Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El teletrabajo avanza en España pero muy lentamente, ¿por qué?

27/02/2019 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

PABLO SEGARRA

image

El teletrabajo, o trabajo a distancia, es una tendencia que progresa en España, pero de una forma muy lenta en comparación con el deseo de los empleados españoles. Gracias a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación muchos trabajadores consideran que pueden realizar la misma faena en su casa que en la oficina de la empresa, pero beneficiándose de otras ventajas.

imageEn España el teletrabajo alcanzó en el segundo trimestre de 2018 su nivel más elevado, con 1, 43 millones de personas utilizando esta modalidad laboral, según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo elaborado por el grupo de recursos humanos e investigadores de Barceló y Asociados.

De esta forma, el número de personas que dicen trabajar al menos ocasionalmente desde su hogar muestra una clara tendencia ascendente desde 2006. Con la crisis económica, a partir de 2008, continuó su incremento progresivo. No obstante, en el bienio 2014 -2015, es decir, en la primera etapa de la recuperación económica, el colectivo de teletrabajadores se redujo.

Probablemente el trabajo desde el hogar creció durante la crisis gracias más a que se convirtió en una medida de reducción de costes (si alguien trabaja desde su hogar, por ejemplo, no gasta electricidad ni teléfono en su oficina, al tiempo que se ahorra los gastos de transporte) que a un síntoma de un cambio organizativo en las empresas. Es decir, que muchas compañías vieron la opción del teletrabajo más como una manera de mantener al trabajador ahorrando costes que realmente por una apuesta de cambio de filosofía empresarial.

La cantidad de personas que trabajan desde su hogar volvió a crecer en 2016 y en 2017, según el informe de Adecco. Traducido a cifras concretas, las 808.000 personas que trabajaban al menos ocasionalmente desde su hogar en 2005, según Adecco, aumentaron hasta llegar a 1, 15 millones en 2015. A mediados de 2018 -hasta donde llega el estudio- la cifra ascendió a 1, 43 millones de trabajadores en España.

Madrid, donde más se teletrabaja

Las personas que trabajan al menos ocasionalmente desde su hogar equivalían a mediados de 2018 al 7, 4% del total de ocupados en España. A nivel territorial hay diferencias significativas en cuanto al teletrabajo. Las comunidades autónomas donde existe una mayor penetración son la Comunidad de Madrid (9, 7%), Andalucía (8, 4%) y la Comunidad Valenciana (8, 1%). En el extremo contrario se sitúan las Islas Baleares (5, 1%), Cataluña (5, 3%) y Navarra (5, 8%). No obstante, en todas ellas se detecta un incremento progresivo del teletrabajo.

Según explica a MiBolsillo, el suplemento económico de 20minutos.es, Carlos Gavilán, director de Recursos Humanos de Adecco Training, "en Madrid la implantación del teletrabajo casi roza el 10% de la población y por el contrario en Baleares es del 5% y en cuanto a edades lo que parece claro es que entre las personas que llegan al mercado laboral es una demanda cada vez más general y una variable decisiva para decantarse por una oferta de empleo en algunas ocasiones".

Según el periodista David Blay, autor del libro ¿Por qué no nos dejan trabajar desde casa?, "el número de trabajadores es indeterminado porque muchos no lo cuentan para que nos les penalicen futuros contratos y muchas empresas no los contabilizan porque el teletrabajo no es completo, lo hacen algún día suelto".

Casi el 70% querría teletrabajar

No obstante, añade que "hay una cifra evidente: en un estudio reciente de Randstad se asegura que casi un 70% de los trabajadores en España querría teletrabajar y no le dejan". Respecto a las profesiones donde es más posible teletrabajar, Carlos Gavilán, director de Recursos Humanos de Adecco, apunta a "puestos con objetivos claros, plazos de entrega o autonomía de los empleados, en esos es una medida sencilla de aplicar".

"En los puestos que requieren presencia física como el comercio minorista, la restauración, ocio, logística etc... parecen sectores donde aún será complejo», augura.

David Blay, defensor del teletrabajo, asegura que "hoy día, el 60% de las profesiones solo necesitan un ordenador y un teléfono para ejercerse. Obviamente las presenciales, como camarero o transportista, no son susceptibles, pero incluso gente de la Administración que no está cara al público sino delante de una computadora día a día puede acogerse a ello".

"Avanzará en los próximos años"

Ambos coinciden en que es una tendencia que va a ir a más en España. Según Gavilán (Adecco), "desde luego las previsiones son que el teletrabajo avance en los próximos años ligado a otros factores como el desarrollo tecnológico y la movilidad en las grandes ciudades".

