Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Psicoadapta escriba una noticia?

Relación de pareja - 5 mitos maritales

20/07/2015 06:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existen "mitos" respecto a la relación de pareja que son creencias bastante arraigadas, pero falsas. ¿Crees que la pareja debería hacer todo juntos? ¿Crees que tener un hijo te ayudará en tu relación de pareja?. Aquí te contamos 5 de esos mitos que son bastante frecuentes

Los conflictos que surgen en las relaciones de pareja pueden ser de distinto índole. Diferentes personalidades, valores de vida desiguales, diferentes formas de interpretar situaciones y de abordarlas, problemas económicos, familiares, sexuales, etc., son solo algunos de los muchos conflictos que pueden desencadenar un malestar en la pareja. En Terapia de Pareja vemos mucho este tipo de problemas.

En ocasiones, los problemas pueden originarse como consecuencia de situaciones o hechos como los descritos anteriormente o bien surgir por las creencias que cada miembro de la pareja tiene acerca de la misma o del concepto de lo que consideran que es una relación.

5 MITOS FRECUENTES RESPECTO A LA PAREJA

A continuación exponemos algunos de los mitos más frecuentes, que pueden terminar generando un distanciamiento de los miembros por falta de acuerdo.

“La pareja debería siempre hacer todo juntos” 

Son muchas las parejas que consideran que deben realizar el mayor número de actividades posibles con el otro miembro de la relación, y si no es así, sienten que no están cuidando a la pareja e incluso algunos se sienten culpables. Esta idea conlleva que muchos vivan este hecho con presión y obligación. Pues bien, esta idea acerca de la necesidad de compartir todos los aspectos no solo no es buena sino que en ningún caso sería recomendable.

El espacio individual de cada uno se hace necesario, pues nunca se debe perder el cuidado y respeto hacia uno mismo. Disponer de un tiempo donde cada uno pueda ser y expresarse de forma individual sin ser “pareja de”, ayuda a oxigenar la relación, permitiendo que los miembros se echen de menos y deseen el reencuentro, con lo que la satisfacción en la relación crece.

Además, se considera que no siempre se tienen los mismos gustos, deseos o intereses. Por ello, debemos vivirlos libremente sin tener que “obligar al otro” a su realización si no es de su satisfacción.

“Siempre hay que luchar por la continuidad de la pareja”

Existe la creencia de que siempre se debe luchar por una relación de pareja, pero la pregunta sería: ¿hasta cuando se lucha, de qué manera y donde está el límite en el cual debes considerar que ya no es necesario? Existen personas que luchan de tal manera que el esfuerzo que realizan para salvar su relación se convierte en obsesivo. Si ese objetivo se lleva a cabo con gran esfuerzo, sumisión, colocando siempre los deseos del otro sobre los de uno mismo, estaremos ante una situación de peligro. No se puede justificar la lucha de manera indefinida y de forma sacrificada para lograr el mantenimiento de una relación. Toda pareja debe saber cuando esa lucha ya genera más dolor que beneficio y cuando los objetivos a perseguir se convierten en irracionales.

Los problemas pueden originarse por las creencias o "mitos" que cada miembro de la pareja tiene acerca de la misma o del concepto de lo que consideran que es una relación

Además, si uno de los miembros desea la ruptura, el sentido de mantener y generar expectativas de cambio e ilusiones solo nos hará llevar a cabo conductas de tipo manipulativas con la única finalidad de evitar ser abandonados.

"Tener un hijo ayudará a mejorar la relación de pareja"

Son muchas las parejas las que se plantean en un momento de incertidumbre de la relación, el tener un hijo para dar un paso más en la unión de su pareja, así como tomar esta medida como un medio para evolucionar a otra etapa en la misma.

La llegada de un hijo no solo no va a solucionar los problemas del pasado, sino que además, independientemente de lo positivo que ha representado la llegada de éste, lo que no es discutible es que la nueva situación conlleva momentos de incertidumbre y estrés, que terminan por crispar el ambiente siendo generadoras de nuevos conflictos.

Durante un tiempo el bebé puede ayudar a generar nuevas situaciones, distracciones y emociones, pero pronto, cuando los nuevos padres estén habituados a la situación, verán como de nuevo surgen los problemas no resueltos con anterioridad.

“Si me quiere de verdad adivinará lo que quiero, siento, pienso o necesito”

Es obvio pensar que los miembros de una pareja tienen respecto al otro un gran conocimiento sobre sus deseos, gustos o necesidades, pero ello no conlleva que tengan dotes sobrenaturales donde puedan adivinar siempre todo. En ocasiones, esperamos que nuestra pareja lea nuestro pensamiento y adivine cualquier aspecto relacionado con uno, pero si se piensa de una manera más racional serás capaz de descubrir lo ilógico de este mito.

 “Los polos opuesto se atraen y complementan”

 Este es un mito que carece de cualquier base lógica, pues las parejas que suelen funcionar en el tiempo son aquellas que se basan más en disponer y compartir similitudes que diferencias. Pequeñas diferencias no complican la pareja, pero cuando nos referimos a diferentes gustos en ocio, en educación de los hijos, en escala de valores, etc., sin duda alguna, las dificultades se harán presentes.

 

Ruth Zazo Rodríguez,  equipo de psicólogos en Madrid de Psicoadapta

www.psicoadapta.es


Sobre esta noticia

Autor:
Psicoadapta (3 noticias)
Visitas:
3222
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.