×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

EdupediatricaMiembro desde: 01/08/19

Edupediatrica

http://https://controlparental24.com/

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.095
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
01/08/2019

Según los datos, el 80% de los niños de 12 años tienen un smartphone, el 12% de los niños reconocen haber sufrido ciberbullying, el 40% dice haber sufrido acoso sexual o violento en al menos una ocasión y el 90% de los padres no hace nada por intentar controlar el uso que hacen sus hijos de la red

Tras analizar varios estudios sobre el comportamiento de los menores en la red y la actitud de sus padres ante su uso, podemos afirmar que existe un problema y que los padres no son conscientes de ello.

Según datos de la asociación de Proyecto hombre, el 70% de los menores de 12 años tiene un teléfono móvil, de ellos, el 40% reconoce que pasa demasiado tiempo utilizándolo.

Que los niños tengan un Smartphone a una edad tan temprana sumándolo a su falta de responsabilidad lógica en su edad, les lleva a una situación en la que pueden desarrollar adicción por el uso de la tecnología con las consecuencias que acarrean, como la disminución del sueño, del rendimiento escolar, de la socialización con otros niños, etc… 

Este es un problema, no hay duda, y otro día podríamos hablar sobre el uso excesivo que hacen los niños de sus celulares, pero hoy vamos a atender a otras amenazas que son mucho más preocupantes.

Nuestros hijos se pasan de media, atentos al dato, 6, 8 horas diarias, muy cerca de lo que supone una jornada laboral, su jornada académica y seguramente superior al tiempo que pasan estudiando, haciendo actividades extraescolares, o cualquier otra cosa que sea más productiva.

Para que te hagas una idea de lo que hacen con su teléfono, el 78% utiliza servicios de mensajería instantánea y el 72% accede a redes sociales. Al hacer uso de estos servicios, su teléfono pasa de ser un dispositivo de entretenimiento a ser la puerta que les conecta al resto del mundo y, por lo tanto, a otras personas.

Estas personas que tienen acceso a ponerse en contacto con tus hijos, son la autentica amenaza, y no lo digo yo, lo dicen los datos.

El 36% de los niños y el 43% de las niñas, afirma haber sufrido al menos en una ocasión, acoso violento o sexual a través de la red. Mas preocupante es el hecho de que el 12% afirma haber sufrido Bullying online de forma continuada durante los últimos 12 meses. Entre estos casos, el 75% no se lo dice a nadie. En definitiva, 1 de cada 4 casos de acoso continuado, se producen en la red y a diferencia del método clásico, este pasa desapercibido.

Si estas pensando que este no es tu problema y que eso no pasa en las mejores familias, los datos indican que el 81, 8% de las victimas pertenecen a familias sin ningún tipo de problemas económicos y el 85, 9% aseguran que su familia es convencional. Las mayores edades de riesgo son de los 12 a los 14 años, estos representan el 58% de las victimas de acoso en la red, siendo curioso que el 70% de las victimas son mujeres y en la mayoría de las ocasiones, el 42, 1% concretamente, el atacante también es mujer.

Cuando ponemos estos datos sobre la mesa, aunque preocupantes, podemos pensar que los atacantes siempre van a ser compañeros del colegio o personas que solo buscan causarles malestar, pero hay peligros mucho mayores en la red, pederastas, ciberacosadores, ladrones... la lista de amenazas es extensa y por eso debemos tratar este tema como una prioridad y no dejarlo pasar por alto.

¿Y que hacen los padres para evitar y prevenir estos ataques? Pues la mayoría, no hacen nada.

Existen herramientas denominadas de control parental, en casi cualquier dispositivo que se conecta a internet que es susceptible de ser utilizado por un menor. Teléfonos, videoconsolas, televisores, tablets y ordenadores cuentan con esta tecnología, pero solo el 10% de los padres reconoce utilizarlas y la mayoría, ni si quiera saben que existen.

Muchas personas cuestionan estas herramientas por el dilema sobre la privacidad que representa moral y legalmente tener acceso a las conversaciones, contactos y relaciones que tiene otra persona sin su consentimiento.

Existen herramientas que te ayudan a prevenir las malas conductas de tus hijos en la red

Pero nada mas lejos de la realidad, estas herramientas pueden ser útiles sin tener que acceder explícitamente a todos esos datos, en la mayoría de las ocasiones no hace falta saber que hace un niño dentro de una app o servicio de mensajería, basta con saber si la utiliza o no, cuanto tiempo, en qué horario y observar si hay un cambio de comportamiento que se sale de lo normal.

Estas herramientas no te permiten ver el contenido de las conversaciones, pero te permiten decidir que apps puede utilizar o cuales no. También te informa de cuantas horas pasan utilizando el teléfono, puedes establecer horarios, para que no la usen en altas horas de la noche o durante su horario escolar. 

De esta manera controlas que todo el uso que hagan del teléfono sea el correcto reduciendo en gran medida los casos de riesgo.

Para todos aquellos padres que quieran informarse y sobretodo aprender a utilizar las herramientas de control parental, en esta página tienes varios tutoriales para aplicarlo en diferentes dispositivos.

Pero estas herramientas son solo eso, herramientas, son una ayuda que sirve a los padres para detectar posibles problemas que puedan tener sus hijos en la red, pero no sirven de nada por si solas. Lo más importante es que los padres sientan la responsabilidad que tienen de estar pendiente de estas situaciones.

Los padres tienen que concienciarse de que internet está ahí, que sus hijos lo van a utilizar y que tienen que estar tan pendientes de qué hacen con su teléfono como de con quien se juntan o a qué hora llegan a casa o donde han estado.

El primer paso es la educación, igual que le decimos a los niños que hay cosas que por su edad no pueden hacer, debemos insistirles en que ellos no pueden utilizar redes sociales, no pueden grabarse en video o hacerse fotos y publicarlas online o mandárselas a otras personas, y mucho menos si estas son de carácter sexual o en cualquier otra situación comprometedora.

El segundo paso sería la supervisión, mediante las herramientas que hemos mencionado y mediante tus propios ojos. Mira qué hace, si se esconde cuando suena el teléfono o cualquier otro comportamiento anómalo,

El tercer paso, es la comunicación. Tenemos que hablar con nuestros hijos, tenemos que preguntarles qué le pasa, tenemos que escuchar lo que tienen que contarnos y tenemos que demostrarles que somos alguien en quien confiar.

El cuarto paso, y más importante, es el ejemplo. Es difícil enseñarle a los más pequeños como se tienen que comportar con sus teléfonos, si ven que nosotros mismos nos pasamos 8 horas al día utilizándolo, publicamos todas nuestras fotos, etc…

Es difícil comunicarse con un niño mientras miras una pantalla, es difícil estar pendiente de qué le pasa a un niño mientras miras una pantalla, es difícil darte cuenta de que alguien está atacando a tu hijo si estas mirando una pantalla…

 

Puedes encontrar más información sobre este tema en:

https://www.unicef.es/noticia/internet-y-los-ninos

https://www.savethechildren.es/donde/espana/violencia-contra-la-infancia/ciberacoso-ciberbullying

Cada vez mas niños usan internet y los padres no conocen los peligros

Material para enseñar a tus hijos que te ayuda a educarles sobre el uso de la red:

Este usuario no tiene más noticias