Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Las torturas "legales" a los presos de guantánamo, logran igualar a las de la Gestapo nazi

17/06/2015 06:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las torturas inhumanas de la CIA sobre los sospechosos de terrorismo recién publicadas, producen un tsunami de indignación universal que llega hasta las Naciones Unidas. El libro de un ex-preso las avala

Nuevos documentos secretos revelados indican que la CIA utilizó en EE.UU. un programa de torturas contra sospechosos de terrorismo en el país y que además llevó a cabo experimentos en personas. Y si antes la inteligencia afirmaba que las torturas se aplicaron sólo después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, de acuerdo con las nuevas informaciones, los duros métodos de interrogatorio se utilizaban antes del 11-S.

El Senado de EE.UU. ha hecho público el esperado resumen del polémico informe sobre la aplicación de torturas de la CIA a terroristas sospechosos. El documento revela que las tácticas fueron ineficaces y más brutales de lo que se creía. El resumen del informe, de 480 páginas, describe las técnicas de tortura aplicadas a presos por parte de la CIA durante el mandato del presidente George W. Bush . Estas personas fueron sometidas a los inhumanos métodos de la CIA, incluyendo la simulación de ahogamiento o 'waterboarding'(“el submarino“, hasta llegar a la muerte de algunos. Asimismo, el informe afirma que las técnicas utilizadas por la CIA eran "mucho más brutales" de lo que la gente creía. Las torturas se practicaban  en la base militar de Guantánamo y en otros centros de detención clandestinos.

Según la Comisón de Inteligencia del Senado, la agencia CIA engañó al pueblo  norteamericano y gestionó de manera incorrecta el programa que se puso en marcha tras los atentados terroristas, señala el portal National Journal.

El Pentágono y el Departamento de Estado de EE.UU.  han reforzado las medidas de seguridad en las instalaciones norteamericanas en todo el mundo ante el temor de posibles reacciones por la divulgación de este informe. El informe completo consta con 6.000 folios y permanecerá clasificado.

El periódico inglés 'The Guardian' reproduce el documento de la CIA, titulado “Reglas y políticas que gobiernan la conducta de actividades de inteligencia” que al final autoriza a la agencia a "aprobar, modificar o desaprobar cualquier idea respecto de las experimentaciones científicas"

.

Se considera que el Senado se decidió a publicar el escandaloso informe cuando supo que de la existencia de un libro escrito por un preso de Guantánamo,   ciudadano de Mauritania encarcelado desde el 2002. Nancy Hollander, abogada, y Larry Siems, editor del testimonio, cuentan en exclusiva a RT( cadena de noticias de Moscú), la censura que el Gobierno de EE.UU. ha ejercido sobre el texto y la irrefutable inocencia de Ould Slahi.

Por intentar a unirse a Al-Qaeda en Afganistán. Bajo el título 'Diario de Guantánamo' ('Guantánamo Diary'), la obra revela las horribles torturas a las que fue sometido el autor.

Además, del libro se desprende el enorme interés por parte de los servicios de Inteligencia americanos en realizar una investigación exhaustiva sobre Slahi, al que interrogaron durante más de un año. "El preso estaba “en medio” del FBI, y la agencia destinada a las tareas de investigación criminal, que utilizaban técnicas de interrogatorio “tradicionales”, así como ante interrogatorios militares que importaron técnicas usadas por la CIA en los “black sites” centros clandestinos de detención de la misma.

Entre las atroces e inhumanas torturas que sufrió el autor del libro figuran la privación del sueño durante largos periodos de tiempo, amenazas de muerte, golpes mientras estaba sumergido en hielo y humillaciones sexuales, entre otras, además de forzarle a beber agua salada del mar hasta hacerlo vomitar. Este tormento le provocó alucinaciones y psicosis, algo de lo que se mofaban sus carceleros, y lo llevó a mentir contra sí mismo con tal de que dejaran de torturarle declarando que había planeado hacer estallar una bomba en la Torre CN de Toronto. Cuando posteriormente vieron que mentía, le preguntaron si eso era cierto, y Slahi contestó: "no me importa si es o no mientras estéis satisfechos. Si queréis comprar, vendo".

"El responsable es Donald Rumsfeld” (entonces secretario de Defensa de Estados Unidos). “Creo que el Gobierno de Estados Unidos debería empezar a procesar a aquellas personas que han cometido torturas", comenta Nancy Hollander, su importante abogada, que espera que "la gente comience a entender lo que es Guantánamo, lo que ocurre allí, y se una a nosotros en la lucha por el cierre de Guantánamo".

