Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que seletieneguardado.blogspot.com escriba una noticia?

Un Supercampeón... lo que siempre queríamos ser

27/08/2009 02:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El sueño de más del 99% de los hombres del mundo cuando tenemos uso de razón, es llegar a ser futbolista profesional. Claro, todos delanteros.

Llega un punto en el cual no queremos jugar más con la prima de crianza y empezamos a ver tv junto con nuestro papá y nuestros tíos (en mi caso, a mis tías también les gusta el fútbol). Recuerdo que canté el gol de Freddy Rincón en el último minuto contra Alemania en el Mundial de Italia en el 90. Yo tenía unos 3 o 4 años. Ya tenía uso de razón. Después de ese partido, a falta de balón de fútbol, encontré una bolsa y empece a darle golpes con los pies. Soñé que algún día sería un gran futbolista.

Y es un sueño que en general nace en los hombres. De cualquier forma, la gran mayoría alguna vez deseamos ser futbolistas, así los motivos variaran.

Lo más frustrante es ver la forma en que se desarrolla ese negocio, donde el chanchullo es más grande que el talento. Peor aún que esto pase en un país como Colombia, donde el fútbol se encuentra en un retroceso soprendente y se deja escapar tanto talento por llenar unos bolsillos y eliminar la esperanza de muchos.

Pero no renunciamos ante eso. El número con el tiempo va disminuyendo. Unos se desvían por el tenis, la natación, el ciclismo, el patinaje, el tejo, etc. Mientras tanto otros mantenemos el sueño. Nos inscribimos en clubes aficionados de nuestras ciudades, para lo cual, alternamos algunas horas de estudio fuera de la escuela para destinarlas a la práctica del deporte amado.

Al final, muchos no pasamos de ser jugadores aficionados y no por la falta de talento, sino por la falta de motivación, exigencia de la novia o de los padres. La motivación llega un día en que se acaba del todo. Tal vez porque muchos prefieren quedarse toda la tarde viendo tv o no quieren levantarse ya tan temprano. Por la novia, porque queremos estar limpiecitos mucho más temprano y salir con ella o visitarla. Por los padres, que en muchas ocasiones, insisten en que es primero la educación... que hoy no me ha servido de nada, pues aún no trabajo en el área que estudié.

Más sobre

El sueño para muchos hasta ahí llega, pero para otros sigue. De ahí en adelante nos convertimos en directores técnicos no reconocidos y vamos al estadio o nos quedamos viendo por televisión los juegos de la Selección nacional o del club amado (que de no inventarse, los hombres no tendríamos razones para sufrir...xd) y recordándole la madre al técnico de turno, al árbitro o algún jugador que las 'embarre'.

Finalmente y para completar éste ciclo del hombre relacionado con el fútbol, por cierto etapa en la que estoy muy lejano a llegar, es la de sembrar el sueño en nuestras semillas. Es decir, cuando tenemos un hijo y es varón, ponemos el grito en el cielo de tanta felicidad y desde ese mismo momento, cuando aún no ha salido por completo del vientre de su madre y su amiguito no es visible, estamos haciendo planes para meterlo en el fútbol. Obviamente conmigo y muchos no pasó eso, pero creo que yo seré así...xd.

Es la estrecha relación entre el género masculino (del cual me siento tremendamente orgulloso de pertenecer) y el fútbol. Una relación más duradera que la amorosa con cualquier mujer del planeta tierra.


Sobre esta noticia

Autor:
seletieneguardado.blogspot.com (18 noticias)
Visitas:
529
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.