Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Uterodemarita escriba una noticia?

Las 10 mejores películas de Woody Allen

14/01/2015 20:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Escribe: Jonatan Medina

Estas son las películas que considero muy personalmente como las más importantes de la carrera del maestro Woody Allen. Decidí recopilarlas a propósito del reciente estreno de "Magia a la Luz de la Luna" en nuestro país, así como el anuncio de que el realizador norteamericano dará el salto a la pantalla chica en el 2016, con una serie de comedia para Amazon TV.

Es verdad que es un director con altos y bajos, con obras maestras y filmes mediocres, con joyas memorables y decepciones que quedarán en el olvido. Y tiene que ver con que Allen sigue con el capricho de estrenar una película por año, y a ese ritmo ni el más grande de los guionistas podría sostener tanta genialidad o alardear de una filmografía intachable.

Aún así, es imposible negar la huella inconfundible que ha dejado en la historia del cine, además de recordar miles de momentos que nos ha regalado en sus casi 50 títulos. Por ello fue tremendamente difícil escoger estos 10 títulos que considero indispensables.

Yapa: La rosa púrpura del Cairo (1985)

Estoy haciendo trampa, pero este título no cabía en las diez películas prometidas. Esta es la historia de Cecilia, una mujer cuya única distracción consiste en ir al cine para escapar de la realidad; una noche, el protagonista de su película favorita se fijará en ella y atravesará la pantalla para conocerla. Se trata de un relato cinéfilo, donde Woody Allen hace cine amando al cine. El director retrata la Gran Depresión de los 30s pero lo hace con un mensaje distintivo, uno que hace eco a la frase de Ezra Poud: el cine es una fábrica de sueños.

10) Interiores (1978)

La vida de tres hermanas se pondrá de cabeza luego de enterarse de que sus padres están a puertas del divorcio. Esta es la primera obra dramática de Woody Allen, pero no sería la última (se quedaron fuera de la lista otras grandes como "Delitos y faltas" o "Maridos y mujeres"). Esta película es capital pues manifiesta la admiración que el director siente por el cine de Ingmar Bergman: mujeres, existencialismo, composición milimétrica, primeros planos, drama contenido, secretos, silencio; con todo ello emula al genio sueco.

9) Hannah y sus hermanas (1986)

Hannah se junta con sus hermanas y sus respectivas familias para la cena de Acción de Gracias. Los problemas se desatarán cuando su marido quede prendido de su hermana menor, quien está dispuesta incluso a abandonar a su esposo por él. Imposible no incluirla. Sin duda, una de sus películas más recordadas y aclamadas. Nos encontramos frente a un guión escrito con mucha sensibilidad: el amor, el deseo y la familia son un personaje más de la función. Conversaciones en la ciudad, caminatas en el Central Park, amores complicados en Manhattan.

8) Días de radio (1987)

Una nostálgica mirada a la era dorada de la radio y sus varios locutores estrella. Esta película es una pequeña maravilla, una de esas joyas que quizá no lleguen a estar a la altura de sus más importantes obras maestras, debido a que se trata más de una fábula que de una historia de personajes complejos; pero la añoranza que se transmite es tan cautivante que uno termina engatuzado. Perdóname si tiendo a romantizar el pasado, reza una línea de la película: se trata de la evocación de tiempos pasados que no volverán (tema que muchos años más tarde repetiría en "Medianoche en París", por cierto).

7) Zelig (1983)

Estamos frente a un falso documental sobre el Camaleón Humano, un personaje que existió en los años 20, conocido por su capacidad de metamorfosis para adaptarse al entorno y adquirir el aspecto de quien sea que tenga alrededor. Vale la pena ser nombrada simplemente por su originalidad, por ser la pionera del falso documental que se puso tan de moda hace poco, así como por el retrato que nos ofrece de los Estados Unidos durante los 20s hasta llegar a la Gran Depresión.

