×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Diego Andrés López CastañoMiembro desde: 18/10/09

Diego Andrés López Castaño
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    30.311
  • Publicadas
    16
  • Puntos
    0
Veces compartidas
4
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
29/05/2011

Aunque presentaban el respeto como uno de sus valores principales, no pararon de llamar ignorantes a quienes quisimos no sumarnos a su movimiento

<a href=

Durante la última contienda presidencial colombiana irrumpió con fuerza un movimiento lleno de vida llamado Ola Verde. Un fenómeno maravilloso en el que multitud de ciudadanos llenos de esperanza, especialmente jóvenes, decidieron participar, como nunca lo habían hecho, en la vida política del país. Convencidos de las virtudes de los principales líderes del Partido Verde, en especial de su candidato presidencial, pensaban que era el momento de una nueva política en el que la honestidad actuara como valor principal.

Hasta aquí todo está bien, un movimiento lleno de sinceridad del que participaron ciudadanos porque quisieron, no porque les pagaron. Pero no todo pueden ser loas, porque estos compatriotas de buena fe, pecaron en un asunto no menor, se olvidaron de lo más importante en la política, esto es, las políticas; las cuales no equivalen a los valores.

No repararon en la demora del candidato presidencial del Partido Verde en presentar sus propuestas de gobierno, pero más allá, al presentar el programa sus seguidores siguieron repitiendo estribillos y obnubilados por estos fueron incapaces de ver que las políticas de Antanas Mockus, aún sí respetuosas de la ley y el erario público, no representaban una solución a los problemas mas sentidos del país. Pero peor, no vieron las similitudes de dicho proyecto, con el proyecto de su contrincante.

Ola Verde, un fenómeno maravilloso en el que multitud de ciudadanos llenos de esperanza, especialmente jóvenes, decidieron participar, como nunca lo habían hecho, en la vida política del país

Luego de las elecciones, en lugar de hacer lo adecuado, que era declararse en oposición al gobierno, los líderes del Partido Verde quisieron hacerle creer al país, que la oposición era algo negativo, cosa absurda, pues precisamente es clave para la democracia, en tanto que hace un control político a quien detenta el poder. Los simpatizantes de la Ola Verde entonces blandieron el argumento de que se opondrían a lo que no consideraran benéfico para el país, mientras apoyarían las iniciativas que consideraran positivas. Pero ¿no es eso acaso lo que hace la oposición? Lo que realmente estaba detrás de esta actitud de la dirigencia, y que las bases no vieron, era la posibilidad de estar cerca del gobierno para mantener un actuar “políticamente correcto”. Era una apuesta oportunista, no podían declararse parte de la Unidad Nacional porque sus seguidores no los habrían perdonado, pero tampoco podían declararse en oposición porque no lo eran, porque realmente su ideología política es afín con el proyecto de Juan Manuel Santos. Y si aún queda duda, sólo hay que ver cuál ha sido el papel de los congresistas verdes frente a las iniciativas que el gobierno ha presentado al legislativo.

Hoy los simpatizantes del Partido Verde, que no sus directivas, ven con gran asombro que el ex-presidente de la república Álvaro Uribe Vélez apoya al candidato a la alcaldía de Bogotá Enrique Peñalosa, ¿Por qué lo apoya? Precisamente porque sus políticas son similares, lo cual no había advertido la Ola Verde. No porque fueran corruptos o malas personas, sino porque se negaron a participar del debate sano de las ideas y se dedicaron a repetir mantras invocando la honestidad, el respeto y todos estos valores que todos queremos en nuestros gobernantes, pero que no explican las políticas de quienes los enarbolan. Y de paso también descalificaban a quienes querían construir el debate político tachándolos de ignorantes o uribistas.

De tal manera pues, el Partido Verde, sirvió consciente o inconscientemente al juego de quienes siempre han detentado el poder político en el país. Hoy muchos de quienes participaron de la Ola Verde se sienten profundamente decepcionados, viendo que la única vez que decidieron ser activos en una contienda política fueron engañados, muchos decidirán volver a su escepticismo político y difícilmente querrán participar nuevamente. Qué gran daño que ha sufrido entonces la sociedad colombiana ¿cuántas generaciones tendremos que esperar para que una participación juvenil de tal magnitud se vuelva a ver?

Más recientes de Diego Andrés López Castaño

Humanoid un Nuevo Referente del Metal Colombiano

La banda colombiana de metal industrial Humanoid presentó al mundo, este fin de semana, el video de su primer trabajo: Wake up 22/06/2011

Antanas mockus, reflexiones sobre un candidato

Antanas mockus, reflexiones sobre un candidato

Respuesta al artículo “Algunas opiniones sobre las próximas elecciones” de Pablito Wilson 25/04/2010

El Debate Presidencial y Dos Tipos de Candidato

El Debate Presidencial y Dos Tipos de Candidato

Un debate más en la inusual contienda electoral que inquieta hoy la voluntad política de los colombianos se vio anoche a través del canal Caracol, y para nosotros, pobres desterrados de la Patria, a través del internet 20/04/2010

El Papel de la Politiquería en las Elecciones Colombianas

El Papel de la Politiquería en las Elecciones Colombianas

Signadas por la politiquería, las últimas elecciones parlamentarias en Colombia tienden nuevamente un manto de duda sobre la legitimidad de las prácticas políticas del país 18/03/2010

Error de las elecciones golpistas en Honduras

Error de las elecciones golpistas en Honduras

Si la comunidad internacional acepta como legítimo el resultado de las elecciones citadas por los golpistas en Honduras, la democracia habrá recibido otro golpe fatal 29/11/2009

Mostrando: 1-5 de 15