Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patiobonitoaldia escriba una noticia?

Los reyes del Festival antes eran más completos: Calixto Ochoa

24/04/2012 16:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Calixto Ochoa Campo nació donde tenía que nacer: en Valencia de Jesús, Cesar, una zona donde tocar, cantar y componer canciones es inherente a todos los mortales, sin embargo, su versatilidad y éxitos musicales fueron complementados con ritmos de la región Sabanera, la cumbia, el paseíto, pasebol y el porro.

Ganó su corona como Rey Vallenato en 1970 cuando para poder obtener ese título tenía que demostrar muchas cualidades en la ejecución del acordeón y un marcado estilo para interpretar los aires musicales exigidos por la organización del Festival.

"Enfrentar a mi compadre Emilianito Zuleta, Luis Enrique Martínez, Julio De La Ossa, Andrés Landero y Náfer Durán no fue fácil, todos eran muy completos y había que ganar demostrando calidad, cualquier pelada de pito podía costar perder el título", dijo el maestro Calixto Ochoa, momentos antes de partir a Valledupar, donde le rendirán un homenaje como uno de los mejores exponentes de ese folclor.

Por eso, considera que antes para ganar tenían que ser más completos, "ahora los muchachos que ganan no cantan ni componen, pero esa es una moda y creo que hay que respetar, a mí me tocó más duro".

Antes, dijo, eran unas verdaderas batallas en la tarima porque los que llegaban a la final eran grandes maestros y puso como ejemplo a Alfredo Gutiérrez y Luis Enrique Martínez, dos juglares que serán casi irreemplazables, llegaban a la competencia con una trayectoria y muy conocido musicalmente. "Cuando abrían el acordeón se sabía en el acto de quién se trataba, los estilos estaban marcados", apuntó.

Reconoce que el Festival ha tenido algunos cambios, pero que sigue siendo el certamen con mucha fuerza folclórica en el que la nueva generación tiene la oportunidad de exponer su talento, "yo creo que hay muchachos muy buenos, pero reemplazar a Alejo Durán, Luis Enrique Martínez, Alfredo, Julio Rojas, no será fácil".

Desde su llegada a Sincelejo, en 1956, se preocupó por hacer la fusión de las dos tendencias para la interpretación de la música de acordeón, para algunos conocida como de derecha (la vallenata que se tocaba en los pueblos del Magdalena, Cesar, La Guajira) y de izquierda (la que se daba en los pueblos de Atlántico, Bolívar, Sucre y Córdoba, también conocida como sabanera). Pero Calixto era de las dos tendencias y logró el equilibrio introduciendo en sus obras ritmos de un lado y otro.

El ejemplo más claro fue la conformación de Los Corraleros de Majagual en 1961, agrupación que recogía todos los aires del vallenato y sabanero, fue la fusión más exitosa que revolucionó a la música de acordeón antes que Roberto Torres recogiera a una veintena de canciones vallenatas y sabaneras (La cañaguatera, Amor sensible, entre otras) le pusiera el sabor de charanga cubana, y mucho antes que Carlos Vives, vistiera a esa música con otros instrumentos modernos.

Calixto Ochoa, que ha compuesto más de 1.000 canciones con diversos temas que van desde la jocosidad hasta la narrativa del paisaje, pasando por la culinaria, los adelantos tecnológicos (El compae Menejo, que vio por primera vez la luz eléctrica) hasta el amor, es considerado el Rey Vallenato más versátil.

La Sabanas como inspiración. Calixto Ochoa Campo, quien una tarde de junio de 1956 se alojó en una casa de palma y bahareque cerca al pozo de Majagual, ombligo hídrico de los sincelejano, recibió el paisaje sabanero y lo devolvió hecho canción "...me provoca volver a los guayabales y aquellos sabanales donde te conocí...".

La naturaleza le presentó el Golfo del Morrosquillo y en sus playas marinas que oyeron las frases que le dirigió a su enamorada y donde sintió tanta dulzura y "aunque el sol calentaba no sabía lo fresco que yo me sentí". Por el mismo mar en el que juró convertirse en "un submarino para buscar a Diana hasta en el mismo fondo..."

La Sabana le presentó a Sampués que sirvió de escenario de una crónica para relatar lo sucedido al campesino que por primera veía los adelantos tecnológicos "...una vez salió del monte para Sampués y no encontraba qué hacer al ver la luz prendida, despácheme un calabacito que sea alumbrador..." allí empezó a demostrar su versatilidad para la jocosidad en sus canciones.

Calixto no quedó en jocosidades sino que cantó para todo el mundo e inmortalizó canciones como Lirio rojo, su primera composición, luego vinieron cientos de composiciones hasta convertirse en la principal fuente de los cantantes vallenatos, salseros y merengueros más famosos. Pero sin duda la que lo ha catapultado a la fama es El africano, que ha sido traducida a varios idiomas y el que más le ha representado dividendos económicos.

VER AQUÍ VIDEO

El Heraldo


Sobre esta noticia

Autor:
Patiobonitoaldia (1190 noticias)
Fuente:
patiobonitoaldia.org
Visitas:
73
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.