Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernando Alexis Jiménez escriba una noticia?

¿Está preso en las redes de la pornografía?

28/06/2010 17:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Descubra qué hay detrás de la adicción a la pornografía. ¿Sabía que muchos de los actores son satanistas y que buena parte de ellos ha resultado en muertes repentinas e inexplicables? No deje de leer este Estudio Bíblico revelador para su vida..

Fernando Alexis Jiménez

Comenzó como curiosidad. Esperó que todos salieran de la oficina y accedió a una página de pornografía. Sin que supiera cómo, pasaron dos horas antes que volviera a la realidad. Sudaba copiosamente y comprobó que estaba alterado, visiblemente excitado luego de tantas imágenes que almacenó su mente en esos furtivos momentos en la Internet.

Al día siguiente fue lo mismo y a los días le sucedieron las semanas y los meses. Cuando menos lo pensó, sentía una poderosa atracción a imágenes de desnudez y quería cada vez escenas más fuertes.

--No puedo controlarlo—le dijo a las autoridades de Washington--. Es más poderoso que yo. Cuando abuse de aquella joven, puedo jurarlo que no era yo sino alguien más--.

El oficial estadounidense arqueó las cejas, miró a su compañero y, tras unos segundos—sin decir más—salieron del cuarto de interrogatorios.

Ralph fue sorprendido por una patrulla que daba vueltas por un suburbio. Les llamó la atención una pareja que forcejeaba próxima a una cerca, junto a edificios de inquilinato. El joven de veintiún años estaba abusando de una estudiante que regresaba a casa.

--No quise hacerlo con una prostituta. Quería ver el sufrimiento en esa joven—explicó.

La defensa argumentó trastorno síquico. Un amigo pastor, quien conoció el caso y la enorme cantidad de tiempo que pasaba este empleado de una empresa de correos expuesto a la pornografía, hizo un diagnóstico con el que me identifiqué. “Satanás desarrolló en su mente una auténtica fortaleza que dominaba sus acciones. Más que tratamiento, necesita ser libre de una posesión”.

Resulta revelador el hecho de que un 86% de los violadores estudiados por investigadores canadienses en 1985, se describían a sí mismos como usuarios regulares de la pornografía. El 57% confesó haber imitado escenas pornográficas en la ejecución de sus crímenes, según el informe de la Universidad de Queens en Kingston, Estado de Ontario, Canadá.

Durante la entrevista que les hizo el FBI (Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos) en 1981, el 81% de los asesinos masoquistas en serie dijeron que la pornografía fuerte era su "mayor interés sexual".

Uno de los entrevistados por el FBI era James Vachuska Jr, de Shreveport, Estado de Louisiana, después de raptar y violar a una niña de 11 años, le inyectó aire en las venas con una jeringuilla vacía, lo cual es fatal. Luego arrojó el cuerpo desde un puente. Vachuska dijo que la idea se le ocurrió por una película pornográfica que vio.

La pornografía genera adición

Científicamente está comprobado que la pornografía genera adicción que está íntimamente ligada con una alta carga de compulsión hacia prácticas sexuales repetitivas y cada vez más extremas. ¿Cuál es la relación? El cerebro, que es el más poderoso órgano de nuestro cuerpo, se ve afectado por las imágenes pornográficas lo que a su vez genera un estímulo exacerbado del deseo sexual. La reacción química que se produce es distinta de la que desencadena el amor profundo y la atracción a largo plazo.

Como recordará, cuando hay atracción natural, una de las sustancias que se genera es la Oxitocina, responsable de anidar sentimientos de conexión, unión y cariño. Esta sustancia se produce y libera en el cerebro cuando abrazamos a nuestra esposa o hijos, y cuando una madre esta lactando a su bebe. También hay otros, como la Serotonina y la Adrenalina, que juegan un papel de soporte. Pero es en esta caja de pociones de amor que la pornografía se mueve.

Es así que al exponernos a imágenes con contenido sexual, se liberan altas cargas de Dopamina, un neurotransmisor que provoca intensa energía, euforia, atención focalizada, y motivación para conseguir premios—representados por más y más Dopamina--. Se produce literalmente una adicción. Ahora, sobre estimular el cerebro con altas dosis de Dopamina hará que el cerebro se adapte e incremente los niveles de tolerancia. El resultado de incrementar la tolerancia es la de sensibilización, algo similar a lo que los alcohólicos o drogadictos experimentan después de un repetido uso y abuso de su droga de elección.

