Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

No quiero saber quién eres ni qué haces en mi sitio web

12
- +
23/09/2019 01:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hubo un momento, no sé muy bien cuándo, en el que tener un sitio web se convirtió en el punto de partida para saber de quienes llegaban a él. Nos lo vendieron como algo básico y fundamental: ¿quién no quiere saber el comportamiento de quien «compra»? El asunto es sencillo: al disponer de información sobre la conducta de quien visita un sitio web se está en condiciones de afinar la oferta y finalmente dar en el clavo. El objetivo es conseguir tu adhesión a la causa. Lo llamaron engagement, lo llamaron leads y conversiones. La gran herramienta para saber de ti es que simplemente llegues a un un sitio web. Todo está diseñado para que sepamos quién eres. Todo está diseñado para que sepamos lo que haces. Solo por navegar hasta un sitio web formas parte del sistema de vigilancia global en que se ha convertido Internet.

Quizá hayas visto que este sitio web ha cambiado de aspecto. Rodaba sobre una vieja plantilla que daba mucha guerra y había que meter el bisturí. Hacía falta otra para evitar problemas. Ya la tenemos. ¿Qué más hacía falta? Recuperar la coherencia con una manera viejuna de entender Internet. Todavía no sé muy bien cómo porque Ane, quien ahora mismo me lleva las cosas técnicas, tiene que ponerse con ello. Pero la decisión que espero me devuelva un poco más de tranquilidad conmigo mismo está tomada: no quiero cookies, no quiero saber nada de quien me visita, no quiero ninguna herramienta que te monitorice. Simplemente no creo tener ningún derecho a hacerlo. Si has llegado hasta este blog, gracias. A partir de ahí, haz lo quieras; yo no quiero enterarme. Espero que en breve nadie te diga que dabas aceptar cookies. Simplemente, no las habrá.

Desde 2005 son ya unos cuantos años escribiendo aquí. Quizá sea egocéntrico al decir que no me importa quién me lee o quién me deja de leer. Pero en el fondo, lo siento, es así. Si quieres leerme, me lees. Y si no, seguro que tienes montones de cosas más importantes, faltaría más.

No quiero tener direcciones de correo recogidas mediante una suscripción automática. Quizá te haga una faena porque estás acostumbrada a recibir el contenido vía e-mail. Ya buscaremos la forma en que resolverlo. Pero, insisto, no quiero que ninguna herramienta haga el trabajo de forma automática. En la Página de contacto del blog tienes mi dirección de correo. Sabes quién soy y dónde estoy. Si quieres leer lo que escribo te animo a suscribirte a través del feed. Es la forma en que este blog puede llegar hasta tu bandeja de entrada.

¿Te parece extraño que no quiera saber nada de ti ni de lo que haces o lo que piensas? Recuerda que tenemos los comentarios. Ahí me encantará charlar y saber de ti. Es la forma en que podemos intercambiar puntos de vista. Incluso tenemos las redes sociales, Twitter, Facebook y LinkedIn. Claro que no sé hasta dónde quiero mantener semejante difusión. Seguramente llegará el día en que algunas de esas vías también desaparezcan. Habrá que dar tiempo al tiempo.

No sé muy bien qué dependencias tecnológicas tengo con la plantilla de WordPress que hemos elegido. Lo que tengo claro es que ha llegado el momento de dar el paso. No soy quién para monitorizar tu comportamiento cuando me visitas en esta página web. Conste que nunca lo he hecho aunque supongo que podía. Así que no tiene sentido que tenga herramientas para ello. Me pierdo qué leéis más y qué menos. Me pierdo información del lugar del que me visitas y de cómo accedes. Lo siento, no tengo por qué saberlo. Prefiero que, hagas lo que hagas, yo no me entere. ¿Por qué debía de hurgar en tu conducta?

Ya explicaremos los cambios cuando estén implementados. Sé lo que quiero pero no tengo del todo claras las implicaciones tecnológicas o en materia de protección de datos personales. Lo que sí es evidente es que no tiene vuelta atrás. No quiero participar de un Internet obsesionado por rastraer conductas. En lo que pueda no quiero disponer de tecnologías que insisten en perseguir a la ciudadanía para saber qué hace. Ni me interesa ni soy nadie para hacerlo.

Seguiremos informando...

.


Sobre esta noticia

Autor:
Consultorartesano (1745 noticias)
Fuente:
blog.consultorartesano.com
Visitas:
109
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.