Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Motorbusiness escriba una noticia?

Test Automotiva: Nuevo Fiat 500 Sport

17/01/2012 08:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Publicamos en MotorBusiness el test del Nuevo Fiat 500 Sport, realizado por el sitio web amigo Automotiva.com.ar:

El Fiat 500 (‘Chincuechento’) me dio una lección. Debo reconocer que había prejuzgado su comportamiento, a partir de su tamaño básicamente. Ya Lisandro Rodríguez, de Turín, me había advertido: ‘Vas a ver lo que anda este auto…’

Que el nuevo 500 sea cómodo para la ciudad, que haga de la practicidad un culto, es lo esperable. Pero que acelere, doble y frene con la eficacia con que lo hace, no deja de sorprenderme, pero vamos al análisis correspondiente. La versión probada fue la Sport 1.4 MultiAir, equipada con varios opcionales, y con un precio base de $ 89.000 (bonificado), y en color amarillo, muy llamativo.

Su diseño exterior remite instantáneamente a dos conclusiones: simpática es el adjetivo que resume su figura, y además nos transporta en el tiempo hacia nuestro entrañable 600 (si bien evoca a al 500, antecesor de aquel, y algo más chico). Con las ruedas ubicadas en los extremos, una cintura alta, dos grandes puertas, y muy atractivas llantas en esta versión, sumado al brillante amarillo, nuestro 500 debe haberse sonrojado permanentemente; fue observado por todos en cada salida.

El 500 es ancho (el mismo que el del Palio, pero con 30 centímetros menos de largo), y esto contribuye a su imagen robusta.

image

Reminiscencias del 500 original (y 600) varias: Las manijas exteriores, ópticas delanteras y traseras, capot, tapa del baúl, logran su objetivo de remitirnos directamente a su abuelo.Con un ingreso al habitáculo bastante más sencillo que el egreso, en 3, 55 metros no pueden esperarse milagros de su habitabilidad. En la parte delantera dos personas pueden viajar cómodas, pero detrás solo podrán hacerlo dos chicos (pueden entrar tres pero cuenta con apoyacabezas y cintos solo para dos), y ni hablar si el conductor mide más de 1, 80 m; calambre para uno. Pero insisto, el espacio disponible es lógico y hasta bueno para su tamaño.

En el interior también encontramos guiños al 600: los tres botones centrales, el tablero, la zona de chapa (plástica) y las manijas de apertura interna. A propósito, el hueco para agarrar la puerta está muy adelante; retrasarlo, además de hacerlo más práctico, hubiera permitido alojar allí los levantavidrios eléctricos, mal ubicados en la consola central.

Comodísimas y amplias butacas en cuero, dignas de autos de precios superiores. Comandos a mano. Excelente radio/CD/MP3/USB, muy cómoda y con un sonido BOSE (subwofer y una potencia) muy interesante.

Estos guiños mencionados al diseño hacen que alguna crítica funcional aparezca, y el tablero, con velocímetro y odómetro -casi- juntos resulta confuso para una vista rápida. Muy completa computadora de a bordo y cuatro ‘zonas de comando’ en volante: comandos por voz y teléfono, control de velocidad crucero, volumen y fuente de sonido, memorias y búsqueda de emisoras. Muy práctico. Y hablando de practicidad, el comando de caja está en un posición inmejorable, elevada.

imageTecho corredizo eléctrico, ventanillas y espejos, además del cierre a distancia, asistencia para el arranque en pendiente, completaban el escenario eléctrico en nuestra unidad. Si bien la comentada posición de manejo es bueno, debería agregar regulación del volante en altura (solo en distancia) y la regulación también en altura de la butaca del conductor debería llegar más abajo. No es la posición de manejo ideal para los más altos.

Con respecto a la visibilidad, debemos diferenciar en lo que hace hacia adelante (bastante buena) y hacia atrás. En este caso (luneta chica) y sobre todo hacia 3/4 traseros, por un grueso parante B, es mejorable. La clásica maniobra de mirar rápidamente de reojo hacia la izquierda como complemento del espejo exterior, para adelantar a otro auto, resulta bastante complicada.

Poco para agregar del agradable y muy bien terminado interior: podría exigírsele algún portaobjeto más, si bien los portamapas en puertas y la gaveta son de tamaño generoso. Excelente tamaño y grip para el volante.

El equipamiento de esta versión Sport es generoso: cuatro airbags, ABS+EBD, Control de Estabilidad y Tracción, levantavidrios y espejos eléctricos, apertura a distancia, dirección asistida, y algunas cositas más.

imageNuestra unidad contaba con varios packs adicionales: climatizador automático de una vía, techo solar Skydome, audio potenciado y mejorado BOSE, butacas en cuero y Kit Seguridad (airbags de cortina y de rodilla para el conductor, llegando a siete en total).

Llegamos al comportamiento del nuevo 500, y si bien todo lo anterior nos sorprendió, la dinámica del auto es espectacular. Buen confort de marcha en ciudad -lógicamente saltarín por su corta distancia entre ejes- con una dirección asistida variable muy confortable, pero muy segura en lo veloz, y un botón ‘sport’ que radicaliza la respuesta del acelerador (y se nota mucho) y endurece (o mejor expresado la hace más pesada) la dirección, para el manejo deportivo.

La sensación al volante del 500 es la de un auto superior, casi premium; se lo siente seguro, pesado (en el buen sentido), bien apoyado al piso.

No solo los 105 CV del MultiAir 1.4 son interesantes para su peso, sino que la distribución variable en apertura y cierre hace que sea elástico, dócil, pero muy deportivo si se lo exige, con un ronquido atrapante al levantarlo en vueltas (que, a propósito, suben con una rapidez notable). Algo perezoso por debajo de las 3.000 vueltas, responde firmemente en toda la gama de rpm, pero lo más sorprendente (y que dejamos para el final) es su tenida.

Hicimos un circuito de montaña, trabado, con subida y bajada y realmente sorprende la seguridad con que responde a los cambios bruscos de dirección. Una muestra de su equilibrio dinámico: desconectamos el Control de Estabilidad (pero igualmente entra en acción en situaciones límite) y pesar de la gran exigencia en curvas, solo se accionó un par de veces. Puesta a punto sorprendente, incluso por el andar en ciudad, más que confortable.

En síntesis, los 3, 54 metros del 500 pueden engañar en cuanto a su comportamiento: muy práctico en ciudad pero también muy eficiente en el manejo deportivo, exigiéndolo más de la cuenta. Buena terminación, lógico poco espacio interior, buena dotación de confort, excelente en seguridad, con un diseño muy atractivo, y solo algunas cuestiones menores mejorables.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Motorbusiness (993 noticias)
Fuente:
motorbusiness.com.ar
Visitas:
12653
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.