David Blay pronostica que vamos "hacia una sociedad freelance, donde muchas personas de mediana edad están teniendo que reinventarse y los jóvenes no quieren estar 20 años en la misma empresa". Sin embargo, agrega: "el presentismo tardará mucho en desaparecer en España. Hay muchas multinacionales europeas, sin embargo, que lo que quieren es tener el mejor talento y no el más cercano y dejan teletrabajar a sus empleados para ser competitivos y retener a la gente en la que están interesados".

Más sobre

Pero si la opción del teletrabajo va en aumento, lento pero progresivo, el deseo de los trabajadores españoles a favor del teletrabajo es rotundo. En concreto, el 68, 6% de los empleados españoles desea teletrabajar, pero no puede porque su empresa no lo permite, según un estudio de la empresa de recursos humanos Randstad elaborado a partir de más de 13.500 encuestas a profesionales de 33 países.

Según el estudio, por grupos de edad, los empleados que más solicitan el teletrabajo son los que tienen edades comprendidas entre 25 y 45 años, en concreto el 78% de ellos seguidos por el 64% que representan menores de 25 años, y, por último, los mayores de 45 años, con una media del 58%.

Randstad sostiene en su estudio que un 70% de las empresas españolas cuenta con un sistema de trabajo tradicional que se contrapone al deseo de sus empleados a favor del teletrabajo. El 57, 5% de los ocupados cree que en su empleo actual dispone de todo lo necesario para poder teletrabajar.

Diferencias por países

En cuanto a las diferencias por países, son los griegos (75%), portugueses, italianos y españoles (69%) quienes más desean teletrabajar. Les siguen los franceses (64%) y los británicos (61%). Y por debajo de la media Europea se sitúan Luxemburgo, con un 60%; Bélgica, con el 57%; Alemania y Dinamarca, con un 52%; Noruega, con el 51%, Países Bajos, 48% y, por último, Austria con un 47%.

El director de Randstad Human Capital Consulting, Miguel Valdivieso, asegura que "el teletrabajo ocasional debería verse como una opción beneficiosa para todas las partes" porque "posibilita ser más eficiente durante su jornada laboral y le produce ahorros en tiempos improductivos (desplazamientos, ineficiencias en el lugar de trabajo y reuniones más cortas)".

Y también para la empresa debido a que "la satisfacción de sus empleados redunda en mejores ratios de eficacia, lo que mejora los resultados de su negocio". Valdivieso agrega que la conciliación entre trabajo y vida personal es el segundo factor más valorado por los profesionales para elegir una empresa en la que trabajar, según el informe de Randstad.

Tendencia que va a más

Según asegura a este suplemento económico Ana Zayas, directora de Page Personnel España (consultora internacional de reclutamiento de personal temporal y permanente), "el teletrabajo es una tendencia que está yendo a más. Las Administraciones y las empresas están realizando políticas para tratar de ver cómo implementarlo, pero es evidente que va a más".

Zayas considera que existen bastantes ventajas que las empresas tendrán en cuenta: "El empleado evita desplazamientos, horas de coche innecesarias, rinde más y es más productivo".

"Por su parte -añade- las empresas consiguen trabajadores más implicados y fieles porque están contentos, además pueden ahorrar costes en infraestructuras, oficinas más pequeñas, menos gasto energético...".

No obstante, la dirigente de Page Personnel España explica que no todo son ventajas. "Hay empleados que no logran concentrarse en casa, o no les gusta. Otros lo ven como un hándicap por no socializar. También puede ser necesario hacer gastos de acondicionamiento tecnológico", explica. Respecto a las motivaciones principales de los empleados para teletrabajar, Zayas señala el ahorro de tiempo y dinero así como la conciliación familiar y personal.

Respecto a las ventajas e inconvenientes, Carlos Gavilán (director de Recursos Humanos de Adecco) asegura: "Sin duda es positivo, mejora la conciliación de la vida personal y profesional al evitar desplazamientos y ahorrar tiempo, mejora la flexibilidad y la organización y puede incrementar la productividad al evitar las interrupciones propias de los centros de trabajo. Además reduce los gastos asociados al desplazamiento de empleados".

¿Son reacias las empresas?

Gavilán (Adecco) sostiene que las empresas "sí creen en el teletrabajo, la tendencia es de implantación". No obstante, dice, el tejido no es el idóneo ya que en España hay mucha empresa de servicios, hostelería, restauración o turismo.

Blay, periodista experto en teletrabajo, en cambio, cree que"la mayoría de los directivos españoles son hombres de unos 60 años a los que inculcaron que quien más trabaja es quien mejor aceptado está, lo que les lleva a controlar a sus empleados presencialmente".


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (38691 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1586
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.