6) Broadway Danny Rose (1984)

La parodia que el realizador le dedicó a la mafia, la historia de un representante de artistas que se enreda con criminales debido a los amoríos de su cliente. Estamos ante una película algo olvidada, pero que considero es una de las mejores comedias que ha escrito. La persecución en la fábrica donde todos aspiran helio y hablan como ardillas es de antología. Creo que es un título importante porque representa de manera precisa lo que siempre le ha interesado a Allen: la carrera artística, las preguntas existenciales, el amor y las mujeres.

5)Balas sobre Broadway (1994)

Un dramaturgo fracasado se ve obligado a incluir a la novia de un mafioso en el reparto de su obra de teatro para poder conseguir el dinero para producirla. Guión que roza la perfección. Allen demuestra que es un maestro para evocar el pasado y contarnos una historia divertidísima. John Cusack hace del típico neurótico torpe que reconocemos en incontables títulos de la filmografía del director. Sorprende particularmente Chazz Palminteri. Mafia, teatro, crisis creativa, humor y Broadway de los 20s: puro Allen.

4) Match Point (2005)

Un tenista profesional retirado se encapricha con la novia de su amigo millonario de la alta sociedad londinense. En la última década, Woody Allen nos ha regalado buenas películas, momentos de buen cine (valen la pena ser mencionadas la reciente "Blue Jasmine" y "Medianoche en París"), pero a esta no le basta estar a la altura de esas buenas películas, sino que entra en la categoría de las obras maestras. Este título confirma a Allen como un cineasta serio, capaz de contarnos las historias más mordaces e inteligentes, con una capacidad de narrativa impecable. Te noquea y te obliga a respetar (y admirar) a su creador.

3) Annie Hall (1977)

Un neurótico comediante de clubs nocturnos reflexiona sobre la inestable relación que sostuvo con la distraída Annie Hall. Con esta película Allen pasa de la comedia de chistes y sketches (Bananas, El Dormilón) a la comedia psicológica. Aquí el cineasta empieza a emplear lo que se llama la risa reflexiva. Pretende hablarnos más sobre las relaciones humanas, sobre la personalidad de sus personajes, sobre sus conflictos internos. Diane Keaton, quien ya era la musa del cineasta, nos regala una de sus mejores actuaciones, en exquisito tándem con el propio Allen. Tan seria habrá sido esta comedia que a la fecha es la única película por la que se llevó el Oscar a Mejor Director y Mejor Película.

2) Misterioso asesinato en Manhattan (1993)

Una aburrida ama de casa de Manhattan empieza a sospechar que su vecino asesinó a su esposa, aunque todos los indicios apunten a un simple infarto. Otra obra cumbre del director. Estamos ante una historia que mezcla de manera magistral el noir y la comedia delirante, en la que la sospecha y la búsqueda del asesino no son sino una estupenda excusa para hablar de lo que más le importa a Allen: los dilemas de las relaciones amorosas, la lucha del deseo y lo que es correcto. Si hay una película de Woody Allen en la que ningún plano, diálogo o situación sobra, en la que está prohibido parpadear, esta es. Vale la pena mencionar un reparto de lujo: el propio director, Diane Keaton, Alan Alda y Angelica Huston.

1) Manhattan (1979)

La relación entre un guionista de televisión divorciado y una adolescente se complicará cuando el primero empiece a enamorarse de la amante de su mejor amigo. La mejor de Woody Allen. Una obra maestra. Más que una historia grandilocuente, se trata de una declaración de amor a Nueva York, su ciudad natal. Por supuesto, una declaración acompañada por los ingredientes típicos del director: complicaciones amorosas, diálogos inteligentes y el mejor humor. La secuencia inicial es una de las mejores de la historia del cine. Que aparezca Manhtattan con la entrañable fotografía en blanco y negro de Gordon Willis, que suene Rhapsody in Blue de George Gerwish, que Allen entre en voz en off: capítulo 1: él adoraba Nueva York. Perfecta de inicio a fin.


Sobre esta noticia

Autor:
Uterodemarita (4877 noticias)
Fuente:
utero.pe
Visitas:
3106
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.