Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernando Alexis Jiménez escriba una noticia?

¿Cómo perjudica la televisión a nuestros hijos?

05/11/2009 16:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El tiempo que pasamos con nuestros hijos y la forma como nos comunicamos con ellos, son de suma importancia. Es al interactuar con ellos como les impartimos valores y principios que les ayudarán a crecer y formarse con cimientos sólidos

¿Cómo perjudica la televisión a nuestros hijos?

Fernando Alexis Jiménez

La noticia sorprendió a la ciudad entera. El niño, que iba a cumplir apenas cinco años, había saltado del cuarto piso de un edificio de apartamentos en Sao Pablo, Brasil. Milagrosamente no murió, pero sufrió múltiples fracturas.

Cuando se acercaron en procura de prestarle ayuda, lo encontramos vestido con un traje del Hombre Araña, el mismo con el que sus padres le habían llevado a pedir dulces en la última celebración de Hallowen. ‘ Soy Spiderman’ , solía repetir en los juegos con sus amiguitos.

Rose Oliveira, la madre, dijo entre sollozos a un reportero que jamás imaginó el enorme perjuicio que traería ese programa de televisión a su pequeño. ‘ Jamás pensé que esta tragedia fuera a ocurrir’.

Si bien es cierto el incidente no pasó a mayores y el niño hoy juega de nuevo en un parque cercano, los Oliveira descubrieron y aprendieron en su realidad vivencial familiar, el grado de influencia que ejercen los programas televisivos en los infantes.

Terribles consecuencias de la televisión

Una reciente investigación realizada por científicos estadounidenses y que difundió la agencia Reuters, revela que los niños menores de tres años se ven seriamente afectados cuando pasan entre una y tres horas ante el televisor. Concluyeron que comienzan a experimentar un comportamiento agresivo, se tornan desobedientes, gritan en exceso y muestran una marcada inclinación a golpear a otros niños. Se encuestó a 3.1280 mujeres de 20 ciudades norteamericanas, que tuvieron hijos entre 1998 y el 2000.

Raúl Huessman, de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" /> la Universidad de Michigan, fue enfático en asegurar que: ‘ Los padres no pueden permitir que los niños se extasíen con películas violentas’ , a lo que la sicóloga Nelly Manganello, anotó: ‘ Los padres deberían ser más cuidadosos y conscientes acerca del uso de la televisión’ . Lo sorprendente, de acuerdo con los investigadores y en lo que concuerda la Academia Norteamericana de Siquiatría, es que los pequeños se ven afectados así no estén frente a la pantalla y que reciben influencia con solo que el aparato esté encendido y oigan los mensajes al fondo, en la distancia.

Recomiendan que los niños menores de dos años no vean la tele y que los mayorcitos, no pasen más de una hora apreciando programas, por el grado de vulnerabilidad que presentan, expuestos al contenido que difunden los programas, así sea de dibujos animados.

Ahora, otro estudio reciente publicado por el Seattle Children's Hospital Research Institute revela que por cada hora de televisión violenta que consume un niño menor de 5 años, su agresividad aumenta tres veces más adelante.

La investigación se realizó en Estados Unidos con niños de entre 2 y 5 años. Durante 40 años se investigo a 184 varones y 146 niñas, que tipos de programas eran vistos por ellos y cual fue su comportamiento posterior. Señala que los menores que están expuestos a la influencia televisiva se inclinan a un comportamiento agresivo y de desobediencia durante su infancia y adolescencia.

La conclusión más relevante de este estudio afirma que por cada hora de televisión violenta los niños triplican sus posibilidades de desarrollar conductas violentas, lo cual es realmente preocupante.

En cuanto a las niñas, la realidad es diferente, ellas no desarrollaron comportamientos violentos.

¿Cuánto tiempo dedicas a sus hijos?

El tiempo que pasamos con nuestros hijos y la forma como nos comunicamos con ellos, son de suma importancia. Es al interactuar con ellos como les impartimos valores y principios que les ayudarán a crecer y formarse con cimientos sólidos.

Esta pauta orientada a edificar familias de éxito, con hijos criados sanamente, no es algo nuevo difundido por la ciencia y reafirmado por la sicología. Por el contrario, es muy antigua y la compartió el rey Salomón cuando enseñó a los padres: ‘ Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él’ (Proverbios 22:6).

¿Cuánto tiempo pasan tus hijos en la televisión?

