Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Tikeras contra el mundo chavista y el bolivarianismo

21/12/2017 00:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

L cosmovisión política del mundo contemporáneo ya no viene dada por un unilateralismo ideo político,

La Tecla Fértil

 

Donald Trump, desea ser reconocido como un hombre emprendedor, protestante y fue llamado por el Colegio Electoral norteamericano, a organizar las cuentas norteamericanas en el mundo. Lo que, nos obliga a leer las últimas publicaciones sobre el mundo empresarial y del petróleo. Pero, el mundo está confrontando el ahogamiento de un universo económico que exige una decisión y la colaboración del espíritu humano. La globalización, asume posiciones defensivas y significativas para modelar las normativas dadas por Barak Hussein Obama para mantener un orden político mundial.

Inquieta la actitud dada por Corea del Norte, quien ha lanzado varios misiles en dirección al Japón y las bases militares estadounidenses en la Región. De allí que, se le viene exigiendo al Consejo de Seguridad de Las Naciones Unidas una argumentación tipificada de esa realidad.

AL cosmovisión política del mundo contemporáneo ya no viene dada por un unilateralismo ideopolítico, sino, por un conjunto de argumentaciones ideológicas que buscan  solventar el aspecto económico de las regiones sensibles y, como son captadas por Rusia y China en su intento de abordar un solo camino de establecer el dialogo, tras la búsqueda de controlar el petróleo, el agua y el gas para surtir a sus colonias y tener una sola base de criterio para no hacer de la guerra, un campo inadmisible, más allá de los criterios políticos, todo, debe ser resuelto en base a la unidad y el manejo de los conceptos de dictadura y democracia. Lo más delicado es trabajar bajo concepciones del utilitarismo y la coexistencia de los dos sistemas de sustentación económica, como lo son, el capitalismo y rentismo financiero, el otro, está reflejado en las tesis de carácter económico.

El conflicto entre Estados Unidos y Corea del Norte como actores principales, sostiene que no es una confrontación entre capitalismo y socialismo como se presenta erróneamente, ya que los negocios de las grandes corporaciones y los múltiples tratados comerciales con China avalan la coexistencia entre ambos sistemas. Tampoco se puede afirmar que se trata de una confrontación entre dictadura y democracia, cuando EE.UU. tiene como principal aliado en Medio Oriente a Arabia Saudita, gobernado por una monarquía absoluta. Da la impresión que se conjuga el deseo omnipotente de Trump —al avalar el rol político-económico a escala mundial de EE.UU. como destino manifiesto— y el complejo financiero militar, al usar como pretexto una confrontación con un pequeño país.

Desde el geopoder, se requieren tres acciones valientes de Naciones Unidas, ( CSNU): primero, exigir al régimen estadounidense que negocie por encima de la amenaza; segundo, que deje de intervenir en el planeta entendiendo que libertad es que cada nación decide su propio sistema; tercero, que se forme una comisión con los actores principales donde se responda a la demanda de Corea del Norte con sabiduría: concertar los términos de un acuerdo que apoye al desarrollo soberano de la sociedad coreana y, a su vez, limite la escalada armamentística en la región. aceptar una negociación que distensione está grave coyuntura regional y planetaria.

Sorprende que dicho organismo, donde se presupone está concentrada la sabiduría que mueve el mundo de modo razonable, aún continúe discutiendo si la guerra es aceptable o conveniente sin entender que el mundo está en vilo ante esas decisiones.

Lo cierto, es que el terrorismo, es una herramienta utilizada como concepto en países deteriorados económicamente y, a esto, se agrega las posiciones de odio asumidas por representantes de los movimientos populares y, esto ha desencadenado en un interés y una jauría militar de amplio espectro. Ahora, el mundo debe comprender, la representatividad de cada Estado y la coherencia de los gobiernos ante estas duras verdades.

