Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Wag Landa escriba una noticia?

¡Un sueño alcanzado, gracias a un viaje en familia...!

29/01/2020 21:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el día 28/01/2020, se cumplió 43 años de la existencia del manuscrito de uno de los más ejemplares escritores de la historia de la literatura de Los Estados Unidos de América

 

El Resplandor (título original The Shining), inspirado por la canción de John Lennon “Instan Karma”: aunque muchos lo conocimos con ese título, especialmente los de habla hispana. No era el que su creador había tenido en mente, por allá en el año 1977 cuando fue publicado. El que sí fue pensado por su escritor era; The Shine. Pero, no duro mucho en sus pensamientos por el simple hecho de que “shine” era una palabra muy despreciativa para las personas de color. Se posicionó en su primer bestseller y le dio el gran salto al privilegio como escritor del género de horror.

El maestro Stephen King, dio a la luz esta eminente novela gracias a la base obtenida por el cuento del magnate escritor de Boston, el señor Edgar Allan Poe: La mascara de la muerte roja. Que se cree que fue una de sus inspiraciones, por la simpleza de que en muchas partes de su novela se alucina a esta: “y la muerte roja, cayó sobre todos ellos”.

La novela relata la historia de su personaje principal: Jack Torrance, un escritor frustrado por gracias a su adicción al alcohol, a quien le dieron un trabajo como cuidador del hotel Overlook, durante el invierto junto a su familia. Era una excelente oportunidad económica y de esa forma demostraría que estaba totalmente curado de su adicción. El hotel, quien se encuentra situado en una colina en el estado de Colorado y a unos 65 kilómetros del poblado más cercano, quedaba totalmente aislado del mundo, en especial después de las fuertes tormentas de nieve, pero eso no era un problema para Jack, ya que, gracias a su terrible alcoholismo y sus problemas monetarios, él no podía desestimar esa oferta laboral.

Tuvo una adaptación audiovisual, como película dirigida por el señor Stanley Kubrick, estrenada en el año 1980. No fue para nada bien recibida por su escritor Stephen King, por el simple hecho de que dejaba mucho de lado todo lo que él quiso expresar en sus escrituras y porque el director cambió el final.

También tiene una dedicación muy especial, para su querido hijo, que se encuentra al pie del epitafio: - “Para Joe Hill King, que esplende”.

Después de sus escritos de “Carrie y El misterio de Salem´s Lot, el maestro del terror quería cambiar un poco sus ambientes relacionados con pueblos pequeños de Maine. En una tarde agarra un mapa de Los Estados Unidos y lo abre sobre su mesa del comedor, buscando un lugar especial, que resulto ser Boulder, Colorado. En una de sus entrevistas dijo:

También tiene una dedicación muy especial, para su querido hijo, que se encuentra al pie del epitafio: - “Para Joe Hill King, que esplende”

-          “Yo quería pasar un año fuera de Maine para que mi próxima novela tuviera un tipo diferente de fondo”

Y gracias a esa iniciativa del señor King recogió sus pertenecías, la de su esposa y de sus dos hijos, para después mudarse hacia la localidad del estado de Colorado al principio del año 1974.

Al llegar su amada esposa Tabitha, toma la decisión de que su esposo y ella, necesitaban unas minis-vacaciones y en cercanía de las vísperas festivas de Halloween, se dirigieron hacia un hotel contiguo a las cercanías de Estes Park Colorado, Llamado Hotel Stanley. En el día 30 de octubre del año 1974, Tabitha y su esposo, Stephen King, se registraron en el hotel, aunque casi no los aceptaron por el simple hecho de que en el hotel estaban cerrando sus puertas por tema de la temporada baja y sus trabajadores ya se habían marchado. Ellos fueron los únicos huéspedes del lugar.

-          “Cuando llegamos, estaban a punto de cerrar por la temporada, y así nos encontramos como los únicos huéspedes del hotel - con todos esos largos y vacíos pasillos..." – fueron las palabras del maestro del terror, Stephen King.

Registrándose en la habitación 217. Gracias a esa noche que pasaron en el hotel Stanley el señor King retomo sus recuerdos de una novela, la cual había escrito por allá en los años 72, y luego abandonado por el simple hecho de que su idea no funciono como él lo esperaba. La historia trataba de un niño psíquico con un divertido parque psíquico. No queda más decir que en ese hotel se había documentado algunos fenómenos paranormales, pero, el matrimonio King, no percibió nada.

En esa misma noche del día en el que el matrimonio había llegado, tuvieron su cena en total soledad en el extenso comedor del hotel.

-          “Con excepción de nuestra mesa todas las sillas estaban encima de las mesas. Mientras, la música hacía eco en el pasillo, y fue como si Dios me hubiese puesto allí para escuchar y ver esas cosas. Y cuando me fui a la cama esa noche, tuve el libro en mi mente”. – dijo el señor King, en una entrevista.


Sobre esta noticia

Autor:
Wag Landa (16 noticias)
Visitas:
4580
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.