Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Anunnakienfessolsinaps escriba una noticia?

Podemos País Valencià; ese partido sin proyecto alguno

31/01/2015 18:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Podemos en Valencia califica las señas de identidad como un "ente secundario" mientras todo el interés de Pablo Iglesias se vuelca en tener Valencianos en la marcha de Madrid

De repente la ciudad de Valencia ha aparecido en el mapa. Montoro este fin de semana ha decidido asomar la cabeza por la capital del Turia y no ha venido solo. Pedro Sanchez, posiblemente compartiendo AVE ha decido pasarse por la ciudad del Santo Grial. Como reacción en cadena de la visita a Valencia de la temida coleta y cada una de las visitas han tenido un objetivo y unas causas.

El líder de Podemos, tuvo la suerte el otro día de venir con Iñigo Errejón, que clavó un discurso que aunque se centró en la ciudad de Valencia era el discurso perfecto para darlo en la fonteta, entonces el Showman de la izquierda en España, Pablo Iglesias, dio una clase de primero de infantil a sus animados incondicionales y vino a llevarnos el 31 a Madrid. Su análisis de la Comunidad Valenciana fue básicamente sobre los casos de corrupción más conocidos, prestando muy poca importancia a sus problemas reales. El análisis social también brilló por su ausencia, se limitó a pedir a la audiencia que gritase ¡Tic tac, tic tac!

El coleta es un genio de la retórica, pero centralizar la revolución en Madrid tiene un riesgo. Y es que los madrileños y los valencianos no tenemos los mismos problemas, por lo tanto sería poco eficiente aplicar las mismas soluciones.

Y es que en el caso del coleta, tenemos un problema muy grave. Podemos opina que lo necesario en este contexto es declarar una moratoria y una revisión de las grandes obras incluyendo entre estas el corredor mediterráneo, prometido para Diciembre de 2012, 2013, 2014, y recientemente para Diciembre de 2015. Mientras Pedro Sánchez y Montoro se comprometen a "impulsarlo" en la ciudad de la taronja. También ha visitado estos días Valencia Ignacio Cirac, el físico mas citado del momento para recibir el Honoris Causa de la UV por sus estudios en el campo de la cuántica. Este último ha puesto una nota de originalidad en su discurso en la universidad, el doctor considerado uno de los físicos más prominentes de nuestros tiempos utiliza simuladores cuánticos para averiguar si un los átomos de un diseño concreto se van a comportar de una forma u otra. El aparato simula el funcionamiento de un invento o un avión por ejemplo.

Y de estas visitas, por paradójico que parezca, ha sido la del físico cuántico la menos abstracta de las que hemos tenido.

Por encima de hablar directamente del derecho valenciano a la defensa de la lengua o a la auto-determinación, sin meternos en el debate ciertamente “trasnochado” entre Comunidad, reino, y país, muy lejos de eso, todo un estadio de Baloncesto ovacionaba a Pablo Iglesias mientras leía el poema de Celaya, "la España en marcha" como pretexto para invitarnos a todos a Madrid. El problema que tenemos con Podemos no lo tenemos exactamente en Madrid, pero igual que con el resto de partidos de ámbito estatal, el problema nace en Madrid y no muere en Valencia.

Pablo Iglesias piensa que tiene que existir una sanidad pública universal y de calidad y que se hable en castellano, vasco, gallego o catalán le es indiferente. Por lo que se deduce que para él, el hecho de que en un territorio se hable una lengua no tiene nada en común con la universalidad del servicio o su calidad. Pues la posibilidad de ser atendido en diferentes lenguas es directamente proporcional tanto al concepto de universalidad como al de calidad del servicio, es un invento tratar de separar que es primario y que es secundario en esas magnitudes. Podemos azota el discurso anti-casta, pero a la hora de ponerse particular no aporta nada, ni nuevo ni viejo. Y ya no hablo de lenguas, culturas, independencias o territorios. Dentro de la mutualización de la deuda nadie explica que opinión tienen los mutualizadores del reconocimiento o no de la deuda histórica valenciana. En ese aspecto Vicente Boluda el líder de la patronal valenciana se ha mostrado mucho más claro que el propio tipo de la coleta y esto es llamativo.

