×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
37
Posición en el Ranking
3
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.164.152
  • Publicadas
    394
  • Puntos
    69
Veces compartidas
2.023
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 14º
Recientes
Visitas a noticias
Hace 2d

Los capitostes de las finanzas y la élite empresarial, fueron quien en su intento de variar una incómoda correlación de fuerzas y satisfacer sus conveniencias impulsaron la repetición electoral, a la que en reprobación desde la izquierda debe dársele masiva y cumplida respuesta

Hemos llegado a tal grado de degradación democrática que el simple hecho de ejercitar la defensa de todo derecho constitucional se ha convertido en una acción clandestina, hasta el extremo, que la exclusión social ha reemplazado al Estado de Derecho y la función política se ha transformado en el cometido opuesto a la expresión que otorga la voluntad popular.

Dicho de otra manera, a través de un estratégico diseño de ingeniería de clases este país circula hacia un proceso de decrépita regresión y tal tendencia es consecuencia de una alianza que en tácita conveniencia mantiene el sector más recalcitrante del poder económico y la facción más reaccionaria de la estirpe política, que empeñadas en imponer una democracia de mínimos, vienen dispuestas a prorrogar su control del poder; siguiendo una vez más su ensayada y fructífera argucia de utilizar las urnas para consumar el engaño electoral.

Pero aún siendo esa actitud contrapuesta al básico régimen de libertades e igualdad jurídica, en modo alguno ha de ser pretexto para caer en radicalismos extremos, y mucho menos justificación para tender al rechazo sufragista u optar por las poco recomendables actitudes de desprecio hacia todo lo democrático.

Pues aún cuando lo prometido electoralmente deja de ser deuda y los representantes políticos actúen llevados por el libre albedrío, votar, no debe ser un sinónimo de rechazo y su ejercicio mas que provocar decepción y frustración debe ser asumido como un acto de responsabilidad con el país, y reflexivamente, como la única fórmula de cuidar la democracia y pasar factura a los renegados de las urnas, a los artífices del actual estado de perversión por su nefasta función como instructores de la polarización social y su tendencioso adiestramiento electoral induciendo a votar ideologías y no ideas.

Los electores estamos obligados a aprender de nuestros propios errores y ahora que los grupos políticos ya perfilan sus listas y programas para los comicios del próximo 10 de novembro, hemos de estar ojo avizor, pues es mas que seguro que también en este nuevo proceso electoral las buenas intenciones de los unos se entremezclen con las enmascaradas pretensiones de los otros.

De no frenar la perversión democrática, el resultado que nos pueden deparar los comicios es que sigamos gobernados por esa banda de forajidos que conforman el neoliberalismo imperante,

De ahí que previo a los comicios sea imprescindible afrontar un juicio de valor sobre el comportamiento político y el trato recibido de las formaciones concurrentes, a fin de adjudicar el sufragio en clave productiva para el interés general, y así, concluir su otorgamiento a favor de candidatos decentes, de hombres y mujeres sin desmedida apetencia de poder, profesionalmente capaces y sobre todo distantes de prácticas denigrantes y ajenos a todo acto de corrupción; pues la grandeza de un representante político que se precie, debe residir en ser un buen servidor de la sociedad que nunca su patrón y mucho menos como ahora viene sucediendo, su verdugo, por cuanto en legítima democracia quien políticamente gobierna por mandato de los votos tiene por expreso deber proteger a quienes le designaron para la función del cargo.

Si los electores no hacemos por poner freno a las perversiones de esta adulterada democracia, el resultado que nos pueden deparar los comicios generales es que sigamos gobernados por esa banda de forajidos que conforman el neoliberalismo imperante, y siendo así, que prosiga instaurado el engañoso discurso a favor de sus dictados como salida de la crisis; aún a sabiendas que dicha tesis ha precipitado la economía al abismo de la recesión y que su vigencia amenaza con truncar toda solución de reactivación futura.

Por eso, votar en las elecciones del 10-N por corrientes afines al neoliberalismo, que conforman PSOE, PP, C` s e VOX, es refrendar el salvamento de la banca a costa de los contribuyentes y a, y facilite con ello, que a costa del erario público se consumen prácticas bancarias preferentes rayanas en el oscurantismo de la usura, de esa operativa que hace que estas entidades del casino bursátil prosigan su enriquecimiento mermando a la mayoría de la sociedad en su percepción salarial con la supresión añadida de sus derechos sociales relativos al marco del bienestar y la afrenta agregada del mantenimiento de un desempleo infame.

A tal efecto procede concluir, afirmando, que en este país la democracia ha sido secuestrada por la élite económica, que en su intento de concentrar mayores cotas de riqueza apuesta deliberadamente por destruir la cohesión y con ello alcanzar la ruptura social al solo propósito de acrecentar y mantener la desigualdad, una incalificable maquinación, que para mayor adversidad cuenta con la colaboración política de quien ilegítimamente usurpa el poder de gobierno al amparo del fraude electoral.

La gravedad de lo que está ocurriendo, lejos de la desafección de los ciudadanos exige de una contundente reacción, pues cuando desde el propio sistema se le cierra el espacio a la crítica civil, o rescatamos la democracia a través de las urnas o corremos el riesgo de acabar con ella.

Más recientes de Galdo Fonte

El despropósito de Podemos

El despropósito de Podemos

Quien desde la izquierda quiera reorientar la función política, debe tener presente de antemano que mas allá de las apariencias, por sus marcadas connotaciones con el neoliberalismo el PSOE es ajeno a ese ámbito de acepción ideológica 27/07/2019

Descaro y vanidad podemita

Descaro y vanidad  podemita

Los directos responsables de la debacle electoral de Podemos lejos de asumir su fracaso dirigente y proceder en consecuencias, declinan toda implicación en la hecatombe y en su desfachatez no dudan en postularse como ministrables en un gobierno de coalición con el PSOE 21/07/2019

Groucho quiere ser ministro

Groucho quiere ser ministro

Los ministrables que Podemos proponga además de reconocido prestigio deben mantener intacta la razón política de su origen, no siendo de recibo primar para tan relevante cometido a quienes con su mala praxis son responsables de la debacle sufrida 13/07/2019

PODEMOS: La pirámide y los círculos

PODEMOS: La pirámide y los círculos

Mientras se acentúa el deterioro de PODEMOS, Iglesias que se mantuvo mudo ante la derrota, lejos de afrontar con inmediatez el necesario giro de reconducción, opta por la promoción ministerial de él y su séquito a pesar que las urnas le situaron La Moncloa mucho más lejos que Galapagar 07/07/2019

Al PSOE le rascan las marchas

Al PSOE le rascan las marchas

Aun sin mediar impedimento de inhabilitación para desempeñar cargo público, éticamente es un despropósito la concurrencia electoral y el ejercicio de representación política de quien incurrió en quebrantamiento de condena firme 01/07/2019

Mostrando: 11-15 de 393