¿Comprende la gravedad del asunto? La pornografía ata. Se constituye en un vicio del que resulta muy difícil de salir libre. ¿Quién está detrás de esta adicción? No necesitamos mucho para descubrirlo: Satanás.

En el magistral capítulo siete del libro de los Proverbios, el rey Salomón describió de qué manera nuestro Adversario espiritual procura envolver en una peligrosa red a las personas, hasta el punto de llevarlas a una espiral sin fondo:

Me puse a ver a los inexpertos, y entre los jóvenes observé a uno de ellos falto de juicio. Cruzó la calle, llegó a la esquina, y se encaminó hacia la casa de esa mujer. Caía la tarde. Llegaba el día a su fin. Avanzaban las sombras de la noche. De pronto la mujer salió a su encuentro, con toda la apariencia de una prostituta y con solapadas intenciones. (Como es escandalosa y descarada, nunca hallan sus pies reposo en su casa. Unas veces por las calles, otras veces por las plazas, siempre está al acecho en cada esquina.) Se prendió de su cuello, lo besó, y con todo descaro le dijo: «Tengo en mi casa sacrificios de comunión, pues hoy he cumplido mis votos. Por eso he venido a tu encuentro; te buscaba, ¡y ya te he encontrado! Sobre la cama he tendido multicolores linos egipcios. He perfumado mi lecho con aroma de mirra, áloe y canela. Ven, bebamos hasta el fondo la copa del amor; ¡disfrutemos del amor hasta el amanecer! Mi esposo no está en casa, pues ha emprendido un largo viaje. Se ha llevado consigo la bolsa del dinero, y no regresará hasta el día de luna llena.» Con palabras persuasivas lo convenció; con lisonjas de sus labios lo sedujo. Y él en seguida fue tras ella, como el buey que va camino al matadero; como el ciervo que cae en la trampa, hasta que una flecha le abre las entrañas; como el ave que se lanza contra la red, sin saber que en ello le va la vida..”(Proverbios 7:7-23, Nueva Versión Internacional)

Sutileza, engaño, destrucción. Tres peligrosos componentes que se unen y convergen en una estrategia de Satanás: destruirnos mediante hábitos que –si lo permitimos—terminan dominándonos.

Un joven me escribió desde Chicago para relatarme su drama: no podía escapar de la pantalla de su portátil. Pasaba largas horas, especialmente cuando comprobaba que sus padres dormían, frente a imágenes de pornografía. “Muchas veces me encontraron las primeras luces del día viendo fotografías de desnudos.”, describía.

Aumento de la consulta de porno en la Internet

En la década de los 30’s del siglo pasado, la pornografía se popularizó en revistas, especialmente en Europa y Estados Unidos, gracias a enormes emporios de publicaciones. Desde 1991 entró a formar parte de una de las ofertas de la Internet.

Alrededor del 75%de la pornografía disponible en Internet se produce en Estados Unidos y ceca del 15% en Europa. Semanalmente alrededor de 60 millones de personas visitan sitios pornográficos de la red y por lo menos 20 millones de estos usuarios, se encuentran en Canadá y Estados Unidos. En el último año ocuparon los primeros lugares de consultas a páginas porno usuarios de Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia y España.

El promedio mensual de exposición individual a este material disponible en la red, fue de 60 minutos.

El mayor volumen de consultantes son personas mayores de 50 años, seguido por un segmento que va entre personas de los 20 a 35 años y un tercer grupo de usuarios entre los 35 y 50 años. El 70% de quienes acceden a estos sitios, lo hacen en el día, escogiendo entre la variedad de 100 mil sitios de Internet que ofrecen pornografía con material escrito, audiovisual y fotográfico de todas las categorías.

Pornografía y satanismo

Los descubrimientos de crímenes ligados a la filmación de películas para adultos así como la elaboración de material de alto contenido sexual, pone de manifiesto que existe una estrecha relación entre la pornografía, especialmente aquella que se conoce como “Hard” o pesada, y las prácticas ocultistas.