Frente a un tipo de la coleta que habla de las tres provincias amables como quien habla de la playa de Madrid, lo lógico sería en la Comunidad Valenciana encontrar un Podem fuerte e independiente que marcase la línea política de Podemos con respecto a la Comunidad Valenciana y no al revés. Sin embargo, lo que encontramos sin ánimo de ofender es un club de fans del coleta, que no se dan por agredidos cuando intenta imponer la cosmovisión vallecana en la fonteta. Que no se indigna cuando habla junto a una parada de la línea nord del corredor Mediterráneo para niños de cinco años y no se desdice de su propio programa económico que amenaza el futuro económico del barrio. Cuando lee la carta de una niña de Catarroja que se transforma en "la niña de Podemos", que seguramente no conozca que el señor de la coleta prepara un programa económico que amenaza la distribución productiva de su propio pueblo y que aun así no se desdice. Dos casualidades muy duras para cualquier valencianista económico que sin embargo podría matizar el equipo de la Comunidad Valenciana hacia una perspectiva más respetuosa con la propia identidad. Pero por lo que sea no lo hacen.

Sin embargo, aunque no maticen estos datos tan importantes para el desarrollo de este trozo de tierra junto al mediterráneo si que tienen a bien analizar el problema como si se resolviese analizándolo. Los cargos de Podemos en la Comunidad Valenciana, extienden el discurso de Pablo Iglesias hasta el extremo mas movimientario y uno de estos, José Luís Aparicio, de 28 años dice que luchan principalmente contra gente que entra en Podemos con "ADN de casta".

Por si la palabra casta resultase despectiva y casi clasista, al considerar a un ciudadano diferente de otro por sus determinaciones y elecciones además este señor añade un valor genético al concepto de casta. Si hay que luchar contra la casta y el hecho de ser casta es un defecto genético, ¿tenemos que luchar contra algunos ciudadanos?, ¿son los ciudadanos excluidos por Podemos en Valencia casta genética?, fuera del culto al líder de la coleta, otras declaraciones de la rama valenciana de Podemos son ofensivas a más no poder con la identidad valenciana. Aparicio habló de la casta valenciana, para referirse a la trama Gürtel organizada desde Madrid, la Formula 1 de Ecclestone, el aeropuerto de Castellón promovido por una gestora canadiense, y la ciudad de la luz hundida por una gestora de Almería. Sin embargo detrás de estos episodios de nuestra historia negra, contra los propios hechos, el líder valenciano de Podemos opina que está como es evidente la casta valenciana, que para colmo no tiene cura por que la pertenencia a la casta es un hecho genético.

Y el aporte mayoritario que hacen las voces de Podemos al País Valenciano es el de interlocutores válidos del señor de la coleta en la Comunidad con el resto de la ciudadanía. No piensan que haya particularidad Valenciana cuando aseguran que los medios para obtener ingresos son "una reforma fiscal progresiva, una auditoria, perseguir el fraude fiscal y la corrupción..." perseguir el fraude fiscal parece lo mismo que una reforma fiscal progresiva que en realidad no significa nada. Una auditoría en general puede ser cualquier cosa.

Esto, es apoyar la petición de un modelo mixto en una falacia muy empleada por toda clase de socialdemócratas: el fraude fiscal. Y la falacia ignora una realidad que demuestran los números y niegan los políticos: las personas, CASI TODAS, pagan sus impuestos. Cada vez somos más contribuyentes, pagando cada vez más impuestos, y aunque le quitásemos todo el dinero a los ricos, esto no permitiría financiar las costosísimas estructuras del estado. El discurso económico de Podemos está a años luz de la realidad económica como mínimo en la Comunidad Valenciana.

