×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

PsicologiadeelsalvadorMiembro desde: 21/06/13

Psicologiadeelsalvador
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    473
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
22/06/2013

VI zonas sensorio-motoras y pre motoras y organización del movimiento

En las primeras etapas del desarrollo de los mamíferos los sistemas corticales que preparan para el movimiento no estaban claramente subdivididos en dos unidades y se podían distinguir en el cortex una región sensoriomotora única que consistía en células aferentes Kinestesica y células propiamente motoras. En etapas posteriores del desarrollo, en los primates y particularmente en el hombre, tiene lugar ka diferenciación y se separan claramente las dos partes del sistema funcional único, unas de las preparación de los movimientos, y la otra para realizarlos. Las zonas posteriores del cortex sesoriomotor, que proporcionan las bases kinestésica del movimiento, se separaron para formar la región postcentral, manteniendo sus funciones aferentes y formando parte de la segunda unidad del cerebro, mientras por las zonas antriores, icluyendo las áreas motoras y premotoras, asumnieron una especial responsabilidad para la organización aferente del movimiento examinaremos su organización funcional en un capitulo único, procediendo primero con la parte aferente del sistema y mas tarde con la eferente.

ZONAS CORTICALES POSTCENTRALES Y ORGANIZACIÓN AFERENTE DEL MOVIMIENTO.

Las zonas postcentrales (c

utáneo-kinestesicas) se apoyan posteriormente en el canal central y tiene la extructura típica parvocelular y granular dek segundo sistema cerebral. En las zonas primarias de estas región (aera3 de Brodman exatamente como en todas kas zonas de proyección, predomina la capa IV aferente del cortex y muestra claramente una extructura somatotopica. Es bien saido que las fibras que transmiten los impulsos de las extremidades inferiores contralaterales dirigiéndose a las partes superiores de estas zonas, algunas de ellas alcanzan superficies media, las fibras que transmiten los impulsos de la cara, labios y lengua se dirigen a la parte inferior de estas zonas cortical. Esta proyección es mas de carácter funcional que geométricamente, ya que cuantos mas importante es una determinada región de receptores periféricos mayor necesidad tiene de control sobre sus segmentos motores correspondientes y mayor es el área ocupada por su proyección en estas zonas corticales. Claramente, una lesión local de sesta regiones del cerebro pueden causar la perdida (o una disminución) de las sensaciones en los segmentos correspondientes del cuerpo. Sin embargo, aunque este es el resultado más obvio y directo de tal lesión, no significa que sea el único resultado. Como ya he dicho (y como sostendré otra vez en un contexto especial) una corriente normal de impulsos aferentes cutáneos kinestésicos es la base esencial del movimiento. Este flujo da a los impulsos motores su destino necesario, que se pierde en las lesiones de las zonas corticales correspondientes. Una lesión en las zonas corticales posteriores postcentrales y sus vías, da lugar a una “paresia aferente” en la que la fuerza de los músculos permanecen intactas pero el control diferencial sobre las extremidad, esta intensamente reducido de modo que el paciente no puede ejecutar movimiento voluntarios con su mano o pie de los que ha perdido su sensación kinestésica.

El mecanismo de esta paresia aferente, descrita originalmente como los impulsos motores ya no tiene un destino preciso y diferenciado y ya no alcanza los grupos musculares correcto.

Esto se puede ver comparado el electromiograma de los músculos flexores y extensores de una persona normal y el de una persona con una lesión (tumor) en la región poscentral los electromiogramas muestran que el segundo caso de los impulsos alcancen simultáneamente el grupo de agonistas, y el grupo de antagonistas, de manera que los movimientos requeridos no puedan realizarse.