La Comisión sobre Pornografía Fiscal General en los Estados Unidos, elevó una voz de alarma en 1986—calcule cuántos años atrás—por la proliferación de material “pesado” al que fácilmente podían acceder jóvenes en librerías de material para adultos. La Comisión estudió e hizo un listado de 5, 420 títulos distintos de libros, filmes y revistas que se encontraban en estas tiendas. Debemos señalar que, prácticamente en todos los casos, el título del material pornográfico en cuestión se ajusta con bastante exactitud a su contenido. Aproximadamente la mitad de los títulos examinados por la Comisión incluían obscenidades.

Personas que han escapado del satanismo testimonian que su adoración a Satanás estaba relacionada con prácticas sexuales extremas, consumo de pornografía y toda suerte de perversiones que son cada vez más inverosímiles en revistas, películas, fotografías y material publicado en la Internet.

En la antesala de ceremonias de adoración a Satanás, muchos de los practicantes se exponen a pornografía que alimenta sus deseos perversos, materializados posteriormente en las misas negras. A éste elemento se suman los sacrificios humanos que aumentan en todos los países, especialmente en América, donde muchísimas personas desaparecen misteriosamente sin que se vuelva a saber jamás de su paradero.

La pornografía llega a convertirse en una poderosa y peligrosa adicción

Muchos de los grandes industriales de la pornografía terminan confesando su estrecha relación con el satanismo al tiempo que actores y actrices de este género de productos, reconocen estar implicados en la adoración al mundo de las tinieblas e incluso exhiben en sus cuerpos símbolos tatuados o amuletos que evidencian su relación con lo oculto.

Camino a la muerte, voluntaria e involuntariamente

Muchos hombres y mujeres terminan enredados en la industria de la pornografía, y una vez atados, les resulta difícil escapar. Satanás termina dominando sus mentes y sus deseos, de tal manera que no pueden descansar sin tomar participación en práctica cada vez más extemas.

En otras ocasiones, los “actores y actrices” participan de manera involuntaria. Un ejemplo lo ofrece el caso de dos hombres condenados en el Estado de Virginia, Estados Unidos, en 1989 tras confesar ante las autoridades que tenían a su cargo el planeamiento y ejecución de raptos de menores de edad para su posterior utilización en filmes de tortura y cautiverio. Posteriormente les daban muerte y hacían desaparecer sus cuerpos.

El Diario Mercury News, de San José –California—publicó en abril de 1985 un noticia sobre un círculo de pederastas que secuestraban adolescentes para someterlos a prácticas aberrantas de carácter sexual –que quedaban registradas con fotografías y videobrabadoras—e incluso, hacerlos partícipes de ritos satánicos contra su voluntad.

Algunas estaciones de la policía en Estados Unidos calculan que cada año aproximadamente 100 personas (casi todas adolescentes) son sometidas a una agonía extrema y eventualmente mueren mientras las filman.

¿Está atado? Es tiempo de escapar

Cuando alguien se torna adicto a la pornografía, sea cual fuere su género, debe tener claras dos cosas: la primera, que se trata de una sutil atadura de Satanás a través de la cual logra establecer fortalezas en la mente de la persona y desde allí, controla sus deseos. La segunda, que el material pornográfico está ligado a prácticas ocultistas, sobre las cuales la Biblia es clara en advertir: “No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.”(Deuteronomio 18:10-12)

Recuerde que estar atado por la pornografía es una forma de idolatría, práctica que es considerada por Dios como abominación.

El profeta Malaquías se refirió al destino de los idólatras y aquellos que caen en las prácticas que están en abierta oposición a los postulados que nos trazó Dios: “Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos.”(Malaquías 3:5)

Todo aquello que nos relacione con la idolatría o la hechicería—recuerde que hemos mirado la estrecha relación entre la pornografía y la adoración ocultista y satánica—acarrean juicio.

El apóstol Juan lo señala de manera contundente al escribir: “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.”(Apocalipsis 21.8), y también: “Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira.”(Apocalipsis 22:15)

Desconozco cuál sea su realidad, pero si ha estado inmerso en la pornografía, lo invito a reflexionar sobre la necesidad de escapar hoy mismo de toda red del mundo de las tinieblas. Es posible ser libre alcanzar esa libertad con el poder de nuestro amado Salvador Jesucristo.

