Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Irenemm escriba una noticia?

¿Cómo podemos mantener limpia y transparente el agua de nuestra piscina?

30/04/2021 05:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La transparencia del agua de la piscina depende de varios factores, pero la mayoría a de las veces a la proliferación de algas en el agua de la piscina

En este artículo desarrollado por PISCINAS PREMIER, especialistas en piscinas de fibra nos informa cómo hacer frente a estas antiestéticas algas.

El agua verde de la piscina: ¿Qué la produce?

El desarrollo de algas de forma desmesurada en el agua de las piscinas puede dar a esta un color verdoso y hacer resbaladizas las superficies de entrada y salida, así como las zonas perimetrales de la piscina por las que caminamos. Existen varias razones posibles por la que el agua adquiera una coloración verde, aunque normalmente las causas pueden ser producidas por la combinación de luz ultravioleta junto a diversa materia orgánica producida en el medio ambiente, generando un entorno nutritivo para el crecimiento de las algas que proliferan fácilmente y dando ese color verde tan característico al agua de la piscina.

Sabiendo esto, te ofrecemos 5 consejos para mantener tu piscina cristalina:

- Nivel de cloro:

La proliferación de algas en el agua de la piscina también puede deberse a un nivel demasiado bajo de cloro. Un nivel de cloro mínimo está directamente relacionado con el pH demasiado alto, lo que reduce el poder desinfectante del cloro y permite la aparición de algas.

Puedes comenzar ajustando el pH del agua de la piscina con el producto corrector adecuado y cuando se equilibre el pH de nuevo con valores comprendido entre 7, 0 y 7, 6 (un valor de 6.5 a 8.5 protegerá a la mayoría de los organismos), aplica la cantidad de cloro adecuado a la piscina dependiendo del volumen de agua para llegar a estos valores.

- Nivel de ácido cianúrico:

El ácido cianúrico se utiliza comúnmente como un estabilizador del cloro en piscinas al aire libre.

El cloro es muy eficaz como desinfectante y es muy  utilizado en las piscinas, aunque los rayos ultravioletas del sol destruyen su poder paulatinamente cuando se utiliza en el exterior. La concentración óptima de ácido cianúrico en una piscina es de 30-50 ppm, pero como está unido temporalmente al cloro, su poder de desinfección se reduce ligeramente.

La eficacia de la desinfección con cloro también depende del pH del agua, por lo que el pH de la piscina debe mantenerse entre 7, 0 y 7, 6 para maximizar la capacidad de desinfección.

Si la causa de que el agua verde resulta ser un nivel demasiado alto de ácido cianúrico, no tendrás más remedio que añadir agua nueva a la piscina antes de poder realizar un tratamiento de choque (tratamiento que consiste en verter una mayor cantidad de cloro u otro desinfectante), el objetivo de este tratamiento es preparar la piscina para la temporada de baño o bien desinfectarla en un periodo corto de tiempo después de una tormenta o un uso prolongado.

- Presencia de fertilizantes:

El exceso de nitrógeno y fosfato puede filtrarse a las aguas subterráneas o ser arrastrado a los cursos de agua. Esta sobrecarga de nutrientes puede causar la eutrofización de lagos, embalses, estanques, piscinas ecológicas, lo que provoca la proliferación de algas que inhiben a otras plantas y animales acuáticos.

La presencia de gránulos de fertilizante en la piscina también puede causar que el agua de la piscina se convierta en agua de color verde.

El agua de la piscina puede verse afectada por fertilizantes de jardín que han caído accidentalmente en la piscina, estos fertilizantes contienen fosfatos que es un micronutriente que aumenta eficazmente el crecimiento de las algas, la correcta eliminación del fosfato puede retrasar el crecimiento y la tasa de reproducción de las algas.

Dependiendo del estado de opacidad del agua, el tratamiento a realizar será más o menos exhaustivo y tendrá menos dificultad si el agua tiene pocas algas

¿Qué debemos hacer si el agua de la piscina se ha vuelto verde?

Dependiendo del estado de opacidad del agua, el tratamiento a realizar será más o menos exhaustivo y tendrá menos dificultad si el agua tiene pocas algas. Por otro lado, si el agua de la piscina es de color verde opaco, el tratamiento necesitará más tiempo. En cualquier caso se recomienda, como hemos mencionado anteriormente, comenzar por comprobar el pH del agua y ajustarlo si es necesario.

Para finalizar lo que debemos hacer:

Cepilla con una escoba las paredes de la piscina para quitar las algas.

Deja que la filtración de la piscina funcione hasta que esté completamente limpia el agua.

Si el agua de la piscina es verde pero bastante translúcida (con pocas algas), esto también puede deberse a la corrosión o erosión de los elementos de cobre si las tuberías de la piscina están hechas de este material. Un problema mecánico puede ser más complicado, y debe corregirse contactando con un especialista en piscinas o un fabricante de piscinas de poliéster como PISCINAS PREMIER.

¿Cómo evitar que el agua de una piscina se vuelva verde?

- Asegúrate de que el pH y los niveles de cloro estén equilibrados: Para evitar que una piscina se vuelva verde, es necesario mantener un pH equilibrado del agua. Este parámetro es, en efecto, absolutamente esencial para mantener el agua sana y clara. Por otro lado, mantener un nivel estable de cloro es ideal para mantener el agua limpia, libre de virus, bacterias y hongos que causan el crecimiento de algas.

- Revisa el sistema de filtración: Para eliminar la suciedad que pueda alimentar a las algas, la filtración de la piscina debe ser suficientemente potente. Comprueba que la relación de flujo del filtro o volumen de agua es eficiente. También recuerda limpiar el equipo regularmente.

- Un tratamiento preventivo contra las algas: Para complementar la acción del cloro de la piscina, utiliza un anti algas en pequeñas dosis una vez por semana como tratamiento preventivo.

- Asegúrate de tener limpias las paredes y fondo de la piscina: Las bacterias primero crecen en las paredes y en el fondo de la piscina, por lo que se aconseja limpiarlas regularmente (una vez por semana) para eliminarlas y drenarlas. Para ello, con un cepillo, se deben frotar las paredes de la piscina, insistiendo en la línea del agua, así como en el fondo de la piscina prefabricada.

- Retira la cubierta de la piscina: Una cubierta o lona para las piscinas es particularmente eficaz para mantener el calor del agua y proteger la piscina de impurezas que caen en el agua. Sin embargo, puede promover el crecimiento de las algas durante los días de calor. No olvides quitar la cubierta cuando haga calor.

Cualquiera que tenga una piscina en su jardín sabe que requiere de un mantenimiento para poder disfrutar de un agua clara, sin embargo, a menudo se subestima el esfuerzo de la limpieza, para mantenerla en las mejores condiciones posibles para el baño.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Irenemm (208 noticias)
Visitas:
8146
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.