Exactamente como las otras zonas modalmente específicas de esta unidad cerebral las zonas secundarias se superponen sobre el córtex primario (de proyección) cutáneo-kinestesico. Estas zonas comprenden las áreas 1 y 5 de Brodmann de las áreas 7y40, en las que justamente como en las otras zonas secundarias, los estratos superiores del córtex comienzan a ocupar un lugar sustancial y, aunque preservado su carácter modalmente específico, pierden la organización somatotopica de sus partes.

Las neuronas que las compones responden a estímulos más complejos y a la estimulación de las zonas kinestesicas secundarias del córtex evoca sensaciones mas generales y extensas una lesión de estas zonas de la región postcentral da también origen a resultados característicos.

En estos casos pueden no precentarse grades alteraciones de la sensación y de la característica preodominante puede se una alteración de las formas complejas de la sensación cutáneo-kinestesico que lleva la incapacidad para sintetizar los estimulos individuales en estructuras complejas. Como resultado de ello, en pacientes con una lesión en la zona cortical, quedan afectadas las formas mas complejas de sensación táctil activa, dando lugar a defectos que han sido analizados detalladamente en los últimos años por investigadores.

El fenemomeno que se produce es análogo a la agnosia óptica simultanea y a la agnosia descrita en la parte correspondiente a la patología de las zonas secundarias del cortex occipital y ala recientemente se le a dado el nombre de amorfosintesis que es una alteración de la capacidad para combinar impresiones táctiles y kinestesicas aislada en una identidad única y se apoya evidentemente, en las bases del conocido fenómeno clínico de la (astereognosia) que es la incapacidad para reconocer odjetos por el tacto que afecta por regla general, a la mano situada en el lado opuesto del foco.

Seria un error suponer que las alteraciones producidas por lesiones de las zonas secundarias del cortex postcentral se limitan a alteraciones aferentes o gnósticas. Un rasgo esencial de estas zonas corticales es que un lesión patológica en ellas se refleja invariablemente en el curso del movimiento.

Como antes he manifestado, la ejecución organizada de un movimiento coluntario (manipulación de un objeto), depende en gran parte del istema de impulsos aferentes kinestésicos en el que se basa naturalmente, por lo tanto si se altaera la síntesis kinestésica se pieden las bases aferntes directa del movimiento, y el movimiento organizado reulta imposible. Esto es asi debido a que en una lesión de las zonas secundarias del cortex kinestésico el paciente desarrolla una forma característica de apracia aferente, en la que la mano no recibe la sistensis afeentes (kinestésica) necesaria y es incapaz de ejecutar movimientos propiamente diferenciados, trabajando de forma grocera, carente de delicadeza y precisión. La manifestación de la apraccia aferente fueron observadas aferente por lieepman quien la describió como apraxia acrokinestesica y subsecuentemente, pero la mejor descripción de todas fue dada por foerster el cual mostraba claramente la mano de un paciente con una lesión en las zonas secundarias de la región postcentral se ve privada de su aferentacion sintetica compleja y es incapaz de adactarse adecuadamente al carácter de un obeo de tal manera, que los movimientos del paciente pierden su carácter diferenciado. El carácter específicos de los movimientos que Foster describe como una mano –pala, que coge una aguja de cocer y un objeto grande exactamente de la misma manera se ve claramente.

Que ilustra que los cambios en los movimiento debidos a las lesiones de la región postcentral.

Estas alteraciones pueden llamarse lógicamente “apraxia postural” o “apraxia aferente kinestésica” y se observan con una notable evidencia en una lesión de las zonas secundarias del cortex kinestésico postcentral. Sin embargo, un factor esencial requiere un examen especial.

Si una lesión en la zona secundaria “kinestésica” de la región postcentral afecta, por ejemplo, a las zonas mas bajas de esta región del esmiferio izuierdo dominante, región de rganizacion secundarias de las sensación kinestésica en la cara labios y lengua la apraxia kinestésica puede manifestarse de forma especial en la organización de los movimientos del aparato del leguje llevando a un desorden distintivo del lenguaje al que se ha llamado afacia aferente motora.

Este usuario no tiene más noticias