Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

Parar para que todo se mueva

07/03/2018 13:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad... convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

Estamos en un momento de multiplicación y de máxima visibilidad del feminismo. Cada vez más mujeres lo encarnan y se reconocen feministas. Cada vez más, estamos atravesando espacios de comunicación masivos, y, cada día, algo que se consideraba neutral, natural o estaba aceptado está dejando de serlo.

Nunca el feminismo ha sido una manera de vivir, de entender la sociedad y de participar de ella tan masiva y con tanto potencial de cambio. Nunca habíamos tenido tanta capacidad para modificar nuestras vidas, nuestras relaciones, la economía y el poder. En definitiva, de transformar cómo se concibe y organiza el mundo.

Nos reconocemos y seguimos los pasos de todas esas mujeres que, hace más de un siglo, salieron a la calle, primero perseguidas y luego seguidas por muchas otras, cada 8 de marzo. Salieron para denunciar y celebrar. Para denunciar la invisibilidad y el olvido histórico, la desigualdad en el empleo, las múltiples formas de violencias machistas y una larga lista de vulneraciones y exclusiones. Pero también para celebrar, para celebrar a aquellas que crean y producen, a aquellas que deciden sobre sus cuerpos, a las que eligen, a las que sobreviven, a las que expresan libremente su identidad y su sexualidad y, sobre todo, a las que se juntan con otras para transformarlo todo.

Y este 8 de marzo, el reto se ha hecho más grande: la participación masiva en la ciudad en torno a esta fecha en los últimos años nos obliga a subir de nivel. El movimiento feminista ha convocado una huelga laboral, de cuidados y de consumo que recoge, amplia y potencia los desafíos por los que las organizaciones feministas de Madrid trabajan día a día. Una huelga, una movilización, que nos apela a todas y desafía a la sociedad en su conjunto: nos obliga a pensar cómo afrontar los cuidados sin las mujeres, qué sistema de protección asiste a las más precarias para reivindicar sus derechos y cómo se interrumpe el consumo. En definitiva, nos señala un camino para habitar hoy, ya, un mundo a la altura de nuestros derechos.

Los patrones, marcos y márgenes que utilizábamos para medir antes ya no nos servirán para este caso. Las cifras y las estadísticas no podrán reflejar la potencia que se desplegará en Madrid estos días. Los relatos de esta de jornada ya no los contarán otros. Tendremos que reinventarlo todo. Y en este contexto, es siempre clave escuchar a las diferentes voces del movimiento feminista y su reflexión en torno a las violencias, los derechos, la salud, la sexualidad o los cuidados.

Este 8 de marzo va a vibrar la ciudad. Madrid se inundará de sororidad y de potencia feminista. El día en el que paramos es el día en el que empieza todo.

------------------------

* Celia Mayer es concejala del área de Políticas de género y Diversidad del Ayuntamiento de Madrid.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (2157 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
1279
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.