Usted debe examinarse. Si busca cada vez más nuevas experiencias con la pornografía que satisfagan su necesidad de Dopamina, lo más probable es que haya caído en la trampa del enemigo.

Recuerde que el tiempo, como se necesitará mayor estimulación sexual para conseguir el mismo placer, el adicto empieza a buscar nuevas y diferentes formas de incrementar los niveles de producción de Dopamina. Cambiara las revistas por vídeos, sexo en pareja por sexo en grupo, grotescos actos sexuales que antes eran impensables que concebirá como "normales" y dejara de ser un observador para convertirse en un participante.

Usted se encuentra en el límite… y puede escapar

La adicción a la pornografía tiene sus niveles. Hay quienes consideran que no pueden vivir sin consultar páginas, filmes o publicaciones con contenido pornográfico. Hay quienes consultan de manera “eventual” algún material de este género y los que están apenas adentrándose en este mundo. Si no paran a tiempo y le rinden su ser a Jesucristo, terminarán bajo terribles ataduras.

Su distanciamiento de Dios será progresivo, hasta descubrir que están muy lejos de Él, como describe el apóstol Pablo. “Pero vosotros cometéis el agravio, y defraudáis, y esto a los hermanos.¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.”(1 Corintios 6:8-10)

En su primera carta a su fiel discípulo Timoteo escribe: “…conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina, según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado.”(1 Timoteo 1:9-11)

Hoy es el día para escapar. Recuerde que el amado Señor Jesús dijo: “Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”(Juan 8:32)

No importa cuán bajo haya caído en las ganas de la pornografía. Puedo asegurarle que si rinde su debilidad a Jesucristo y le permite que tome el control del problema, no solo se romperán las cadenas sino que podrá ser libre, tal como lo anhela.

El rey Salomón, refiriéndose a las trampas del enemigo espiritual que él ilustra con la mujer adúltera, escribió: “Así que, hijo mío, escúchame; presta atención a mis palabras. No desvíes tu corazón hacia sus sendas, ni te extravíes por sus caminos, pues muchos han muerto por su causa; sus víctimas han sido innumerables. Su casa lleva derecho al sepulcro; ¡conduce al reino de la muerte!.”(Proverbios 7:24-27, Nueva Versión Internacional)

Es necesario permanecer alerta y hoy, que hay oportunidad de escapar, hacerlo. Ser libre de las cadenas que le amarran a la maldad de la pornografía.

Es importante tomar la mejor decisión de su vida

Si en algún momento abrió puertas al ocultismo o hizo un pacto con Satanás y sus huestes a cambio de poder, fama, amor, placer o algo que anhelaba y consideraba difícil de alcanzar por sus propias fuerzas. Rompa esa atadura. Gracias a la obra del Señor Jesucristo es posible hacerlo.

Dígale en oración, allí donde se encuentra: “Señor Jesús, reconozco que he pecado. Mi maldad me llevó a pactar con el mundo de las tinieblas. Me siento atado por la pornografía. Aunque lo he intentado, considero muy difícil salir de esta trampa. Estoy arrepentido y te pido perdón. En Tu presencia, amado Señor, renuncio y rechazo toda relación, pacto y atadura con Satanás y sus huestes, y renuncio a la pornografía. Declaro que tú eres—Señor Jesucristo—mi Señor y Salvador desde hoy y para siempre. Te recibo en el corazón. Haz de mi la persona que tú quieres que yo sea. Amén”

Si hizo esta oración, lo felicito. Es el mejor paso que pudo haber dado jamás. Tengo ahora tres recomendaciones para usted:

1. Haga de la oración un principio de vida diaria. Orar es hablar con Dios.

2. Lea la Biblia. Es un libro maravilloso en el que aprenderá principios que le ayudarán en el crecimiento personal y espiritual.

3. Comience a congregarse en una iglesia cristiana,

Si tiene alguna inquietud, por favor, no dude en escribirme ahora mismo a pastorfernandoalexis@hotmail.com o llamarme al (0057)317-4913705.

© Fernando Alexis Jiménez


Sobre esta noticia

Autor:
Fernando Alexis Jiménez (59 noticias)
Visitas:
549
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.