Observe que aquello que sembramos en nuestros hijos, desde la más tierna infancia, quedará en su corazón por siempre. Aun cuando pase el tiempo, tendrán presente tales recomendaciones. Serán como guardas alrededor, mostrándoles?en Dios?el sendero correcto.

Ahora, probablemente me dirá usted: ‘ ¿Mi pareja y yo trabajamos?’ . Ese es un fenómeno muy propio de nuestro tiempo, que si bien es cierto ha sido alimentado por situaciones tan complejas como la crisis económica, no debe llevarnos a dejar de aprovechar hasta el más mínimo instante que podemos tener con nuestra progenie.

Desde que unimos nuestra vida, mi amada esposa Lucero y yo acordamos que ella se quedara a cargo de nuestros hijos. No fue algo arbitrario sino por el contrario, una decisión que aceptó y de la que jamás nos hemos arrepentido porque pudimos ejercer influencia en nuestros tres hijos con principios fuertes.

Etapa influenciable

Los padres se desentienden de sus hijos y para ‘ quitárselos de encima’ , les prenden el televisor en algún canal de juegos animados o de películas. Los pequeños se han acostumbrado a convivir con la violencia, escenas de sensualidad, gritos, miradas cargadas de odio, adulterio, egoísmo, alcohol, orgullo y?puedo asegurárselo?la lista es interminable. Lo grave es que por su tierna edad, los infantes son influenciables y toda la información que ‘ absorben’ a través de la tele, termina afectando su forma presente y futura de pensar y actuar. No se puede olvidar que nuestros pequeños están iniciando su formación y que todo lo que vean, escuchen, y viven, pesará sobre ellos.

Piense por un instante en que el hecho mismo de observar violencia, puede provocar en los niños comportamientos cargados de temor e inseguridad. Incluso, además de la agresividad en su conducta, pueden incluir demostraciones de impulsividad.

Es hora de que nos preguntemos qué espacio le hemos abierto en nuestro hogar a la televisión, y reconocer que tanto programa en pantalla, les torna menos creativos; conviven menos con la familia y sus amiguitos; se tornan perezosos para leer y se reduce su rendimiento escolar. Además se aumenta la inclinación a que coman demasiado.

Siembre en sus hijos sanos principios

Como padres, debemos aplicar principios bíblicos en nuestra vida. Vivenciarlos. Es la mejor manera de que se repliquen en nuestro hogar. Recuerde que la mejor enseñanza es la que impartimos con el ejemplo.

Así lo instruyó Dios a su pueblo escogido y que se extiende a nosotros hoy: Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.’ (Deuteronomio 6:6-10)

Observe cuidadosamente que la recomendación del Señor es que sembremos esas pautas en nuestros hijos. Es una tarea que debemos emprender desde cuando ellos se encuentran en la tierna infancia.

Las pautas bíblicas que experimentamos en la práctica y que compartimos con los pequeños, les permitirán salir airosos en toda circunstancia de la vida, tal como enseñan las Escrituras: Te guiarán cuando andes; cuando duermas te guardarán; hablarán contigo cuando despiertes. Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen, para que te guarden de la mala mujer, de la blandura de la lengua de la mujer extraña. ’ (Deuteronomio 6:22-24)

Hay una serie de recomendaciones valiosas sobre el tema del tiempo que pasan nuestros hijos frente al televisor: Conozca en detalle el tipo de programación del canal que ven sus hijos con frecuencia; interésese en la temática que manejan los espacios televisivos; controle el tiempo que ellos pasan frente a la pantalla; vigile la nutrición de ellos, especialmente qué tipo de alimentos consumen cuando están absortos en una película o un programa; evalúe si su rendimiento escolar se ha visto afectado por el tiempo que están como televidentes y asegúrese de que duerman lo suficiente.

Y por último, un principio de victoria para edificar una familia de éxito: sea el mejor amigo de sus hijos. Déles confianza. No que encuentren en usted al ogro, que impone leyes e imparte castigo, sino el amigo, alguien con quien pueden dialogar sobre sus inquietudes, temores y expectativas. Recuerde que en este proceso avanzamos, pero dándole el primer lugar a nuestro amado Señor Jesucristo. Que Él sea el Rey de su vida, de su familia, de sus hijos...


Sobre esta noticia

Autor:
Fernando Alexis Jiménez (59 noticias)
Visitas:
323
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.