Y de momento el perfilado como líder mas visible, el cual cuenta con el apoyo del señor Pablo Iglesias se llama Jaime Paulino y es un filósofo de 31 años. Sus propuestas, más o menos las mismas que el PP, son una auditoría de la deuda municipal (cosa que ya hacen anualmente los ayuntamientos) sin especificar el objetivo de la misma, presupuestos municipales participativos (que es para lo que se supone que sirven las elecciones municipales), un modelo de ciudad respetuosa con su entorno sin entrar a definir la propuesta (dígame usted si no cree que el corredor mediterráneo es un modelo de respeto con el entorno), la revisión de las competencias municipales en educación (el hecho que ha salvado buena parte de las líneas en valenciano), el uso óptimo y solidario de las viviendas (que es una competencia totalmente estatal) y aplicar un modelo de economía orientado a las personas. Esto en sí mismo es un astuto engaño del lenguaje, ya que la economía es la ciencia que estudia como las personas administran sus recursos. Es imposible concebir una economía que no esté orientada a las personas.

Las señas de identidad son la prioridad de cualquier gobierno (...) Sin embargo en Valencia parece un tema tabú, por lo que los valencianos solo podremos aspirar a gobiernos tabú

Así, calcando las ideas del líder de la coleta, el chico termina de rematar las esperanzas de un poco de autonomía de los transversales en Valencia respecto a los círculos de Madrid, con una aseveración que deja claro su pensamiento: "La cuestión identitaria no es una prioridad", "Me siento más vinculado al proceso de toma de las plazas que a cualquier narración identitaria previa, sin despreciarlas".

El proceso de toma de plazas no es un mecanismo democrático ni mucho menos identitario, La principal característica de esta clase de confluencias es la diferencia de pensamiento, ideología y creencias que nunca podrían convivir en una misma línea política, excluyendo otros pensamientos y a la gran mayoría de la población. Decir que los que toman la plaza son una narración identitaria en si es como decir lo mismo de los defraudadores fiscales, y aun así las líneas maestras de su proyecto político para Valencia contradicen las del de Pablo Iglesias pero no su identificación de las cuestiones identitarias como un ente secundario.

Y me explico. La principal seña de identidad de un país no es heráldica ni tangible, el P.I.B de un país es su primera seña de identidad. Es decir, la actividad económica que generan los ciudadanos de ese país. La segunda señal de un país es su biósfera, es decir: todos los seres vivos y su relación con el medio ambiente. Por ejemplo, si cortamos todos los árboles del bosque, el PIB crecerá ese año mucho, porque produciremos mucho, sin embargo, cuando al año siguiente no haya árboles que talar para mantener la demanda de madera generada el PIB caerá en picado. Y esta es la manera de entender un país. Para hacer cualquier medida social o que pretenda dar soberanía a los ciudadanos hay que tener en cuenta las señas de identidad de los mismos. Ejemplo: reforzar el valenciano en el ámbito laboral y de contratación juvenil, facilita que los jóvenes educados en las aulas valencianas puedan trabajar en el lugar donde estudiaron y no necesiten exiliarse. Esto son medidas de acción social directa y no pueden ser sostenidas sin unas señas de identidad que hagan de vehículo entre la política y la sociedad.

Del mismo modo, el corredor mediterráneo facilita el transporte ferroviario de mercancías, indispensable para que un sector tan contaminante como los transportes sea respetuoso con el entorno, los trámites de las empresas valencianas sean más económicos permitiendo la posibilidad de garantizar ingresos a los trabajadores de la Comunidad para todas las reformas sociales que creas necesarias sin tener que engañar a la gente con el señuelo de la "reforma fiscal".

