Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Sebastián Celis Maya escriba una noticia?

TLC con Estados Unidos: oportunidades y retos para la agroindustria de la palma de aceite colombiana

27/04/2012 19:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageEl anuncio realizado por el Presidente Obama, según el cual entrará en vigencia el TLC entre Colombia y Estados Unidos el próximo 15 de mayo, con ocasión de su participación en la VI Cumbre de las Américas, en Cartagena de Indias, establece, sin duda, para la palmicultura colombiana un escenario de grandes retos y oportunidades, aseguró Jens Mesa Dishington, Presidente Ejecutivo de Fedepalma.

Resultado de las condiciones comerciales negociadas en este TLC, todos los productos de la palma de aceite y sus derivados colombianos tendrán de manera permanente libre acceso al mercado americano, y los aceites y grasas estadounidenses llegaran a nuestro país en condiciones preferenciales, fruto de un programa de desgravación, en su mayoría, establecido para cinco años.

Esto último, implica una mayor competencia de aceites y grasas en el mercado nacional y una disminución de sus precios. En ese sentido, cabe señalar que desde la década de los años 90's el sector tiene como referencia los precios internacionales de los aceites y grasas, y que su inserción en el contexto internacional se viene profundizando como resultado de los compromisos adquiridos por Colombia en otros acuerdos comerciales.

A manera de ejemplo, con Mercosur, líder en la producción y exportación de productos oleaginosos, el programa de desgravación está bastante avanzado, y el sector palmero enfrenta condiciones de mayor competencia y menores aranceles como consecuencia del mismo. En razón a lo anterior, se espera que el impacto del TLC con Estados Unidos en materia de ingresos para esta agroindustria sea moderado.

El compromiso con la sostenibilidad de la agroindustria de la palma de aceite colombiana, aunado a exigencias de países desarrollados como Estados Unidos en materia ambiental y social, es una oportunidad para el posicionamiento del aceite de palma y de sus derivados como productos sostenibles, y se convierte en un elemento diferenciador de la palma colombiana y sus derivados frente a otros proveedores.

Hay que señalar en ese sentido, -explicó el dirigente gremial- que Fedepalma es miembro activo desde 2004 de la iniciativa de la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible, RSPO, por sus siglas en inglés, y en la actualidad el sector trabaja en la implementación de los principios y criterios de sostenibilidad que exige esta iniciativa.

La entrada en vigencia del TLC con Estados Unidos traerá oportunidades para la agroindustria de la palma. Las ventajas comparativas del aceite de palma frente a otros aceites vegetales, y la preocupación de salud pública en Estados Unidos con el consumo de grasas trans, abre un espacio para que productos intermedios elaborados con aceite de palma ingresen al mercado americano en condiciones muy favorables.

Igualmente, el objetivo de un mayor uso de energías renovables de Estados Unidos, aunado al hecho de que Colombia es líder en el continente en la producción de biodiésel, permite prever también que existe la oportunidad de exportar biodiésel de palma para atender la creciente demanda de estos biocombustibles en el mercado americano.

Más sobre

Trabajo en llave con empresarios y gobierno

Mesa Dishington expuso que es necesario trabajar de la mano con empresarios y gobierno para evitar que condiciones del mercado de biocombustibles americano se conviertan en restricciones para-arancelarias para las exportaciones de biodiésel de palma colombiano a Estados Unidos.

Afortunadamente, el estudio adelantado sobre el ciclo de vida de los biocombustibles colombianos y así mismo, el potencial de desarrollo de eslabones productivos en nuestro país como el de la oleoquímica, que permiten a la cadena oleaginosa colombiana avanzar en la agregación de valor, y que además son una realidad en Colombia con la elaboración de detergentes biodegradables a partir de aceite de palma, es también otra oportunidad para ingresar al mercado americano.

La estabilidad en materia de relacionamiento comercial que implica un TLC como el que entrará en vigencia entre Estados Unidos y Colombia, impulsará también una mayor dinámica de inversión estadounidense en nuestro país. Dado el auge de los alimentos, la agricultura es uno de los mayores receptores de inversión en la actualidad a nivel mundial. Al respecto, dado el potencial de usos de tierra apta para actividades agrícolas en nuestro país, existe la oportunidad de que una mayor inversión americana en proyectos productivos, intensifique y expanda la frontera agrícola colombiana.

De igual forma, el mayor desarrollo de industrias aguas abajo de la cadena oleaginosa como la generación de energía y la misma oleoquímica, pueden ser una excelente plataforma para aprovechar materia prima colombiana y de la región, para acceder al mercado americano, y son también un factor para atraer mayor inversión estadounidense a nuestro país.

Es claro también que, a la par con las oportunidades que tiene la agroindustria de la palma de aceite como consecuencia de las condiciones preferenciales que gozaran los productos de la palma y sus derivados el mercado americano, son también considerables los retos que tiene el sector para poder capitalizar esas oportunidades y competir en el mercado local. Los mayores costos de producción del aceite de palma colombiano frente a los líderes en la producción de estos aceites como Malasia e Indonesia, exigen el compromiso del sector por una mayor productividad que permita cada vez más diluir los altos costos que enfrenta la palmicultura.

En razón a lo anterior, es también fundamental que el gobierno nacional trabaje en la misma dirección para que exista una verdadera plataforma de competitividad para los diferentes sectores productivos. Por ello, se requiere de un esfuerzo importante por parte del gobierno en materia de mejorar la infraestructura vial y desarrollar los proyectos fluviales y ferroviarios que permitan al sector productivo disminuir los altos costos de transporte y de logística que enfrenta la actividad productiva nacional para colocar sus productos en los mercados locales y de exportación.

De igual forma, la entrada en vigencia del TLC con Estados Unidos exige una adecuada administración del acuerdo y para ello, es fundamental la modernización de las aduanas, de tal forma que los compromisos en materia de contingentes, salvaguardias y demás condiciones preferenciales establecidas en dicho acuerdo, realmente se cumplan de acuerdo a lo establecido en el acuerdo y que el sector privado pueda hacer el seguimiento adecuado y oportuno a los flujos comerciales entre Colombia y Estados Unidos.

Así mismo, es necesario que el Gobierno Nacional ponga freno al agudo proceso de revaluación que enfrenta la economía colombiana y que le resta competitividad a su sector productivo, de tal forma que realmente el país pueda aprovechar las oportunidades derivadas de estos acuerdos comerciales.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Sebastián Celis Maya (3029 noticias)
Fuente:
ape.org.co
Visitas:
1469
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.