gyllenhaal en particular sabe aprovecharse.

5. Brian Taylor en "En la Mira" (End of Watch)

Lo que David Ayer propone en esta película es acercarse al policial (y a sus protagonistas) de la forma más realista posible. Es por ello que recurre al falso documental para acercarse a dos jóvenes policías que se enfrentan al crimen en Los Ángeles. Aquí el reto es precisamente bajarle al registro y asumir con naturalidad las situaciones cotidianas que se plantean: es notable la química que consigue con Michael Peña, sobresalientes aquellas conversaciones casuales en el patrullero, en las que se forjan amistades y lealtades, con su cereza de comedia de paso.

6. Anthony Swofford en "Jarhead"

Más que los motivos detrás de la Guerra del Golfo, lo que le interesa al director Sam Mendes es retratar el infierno de ser un soldado en medio de la guerra. Jake Gyllenhaal logra conjugar todo el universo de emociones que vienen con la tarea: del infantilismo con el que se asume el rol, pasando por el aburrimiento y rutina del campamento en el que nada pasa, hasta llegar a la ansiedad y la ira que se concentra dentro de cada uno y que genera rivalidades internas. Imponente la figura de Gyllenhaal sobre los dantescos campos de batalla.

7. Jack Twist en "Secreto en la Montaña" (Brokeback Mountain)

Esta es la historia de dos vaqueros, o la representación máxima de la masculinidad en Norteamérica, que se enamoran en un campamento y mantienen un romance secreto de sus respectivas esposas. Heath Ledger nos ofrece el rostro más impávido del dúo, pero es en Gyllenhaal donde encontramos la cara más emocional de la relación, el dolor de querer desatarse de la supuesta hombría que la sociedad le impone, sin poder: se trata de un personaje vulnerable en su tosquedad y allí radica su fortaleza. Es la única nominación al Oscar que ha conseguido este brillante actor.

8. Donnie Darko en "Donnie Darko"

Esta es la película que lo inició todo, la que lo inmortalizó cuando el actor tenía apenas 20 años y de la mano de un director primerizo de nombre Richard Kelly. Y desde ese momento podíamos prever la complejidad que podía evocar a la hora de actuar, al tratarse de un personaje tan multidimensional como el de un adolescente atormentado por las visiones de una figura en traje de conejo que lo manipula a cometer una serie de crímenes. Película y performance de culto.


Sobre esta noticia

Autor:
Uterodemarita (4827 noticias)
Fuente:
utero.pe
Visitas:
3383
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.