El corredor Mediterráneo necesita un tercer carril de ancho ibérico para permitir el paso de 90 de trenes de mercancías que por puro esnobismo solo pueden acceder desde el sud del mediterráneo a la frontera francesa a través del corredor central peninsular. Haciendo más cara y contaminante la inversión en la Comunidad Valenciana frente a otros territorios menos productivos de la península ibérica. Además, para competir con el sistema ferroviario de Europa entera, el corredor debería estar conectado con nuestras principales industrias (como Elche, Castelló, Sagunt,  Almussafes y Torrent) y el puerto de Valencia.

El futuro de miles de trabajadores en centenares de polígonos industriales depende de este plan para el que ya se ha organizado todo un sistema productivo de importaciones y exportaciones mediterráneo. Y a medio plazo necesitamos adaptar todo el sistema ferroviario a ancho europeo si queremos alcanzar algún día el nivel de precios y salarios de nuestros euro-vecinos. Mientras el gobierno central invierte 700 millones de euros en el tramo del corredor mediterráneo que por alguna causa del destino pasa por Madrid.

Esto, que hace falta defender para defender a los ciudadanos de Valencia activamente sí que son medidas reales que hablan de ingreso, de reducir el gasto, de reactivar la economía y por algún motivo Pablo Iglesias decide unirse al clan Madrileño de Zapatero, Rajoy y Montoro, y proponer dentro del programa económico eliminar la única inversión que podría salvar la seriedad de la economía valenciana en el planeta, “locomotora de la recuperación" según el ministro de hacienda.

Las señas de identidad son la prioridad de cualquier gobierno sea en Afganistán, Suecia, Alemania, Florida o Venezuela. Sin embargo en Valencia parece un tema tabú, por lo que los valencianos solo podremos aspirar a gobiernos tabú.

Y es que si le quitas la paja, no hay que ser ni de izquierdas ni de derechas para ver que realmente el "nuevo partido" solo trae promesas intangibles y lazan señuelos cuando les preguntas por financiación. Frente al error garrafal de estrategia que comete Iglesias al menospreciar el País Valenciano, error propio anteriormente de Suarez, González, Aznar, Zapatero y Rajoy, si se tratase de un partido con interés real en la Comunidad-Regne-País, si alguien dentro de la rama regional se hubiese planteado la posibilidad de gobernar en Valencia, hubiese sacado en su día un poco de carácter propio y le hubiese dicho al de la coleta que no debe asfixiar los proyectos de infraestructuras de transporte en un momento clave en la lucha contra las emisiones de CO2 aunque este sea el líder de Madrid.

Otros partidos antes han llegado con un discurso pro-madrileño al panorama político valenciano, y todos ellos han compartido un hecho distintivo que explica por qué prevalece dentro de partidos estatales la cosmovisión centralista de un conflicto social: normalmente los políticos con este handicap estatal han seguido ordenes de Madrid por sus propias aspiraciones individuales, ya que hacer caso al jefe madrileño es la manera más rápida de ascender dentro del propio partido, criando políticos con un ojo en las cortes o el ayuntamiento y el otro en la Moncloa y el congreso de los diputados. Cosa muy respetable en un sistema democrático, pero que va justamente a machacar el discurso de la soberanía ciudadana.

Y es que a estas alturas cualquier politólogo capaz de entender la cosmovisión valenciana debería de ser capaz de observar que los valencianos no estamos dispuestos a aguantar por mucho tiempo que nuestras instituciones se empleen como trampolín propio para el gobierno central ya sea por la izquierda o la derecha de este país. Fastidia que el de la coleta venga a recoger corderitos a una mani en Madrid con un discurso para niños pequeños, y molesta que un partido que demuestra tan poco respeto acerca de las señas de identidad valencianas venga a la fonteta de San Luís a hablarnos de soberanía mientras asegura que la identidad de un pueblo es suprimible por la de la toma de las plazas. Parece un insulto a la propia filosofía acuñado por un filósofo.

Denis Allso Moreno 01/02/2015


Sobre esta noticia

Autor:
Anunnakienfessolsinaps (56 noticias)
Visitas:
1875
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.