Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cinefagos escriba una noticia?

'Plan de Escape' ? Stallone contra Schwarzenegger

11/05/2014 17:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Anoche en una sesión doble pude ver tanto La Gran Revancha como Plan de Escape. Por si no os habéis dado cuenta, estoy poniéndome al día con películas que tenía ganas de ver, de las que hablé mucho en el blog, pero que no llegué a ver por falta de tiempo. De modo que en las próximas semanas podéis esperar muchas más reseñas y acepto todo tipo de sugerencias.

Hablando de las cintas en cuestión, ambas son interesantes. El cine de acción, o al menos lo que muchos entendemos como tal, tuvo su época de mayor éxito en la década de los ochenta, con películas protagonizadas por tipos duros de la talla de Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone. Pero con el auge de los efectos digitales las estrellas de las nuevas películas de acción podían ser tipos como Brad Pitt o Keanu Reeves, lo que eventualmente les dejó sin trabajo. Arnold, de quien escribí una completa biografía hace semanas y que podéis leer aquí, se retiró del cine y se convirtió en gobernador del estado de California, mientras que Stallone, tras navegar por los subproductos, decidió echarle valor y realizar dos películas buenísimas: John Rambo y Rocky Balboa. Gracias a eso, a productos como The Expendables y a un poco de nostalgia, las estrellas de hace años pudieron regresar y vivir una segunda juventud en sus últimos de carrera.

Y por fin, tras décadas de espera, los aficionados al género tuvieron lo que pedían: un enfrentamiento en pantalla con las más grandes figuras del género que ellos mismos crearon.

image

Ambos actores llegaron al set de Plan de Escape en puntos muy diferentes. Stallone parece estar obteniendo el reconocimiento que merece gracias a sus últimas películas, pero Schwarzenegger regresó al cine tras acabar su carrera política y divorciarse cuando su mujer descubrió que tenía un hijo secreto. Así que en este momento de sus vidas, sin nada que perder y poco que demostrar, es cuando por fin se permitieron aparecer juntos en una misma película. No tenemos que creernos jamás lo que se asegura en una entrevista, y mucho menos en las de promoción, donde aseguran que las razones para no haberlo hecho antes eran que "esperaban un buen guión". Eso es mentira y todos lo sabemos, porque películas como Cara a Cara fueron escritas pensando en ellos. El problema es que los fans y su trabajo les dividieron y en algunos momentos no se llevaron para nada bien, pero ahora son conscientes de que esa rivalidad sólo les impulsó a trabajar más duro aún y se deben mucho el uno al otro.

Con esto en mente, entendemos por qué ahora parecen estar más unidos que nunca.

La película trata de Ray Breslin, un experto de seguridad que se gana la vida fugándose de las mejores prisiones de los Estados Unidos para probar su eficacia, y que un día recibe una propuesta de la CIA para hacer lo mismo con un nuevo tipo de cárcel experimental emplazada en un lugar secreto. Por supuesto, acepta, pero el lugar resulta ser tan brutal que pronto Breslin sospecha que hay quien tiene ganas de que se quede allí para siempre. Y de nuevo tendrá que fugarse, esta vez con la ayuda de un preso llamado Rottmayer.

Siempre me ha gustado el cine carcelario, así que tenía ganas de ver cómo se las apañaban Stallone y Schwarzenegger para escapar de sus celdas. Y lo primero que nos sorprende es la propia estructura de la prisión, diseñada con un ambiente muy futurista que resulta interesante, y que junto con las actuaciones de los dos protagonistas es lo mejor de la película. Para empezar, creo que a unos tipos tan analógicos como ellos les hubiese sentado mucho mejor una prisión más parecida a Alcatraz que a Cube, pero es interesante ver algo nuevo para variar, así que al menos les concedo eso. Y Stallone cumple con su papel de experto en seguridad, recordándonos al Michael Scofield de Prison Break buscando rutinas y puntos débiles en la estructura, mientras que Schwarzenegger sirve no sólo como contrapunto, sino hasta como alivio cómico que cumple con creces con su papel. Si en las últimas películas, Arnold parecía cansado y cascado, aquí hace una buena actuación, con sus caras de loco y sus diálogos, mucho mejor de lo que algunos creen.

image

Ahora bien, una vez salimos de eso, el resto de la película no es gran cosa. Los uniformes de los guardias, sacados de un videoclip de Daft Punk, son del todo menos amenazadores, y volvemos al punto de que algo más de sudor y acción física le hubiese sentado mejor a la película. Es precisamente cuando se aleja de lo seguro y clásico cuando se notan más sus carencias, como esas escenas de CGI que tanto cantan y que nos sacan de la historia, porque se podría haber hecho sin ellas consiguiendo un acabado más real. El alcaide, interpretado por Jim Caviezel, intenta recuperar esos personajes del cine de los ochenta que se caracterizaban por tener alguna rareza (hay otro personaje en el film que se esfuerzan mucho en mostrar su obsesión por limpiarse las manos) pero entorpece más que ayuda. Él es lo peor de la cinta y me sobra muchísimo, porque es como intentar repetir al villano de La Jungla 4.0 pero con mucha menos gracia.

El guión podría haber sido mejor. Podemos creernos de sobra que Stallone sea capaz de salir de una prisión, pero lo horrible es que nos insinúen que era un fiscal que, debido a una Inevitable Tragedia Familiar de su Pasado (marca registrada) decidiera cambiar de vida. La verdad que es lo que hace que esta película sea una decepción es que no sólo los actores se merecían más, sino que son capaces de hacerlo mejor, y todo lo demás falla. En cuanto a, actuación, peleas y carisma, ambos siguen sobrados, y lo mejor es que al contrario que otras muchas películas, no juega la baza de la nostalgia ni hace chistes acerca de estar mayores. No es un entretenimiento crepuscular como Rocky Balboa, sino una cinta más como las que podrían haber sacado en la mitad de sus carreras, y eso también juega a su favor. Una lástima que quienes hayan fallado en The Escape Plan hayan sido todos menos los protagonistas, porque estos dos te hacen lo que sea.


Sobre esta noticia

Autor:
Cinefagos (1266 noticias)
Fuente:
cinefagos.wordpress.com
Visitas:
3574
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.