 

El terrorismo es la acción violenta extrema o anárquica ejercida por organizaciones o grupos cuyo fin es propiciar el caos, tomar el poder, crear un Estado,  eliminar la población civil, ejercida a través de mecanismos que provoquen terror, miedo, inseguridad, destrucción. Fundamentalmente responde a propósitos de instituciones, Gobiernos y (o) corporaciones cuyo objetivo es consolidar autoridad fuerte, negocios y compra de autonomías, además de someter a pueblos y regiones.

Cierta parte de nuestra sociedad muchas veces se victimiza,

En este sentido pueden existir diversas modalidades, como son el terrorismo internacional, de Estado, mediático, 'nacionalista'.

La perversión religiosa, nos ahoga porque, los tiempos corren y hay menos espacios para corregir los males y, desde cualquier pulpito o auditórium. Las miradas inquisitorias nos hablan de las riquezas mal habida, como sí fuésemos unos chapuceros, pero los propietarios monopólicos de la moral republicana se enriquecen cada día más.

Las tikeras del niño jesús es la búsqueda de la luz en los reflectores, es la corrupción hecha un delito, debemos entender que lo fundamental es las obras públicas que benefician al pueblo.

Para el gobierno, la corrupción no es un delito y la sociedad se acomete al engaño continuado de una verdad

Ahora bien, el que la corrupción no sea un delito, no significa, en modo alguno, que no puedan y deban combatirse conductas, las cuales, tampoco lo explicaron debida y claramente nuestros nuevos cruzados, están las más de ellas, claramente tipificadas y penalizadas en la legislación vigente.

En consecuencia, los más felices de esa campaña en contra de la corrupción son, a no dudarse, los corruptos mismos. Mucho ruido en contra de la corrupción, pero nada en contra de conductas como tráfico de influencias, conflicto de interés, peculado y varias más.

Ahora, si me permite, le planteo algo relacionado con el dispendio de los recursos públicos, lo cual, si bien no constituye un delito, causa más daño que si lo fuere. Me refiero a la incapacidad para llevar a cabo una gobernación responsable y eficiente. Dicho de otra manera, mientras le dedicamos toda la atención a lo que es, como dije, una conducta moral mas no delito, nadie presta atención a la ineficiencia en el uso de los recursos públicos y a su uso indebido.

Nunca antes como ahora en la sociedad existe la convicción de que lo que se escucha o se lee es realidad, no importa si la percepción es una falacia, es un juego de la posverdad o una simple infamia. Si la gente escucha un rumor o noticia, ésta es creída y en muchos casos aumentada. En tal ambiente, abundan quienes con astucia inventan sucesos que la gente los asume como historias reales y, lo que es peor, con base en dichas historias, al creerlas, actúan y deciden. Además, existe una tendencia a creer con mayor facilidad lo negativo, las noticias negativas viajan más rápido y penetran con mayor profundidad en la creencia colectiva.

 adolece de la posverdad y juega su papel, se desaniman, se desencantan o se enojan, en tales casos, el sentimiento colectivo es negativo, es enfermizo. Quizá, como en muchas ocasiones, cuando empezamos a sentir los síntomas de una enfermedad, asumimos una primera actitud de rechazo, es decir, negamos la enfermedad; al ver que los síntomas no desaparecen, el mecanismo de defensa nos induce a auto recetarnos, los más temerarios encuentran la receta más agresiva al mal, equivalente a adquirir el antibiótico más potente para la infección más simple, otros, simplemente dejamos espacio a la hipocondría y nos sumergimos en un mal que no existe, muy pocos esperamos el verdadero diagnóstico de nuestro padecimiento, a veces, como me dijo un amigo médico: “Utilizamos una bomba atómica para matar una mosca y, en otras, sentimos que morimos en un vaso con agua”.

En esta época de fugacidad y rapidez con la que viajan las noticias en medios de comunicación y redes sociales es imperativo para el gobierno estar atento y reaccionar con oportunidad y precisión ante hechos que enardecen a la sociedad, no estarlo es condenar al gobierno a las hieles y a la crítica no siempre fundamentada de las multitudes.

Nunca antes como ahora en la sociedad existe la convicción de que lo que se escucha o se lee es realidad, no importa

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (429 noticias)
Visitas:
4214
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.