Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Sebastián Celis Maya escriba una noticia?

Precios del crudo vuelven al radar de inversores globales

22/02/2012 19:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Michael Dolan

Reuters

La disputa nuclear en Irán y el consecuente salto en el precio del petróleo volvieron al radar de los inversores globales, en momentos en que las turbulencias crediticias en Occidente parecen ceder y los riesgos de la energía bien podrían representar ahora una amenaza permanente.

Después de seis meses de asimilar la crisis soberana y bancaria en Europa y las probabilidades de una nueva recesión mundial, los mercados globales se han recuperado con elegancia en el año 2012.

Los peores escenarios se esquivaron y la crisis ha cedido por otra inyección de dinero de los bancos centrales y de medidas de flexibilización monetaria en todo el mundo.

Pero una alarmante escalada de la disputa entre Irán y las potencias más importantes del mundo sobre el programa nuclear de Teherán ha llegado a amenazas militares. Ello, en medio de crecientes sanciones de Occidente y de medidas de Irán para interrumpir los suministros de crudo de Europa.

A pesar de los debates sobre el impacto preciso a los suministros mundiales de petróleo, los futuros de crudo Brent acumulan un avance de más de 12 dólares por barril, o de un 11 por ciento en lo que va del año, y cerraron a más de 120 dólares por barril el lunes por primera vez desde junio.

Casi el 9 por ciento del alza se produjo sólo en febrero, cuando la disputa entre Occidente e Irán se disparó.

Sin embargo, para las acciones mundiales, el impacto ha sido apenas perceptible. Los papeles marcaron un máximo anual el lunes y las acciones globales medidas por el índice MSCI han subido casi yb 9 por ciento en el 2012, mientras que los papeles de los mercados emergentes han subido un 11 por ciento.

Entonces, ¿El enfrentamiento con Irán sólo representa ruido para los inversores globales tras cinco años de terremotos bancarios y de innumerables medidas de estabilización económica?, ¿O es que los mercados aún no absorben los riesgos reales?

‘Más y más personas están citando la situación iraní como un riesgo importante, y no es difícil ver por qué. El alza en los precios del petróleo durante la Primavera Arabe del 2012 fue en gran parte responsable de la fuerte desaceleración económica mundial en la segunda mitad del año’, dijo Julian Jessop, economista en jefe de Capital Economics.

En contexto, los precios del petróleo subieron más de un 30 por ciento en los primeros cuatro meses del 2011, casi el triple de lo que va de este año, dado que las revoluciones populares a través del norte de África y Oriente Medio avivaron tensiones geopolíticas regionales y afectaron los suministros de crudo desde Libia, en particular.

Atrapado a más de 100 dólares

Los precios del petróleo nunca tuvieron un cierre semanal a menos de 100 dólares en el resto del año, a pesar de que la crisis en Europa ha minado la demanda, de las advertencias de una recaída en recesión y de una desaceleración en las economías emergentes.

El mes pasado, el Fondo Monetario Internacional recortó su pronóstico para el crecimiento global para este año en 0, 7 puntos porcentuales, a un 3, 3 por ciento.

Sin embargo, citando la preocupante situación geopolítica, dejó su proyección para el precio del petróleo en el año mayormente sin cambios a 99 dólares por barril.

Y si las tensiones políticas aumentan de nuevo y la economía global, o al menos la mayor economía del mundo, se estabiliza, hay una preocupación justificada en torno a otro aumento sostenido en el precio del petróleo.

Economistas de Bank of America Merrill Lynch calculan que el petróleo no caerá a menos de 80 dólares por barril en los próximos cinco años, y que las restricciones de la oferta podrían hacer subir los valores hasta 200 dólares.

No obstante, Jessop, de Capital Economics, espera un retroceso de los precios. Una compensación en los suministros y lo que considera como una mala política de negociación de Teherán harán revertir pronto el aumento de 5 dólares en el precio del crudo que le adjudica a las tensiones con Irán.

Aún así, agregó que los cálculos sugieren que si Irán cumpliera con su amenaza de bloquear el crucial Estrecho de Ormuz, la ruta naviera a través de la cual se envía un 20 por ciento del crudo mundial, los precios del petróleo podrían dispararse a 210 dólares, casi el doble de los actuales niveles.

A pesar de que la correlación entre los cambios trimestrales de los precios del petróleo y el crecimiento del PIB mundial ha sido esencialmente cero desde 1970, las escaladas de ese nivel han asestado duros golpes a la economía.

Durante estos 42 años, cualquier duplicación en los precios interanuales ha presagiado una recesión en Estados Unidos o al menos desaceleraciones abruptas como en el 2001.

Pero la naturaleza del incremento en el petróleo es crucial. Evaluar el impacto depende de diversas variables como la escala del movimiento de los precios, el tiempo que se mantiene y, especialmente, si es impulsado por problemas de suministro o por una demanda creciente.

Las fluctuaciones pequeñas o las grandes alzas que se revierten rápidamente tienden a tener un impacto insignificante en el tiempo debido a una variedad de estrategias de coberturas o de flexibilización adoptadas por los consumidores.

Del mismo modo, un aumento en los precios del petróleo debido a un auge de la demanda es, de manera intuitiva, mucho más benigno para la economía mundial que un repentino shock de oferta.

El daño a la confianza empresarial y financiera puede amplificar los efectos en las economías desarrolladas, aunque también existe el efecto a largo plazo de los exportadores de energía que reciclan las ganancias inesperadas en los mercados de acciones y de crédito en el mundo.

Modelando todos los condicionales, el economista de JPMorgan Joseph Lupton dijo que su estructura sugiere que un déficit de 1 millón de barriles por día en el suministro de petróleo impulsaría los precios un 26 por ciento y, si se mantiene durante un año, enfriaría el PIB mundial en 0, 5 puntos porcentuales.

Significativo, entonces, pero no desastroso. El impacto podría verse aliviado por una liberación de las reservas especiales, aunque la volatilidad del mercado financiero podría exagerar cualquier golpe.

Lupton dijo que el escenario central del banco apunta a que las tensiones en Irán disminuirán en última instancia y los suministros adicionales de Arabia Saudita, Libia e Irak frenarían los precios a alrededor de 110 dólares.

Sin embargo, ‘el riesgo de una crisis del petróleo nunca está lejos. Aunque los últimos datos apuntan tentativamente a una tendencia alcista, la recuperación mundial sigue siendo frágil y, por lo tanto, vulnerable incluso a un golpe transitorio’.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Sebastián Celis Maya (3029 noticias)
Fuente:
ape.org.co
Visitas:
106
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.