Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Sánchez garantiza que la coalición con Podemos "funcionará "y que "no se romperá España" por su acuerdo con ERC

4
- +
04/01/2020 06:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por muy lejos que pareciera hace apenas unos meses, la coalición de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos "funcionará" y el acuerdo con ERC garantiza la integridad territorial y se habrá "dentro de la Constitución". El presidente en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, ha abierto este sábado con estas dos ideas el debate de investidura en el Congreso, en un discurso de casi dos horas en el que ha desgranado su acuerdo con Pablo Iglesias y en el que ha apostado por "recomenzar" en Cataluña y "retomar la senda de la política dejando atrás la judicialización del conflicto".La crisis catalana ha estado muy presente al inicio de una sesión de investidura, que se sustentará en un acuerdo entre el PSOE y ERC para crear una mesa de negociación entre gobierno centra y catalán y horas después del último sobresalto político, la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de inhabilitar a Quim Torra y rechazando que Oriol Junqueras pueda recoger su acta de eurodiputado, algo se temió pudiera cambiar la necesaria abstención de ERC.En este escenario, Sánchez ha sido directo al inicio de su intervención, al asegurar que "no se va a romper España ni la Constitución, se ve a romper el bloqueo al Gobierno progresista democráticamente elegido por los españoles". A partir de ahí, su intervención se ha centrado en defender la coalición con Unidas Podemos y sobre todo el diálogo en Cataluña en el que ha ido más allá en lo plasmado en el texto del acuerdo con ERC, sin referencias a la "Constitución" o el régimen "constitucional" pero que Sánchez ha empleado este sábado en varias ocasiones."El diálogo dentro de la Constitución será una prioridad absoluta para resolver el conflicto político en Cataluña", ha sido Sánchez, que también ha recordado que "el PSOE es un partido español, formado por patriotas" y ha advertido de que "se equivocan desde la bancada de la derecha al poner en duda su compromiso con España".No ha sido la única mención velada que Sánchez ha hecho al PP, Ciudadanos y Vox durante un discurso con frecuentes llamamientos a todas las fuerzas para que tengan voluntad de llegar a acuerdos en una legislatura que, pasado el trámite de la investidura, será complicada en un Congreso muy fragmentado. A pesar de ello, Sánchez no ha escatimado en reproches, justificando "cordones sanitarios" y denunciando "las zancadillas en las ultimas horas por parte de la bancada de la derecha" para impedir su investidura, en alusión velada a la decisión de la JEC sobre Torra.Los planes de Sánchez sobre Cataluña pasan por la Mesa de diálogo entre el Gobierno y el Govern que figura en el acuerdo con ERC y que el presidente ha enunciado brevemente en su discurso de investidura. Este diálogo, ha dicho, estará "amparado por la seguridad que otorga el marco legal" y se dará "en torno a una propuesta de España diversa que se enriquece en la pluralidad de sus identidades, lenguas, culturas e ideas", ha dicho Sánchez.También como le exigían los independentistas, el presidente ha asegurado que en Cataluña hay un "conflicto político", entre catalanes que sienten "agravio" frente al Gobierno central, catalanes que se sienten "ignorados o tratados injustamente" por las instituciones catalanes y españoles que "rechazan las acusaciones que vierten algunos líderes independentistas sobre la España constitucional". "Yo me incluyo entre ellos", ha afirmado Sánchez.En este escenario, ha apostado por "devolver a la política un conflicto político" y "dejar atrás la deriva judicial que tanto dolor y fractura ha causado en buena parte de la ciudadanía catalana y española". "Necesitamos recomenzar. Retomar nuestro diálogo político en el momento en el que los caminos se separaron, las razones y los argumentos dejaron de escucharse" y "los agravios comenzaron a acumularse", ha insistido.El acuerdo con ERC para organizar este diálogo abrirá previsiblemente el próximo martes la investidura a partir de la que echará a andar un Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos que el propio Sánchez ha recordado que no era su opción preferida. "Es cierto que hubiéramos preferido un Gobierno socialista y con independientes" ha dicho justo antes de garantizar que, superada la negociación fallida de julio, ahora socialistas y morados se unirán en una "coalición que funcionará como un Gobierno unido", con "cohesión, lealtad e idoneidad en el desempeño de las funciones".Una vez más, ha vuelto a aludir al "patriotismo", en este caso, "social", en el que "se reconoce la coalición progresista que quiero encabezar". Será "progresista", gobernará "para todos los españoles sean cuales sean sus ideas" y será "ejecutivo y resolutivo" porque, ha afirmado Sánchez, "necesitamos un gobierno que decida".Según ha dicho, no rechazará la economía de mercado pero será una "economía social de mercado", de la misma manera que defenderá la "libertad" de cada individuo "frente a quienes tienen más poder", pero también a la sociedad y con ella "los servicios sociales" o la redistribución de rentas y riqueza, con un sistema fiscal en el que "contribuyan en mayor medida quienes más tienen". La "justicia social" que ha prometido tendrá correlación con la política de gastos, porque Sánchez ha garantizado también que "vamos a cumplir nuestro compromiso en materia de disciplina fiscal con la UE, con sensatez en el gasto".El nuevo gobierno será "incompatible con la Ley Moraza o la ilegalización de organizaciones sin no piensan como uno o clausurar medios de comunicación", ha advertido Sánchez, que ha empezado así a desgranar el acuerdo con Unidas Podemos que también incluye otros elementos citados por el presidente este sábado, como la derogación parcial de la reforma laboral, la creación de zonas libres de emisiones de Co2 en municipios de más de 50.000 habitantes, la igualdad "real" entre hombres y mujeres", una ley para prohibir amnistías fiscales, aumentar la financiación del I+D+i, mejorar la cobertura y las cuotas de los autónomos o en materia de vivienda. Tal y como también figura en el acuerdo con Unidas Podemos, Sánchez se ha comprometido también a actuar con "transparencia", después de la opacidad que ha rodeado a sus negociaciones con ERC.En la larga enumeración de medidas que ha hecho a lo largo de casi dos horas, Sánchez también ha incluido algunas pactadas con otros partidos de los que depende su investidura. Ha mencionado algunas pactadas con Teruel Existe sobre despoblación y también ha prometido que esta será la "legislatura de la financiación autonómica", una reforma para la que ha confiado contar también con el apoyo de las comunidades gobernadas del PP.Para empezar, al inicio del Pleno de investidura que previsiblemente no se confirmará hasta el 7 de enero, Sánchez ha pedido a todos los grupos del Congreso que, por lo menos, estén dispuestos a dialogar, a pesar de sus diferencias. "Escucharé con atención sus intervenciones" en un debate en el que ha pedido que "no contribuyamos con nuestras palabras a que la convivencia se resienta. Eso también es patriotismo".


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (48409 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
114
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.