Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucas Romero Manoukian escriba una noticia?

¿Por qué Pinedo fue presidente?

23/12/2017 14:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A dos años del mandato más corto de la historia

En tiempos donde abundan los análisis, estadísticas y opiniones acerca del primer bienio de gestión de Mauricio Macri al frente del Poder Ejecutivo de la Nación (PEN), propongo nos tomemos un momento para recordar - e intentar entender - un acontecimiento histórico para nuestro país que también está cumpliendo su aniversario de “algodón” en estas fechas.

El título de la presente no me permite dilatar mucho más la intriga, por lo que deviene en innecesario introducir mucho más el asunto. Hablaremos de la memorable Presidencia Pinedo.

Como si le hubiese estado haciendo competencia a los seis Jefes de Estado que pasaron por la Casa Rosada en el año 2001, Federico Pinedo tuvo uno de los mandatos presidenciales más cortos de nuestra historia, 12 horas.

Lo que intentaremos responder aquí, asumiendo el riesgo de que el lector pueda sentirse estafado al no ver satisfechas sus expectativas iniciales al ingresar a la nota, es el interrogante presentado en el epíteto: ¿Por qué Federico Pinedo fue Presidente de la Nación? ¿Podría suceder de nuevo? ¿Qué hubiera pasado si Pinedo no asumía el mando por destitución, muerte, dimisión o inhabilidad?

Como deberá recordar, luego de una prolongada disputa entre diferentes actores políticos respecto al modo, tiempo y lugar en el que debía realizarse el traspaso de mando presidencial del pasado 10 de diciembre de 2015, uno de los bandos en disputa, en línea con la tendencia imperante de los últimos años, decidió judicializar el conflicto.

Sin eludir el principio de congruencia, que obliga a los jueces a pronunciarse sobre todas los puntos controvertidos sometidos a su conocimiento, la presentación realizada dio pie a un cuanto menos polémico fallo de la jueza federal a quien en los años 80’ el capo cómico Tato Bores bautizara “Barú Budú Budía”. No nos detendremos en el análisis de dicha resolución judicial, la cual a prima facie pareciera haber priorizado una ralea de ultra-positivismo jurídico por sobre el más simple y raso sentido común.

Como bien sabemos, el Poder Ejecutivo en Argentina es ejercido unipersonalmente por el Presidente de la Nación, y tal como surge de la Constitución Nacional, en ausencia del mismo, éste será reemplazado por el Vicepresidente. Ahora bien, cuando existe acefalía (falta de cabeza) por ausencia de Presidente y Vicepresidente, debemos recurrir a otra norma legal para encontrar a la persona ordenada para desempeñar el Poder Ejecutivo de la Nación.

¿Por qué Federico Pinedo fue Presidente de la Nación? ¿Podría suceder de nuevo? ¿Qué hubiera pasado si Pinedo no asumía el mando por destitución, muerte, dimisión o inhabilidad?

Esta norma es la Ley N° 20.972, modificada por la Ley N° 25.716. Ella, breve sí, pero interesante también, determina cuál será el funcionario que desempeñará la Presidencia de la Nación en caso de acefalía.

El orden establecido es muy claro, luego del Presidente y Vicepresidente, en primer término quien debería asumir la Presidencia de la Nación es el Presidente Provisorio del Senado (recordemos que el presidente natural de la cámara alta es el Vicepresidente de la Nación). Este fue el caso de Federico Pinedo, quien tras un acuerdo de interbloques había asumido la presidencia de la cámara poco tiempo antes de iniciarse el trajín que hoy recordamos.

Sentado esto, nos restaría responder las siguientes incógnitas: ¿Qué hubiera sucedido si Federico Pinedo se enfermaba, dimitía o por X motivo no podía asumir el cargo? ¿Quién hubiera tomado provisoriamente las riendas del Ejecutivo?

La respuesta a estos interrogantes surge del propio texto de la norma referida ut supra: el turno correspondería esta vez al Presidente de la Cámara de Diputados (hoy Emilio Monzó – Cambiemos). Para el caso en que faltasen todos los funcionarios hasta aquí mencionados, sería la oportunidad del Presidente de la Corte Suprema de la Nación (cargo desempeñado por Ricardo L. Lorenzetti desde el año 2007).

Este orden de prelación transitorio continuará vigente hasta tanto el Congreso lleve a cabo la designación a la cual se refiere el art. 88 de la Constitución Nacional. De la asamblea legislativa que deberá convocarse a tales efectos dentro de las 48 hs. siguientes al hecho de la acefalía resultará la designación de un funcionario público para desempeñar la Presidencia hasta tanto haya cesado la causa de la inhabilidad, o un nuevo presidente sea electo.

En suma, no recomiendo más que familiarizarse con los artículos de la Ley N° 20.972, la cual, a mayor abundamiento, prevé el mecanismo que deberá emplearse para la realización de la designación mencionada en el párrafo que antecede.

No sabemos cuándo le tocará a otro funcionario quebrar el récord alcanzado por Federico Pinedo y desempeñar el mandato presidencial más corto de la historia de nuestro país, mejor estemos preparados.

 

Lucas Romero Manoukian

Abogado graduado con honores (UBA) – Analista La Economía Online

@LuquiRM


Sobre esta noticia

Autor:
Lucas Romero Manoukian (3 noticias)
Visitas:
2179
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.