Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Kantreras escriba una noticia?

Parlamentiras

11/08/2010 10:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En épocas tan estremecidas como la que soporta actualmente latinoamérica (nuevo socialismo y chavismo, régimen castrista, influencia exagerada norteamericana, golpe de estado en Honduras, entre otros), resulta difícil el creer en la viabilidad de los organismos representativos de la región

Recientemente, por motivo de la cacofónica riña entre Hugo Chávez y Álvaro Uribe ante la posible actitud permisiva del gobierno venezolano para con las FARC en su territorio, salió a la luz la incompetencia de la OEA, cuando su secretario general, José Miguel Insulza, manifestó que no habría ninguna acción oficial por parte de la organización ante dicha crisis.

Hace unos meses, en medio de la polémica por la 'amenaza del imperio', Evo morales planteó la necesidad de crear una organización que reemplazase la ONU, y sus hermanos de leche gubernamental sugirieron formar una comunidad paralela a la OEA sin USA ni Canadá.

Bajo la excusa de requerimientos comerciales, políticos, estratégicos y sociales subsisten un grupo de instituciones ineficaces como la CAN, Mercosur, Unasur, y otras más, que brillan por su limitación funcional y/o parcialidad.

Por tal motivo, instituciones de apariencia menor, que ni siquiera tienen el peso para decretar algún tipo de ordenanza, limitándose a la formulación de recomendaciones que pasan sin pena ni gloria entre las naciones participantes, llaman menos la atención de la comunidad.

Tal es el caso del Parlamento Andino, entidad nacida en Enero de 1984, como producto de una serie de concertaciones entre los gobernantes de Venezuela, Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia, durante los cinco años previos.

Inicialmente con sede en Lima y posteriormente en Bogotá, el Parlamento Andino nació como alternativa de integración comercial, y posteriormente para tratar temas políticos, culturales, educativos, laborales, entre otros.

En 1996, con la aprobación del Protocolo de Trujillo, se dispuso que los parlamentarios debían ser elegidos por voto popular, bajo excusa de garantías democráticas. Cada país tiene cinco representantes, para un total de veinte en la actualidad, posterior al retiro de la CAN por parte de Venezuela.

Dentro de sus estatutos tienen planteados como objetivos el incentivar la participación ciudadana, armonizar las leyes de los países andinos, proteger los derechos humanos, representar a los pueblos andinos, promover el proceso de integración subregional andina; y aun así, no es evidente, en hechos tangibles, algún beneficio regional coincidente con lo planteado.

Esta reflexión llevó a una discusión permanente entre diferentes portagonistas de la política, medios de comunicación y otras figuras públicas, poniendo en tela de juicio la viabilidad de la organización, a propósito de los comicios del 14 de Marzo de 2010, donde se elegirían los parlamentarios por Colombia.

Al final de la jornada electoral, los resultados de las votaciones dieron como gran ganador al voto en blanco, como evidente protesta del país contra una entidad inútil que representa una fuga económica importante para el país. Sin embargo, las eleciones no fueron repetidas, ni hubo asignación de validez a la manifestación popular.

Como fruto de esta polémica, el abogado Jaime Castro instauró una demanda contra la votación ante el Consejo de Estado, apoyado por un sinnúmero de colombianos a través de internet, y en medios de comunicación, destacándose W Radio de Julio Sánchez Cristo, donde se hizo promoción recurrente.

Un sinnúmero de colombianos ha apoyado la demanda cuyo fin es acentuar el rechazo que genera el Parlamento Andino, promover el modelo antiguo de delegación de congresistas locales para asistir a las sesiones del organismo, y sentar un preceente que promueva un conteo regresivo para dicha institución.

Sin embargo, los parlamentarios andinos enviaron una carta de protesta a Sánchez Cristo, con copia a los propietarios del Grupo Prisa de España, argumentado una persecución en su contra, afirmando que su gestión será de holgazanería y disipación del erario público.

Acusan a la W de hacer uso de su espacio para difundir una campaña mediática irresponsable en su contra. Sin embargo, el equipo de trabajo de Sánchez Cristo, y los demás apologistas de la demanda, argumentan cumplir con ejercicio legítimo del periodismo de opinión.

No hay una persecución contra los parlamentarios sino contra el Parlamento Andino. No hay un juicio ético contra sus capacidades, conductas o historial político (muchos de ellos tienen carreras prometedoras y ponderables).

'Kantando' manifiesta su apoyo absoluto a Julio Sánchez Cristo y al equipo de la W, y el rechazo al documento de los parlamentarios andinos. Asimismo se une a las millones de voces que desean el fin del Parlamento Andino por inútil y costoso.


Sobre esta noticia

Autor:
Kantreras (38 noticias)
Visitas:
1617
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.