Y el analista político, Eladio José Armesto, explica que ocultando estos lugares repartidos por todo el mundo, las agencias de “Intelligentsia” norteamericanas tratan de evitar la intervención de cualquier ley nacional e internacional.

La Corte Suprema de EE.UU. no permite al Gobierno de Obama ocultar videos de torturas en Guantánamo y el gobierno de EE.UU. ha apelado a la orden del Juzgado que autoriza a mostrarlos.

¿Por qué Obama no procesará a los torturadores?

El Gobierno de Barack Obama no movió ni un dedo para castigar a los culpables de torturas, afirman en Rusia después de la publicación del informe del Senado sobre este caso. Surge una pregunta: ¿por qué Obama no procesará a los torturadores? "El informe del Senado de Estados Unidos confirma el uso sistemático de la tortura en las prisiones de la CIA, en violación de las obligaciones internacionales de EE.UU. Todo el mundo lo sabe desde hace mucho tiempo", escribió el representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia sobre los Derechos Humanos, la Democracia y el Estado de Derecho, Konstantín Dolgov, en su Twitter.

"A pesar de prohibir formalmente la tortura, la Administración de Obama no hizo nada para castigar a los culpables de estas graves violaciones de los derechos humanos. Esto ha contaminado todavía más la reputación de EE.UU. en el campo de los derechos humanos", subraya el diplomático ruso.

En el Reino Unido grupos de activistas antitorturas denunciaron el maltrato a detenidos en Guantánamo y exigieron la inmediata liberación de Mohamedou Ould Slahi, autor de 'Guantánamo Diary', el autor del libro antedicho que revela las infrahumanas y atroces torturas a las que ha sido sometido durante los 13 años que lleva recluido sin cargos en la prisión norteamericana, se le acusósupuestamente de haber planeado un ataque en el aeropuerto de Los Ángeles, a pesar de que nunca se demostró su culpa. Tambien se le acusó  después de haber intentado unirse a AlQaeda en Afganistán."Es importante destacar que está preso en la cárcel de Guantánamo desde agosto del 2002 sin que haya existido ningún cargo criminal probado en su contra. Nancy Hollander, abogada del reo, reclama: “presentamos una petición de libertad y el juez se la concedió en 2010, pero el fallo no se cumplió; se apeló a un tribunal superior que envió el caso a un tribunal inferior y ahí se ha estancado".

El plan de interrogatorios  de Guantánamo fue meticulosamente diseñado y aprobado por el entonces secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld", revela Larry Siems, experto y editor del testimonio del 'preso 760', Mohamedou Ould Slahi, oriundo de Mauritania. Era uno de los dos 'proyectos especiales' de Rumsfeld.

La Asociación de psicólogos de EE.UU. encubría a Rumsfeld y las torturas de la CIA

La ausencia de conocimientos no impidió a los dos psicólogos tener un papel central en los interrogatorios de la CIA, ya que no solo idearon las técnicas de tortura, sino que también colaboraron en su aplicación. Entre otros tormentos, sometieron al infame 'waterboarding' o 'submarino' a los detenidos más significativos. También llevaron a cabo evaluaciones oficiales sobre el estado psicológico de las víctimas para determinar si las técnicas mejoradas debían continuar.

El informe menciona solo los pseudónimos de los psicólogos, Grayson Swigert y Hammond Dunbar, y añade que percibieron 81 millones de dólares, parte de la suma total del contrato, que era de 181 millones de dólares.

 

La revista 'Vanity Fair', sin embargo, afirma que los cerebros del programa de torturas son James Elmer Mitchell y Bruce Jessen, instructores de la Fuerza Aérea en un programa llamado SERE, ideado para ayudar a los militares a burlar interrogatorios

Una exgerente del aeropuerto polaco de Szymany ha revelado que la CIA secretamente utilizó el aeródromo en su programa de torturas de sospechosos de terrorismo. Mariola Przewlocka dijo al diario 'The Daily Mail' que este aeropuerto del noreste del país de repente vio un crecimiento de tráfico a finales de 2012. La mujer, de 57 años, relató que los misteriosos aviones llegaban con poco aviso y varios coches con ventanas oscuras se llevaban a los pasajeros a la cercana base militar, Stare Kiejkuty.

Representantes no identificados pagaban al aeropuerto sumas seis veces mayores de lo habitual por cada aterrizaje. En ocasiones los aviones eran recibidos pese a que hacerlo suponía violar las normas de seguridad. A los empleados no se les permitía acercarse a los aviones.

Un día  el director del aeropuerto la advirtió de que el día siguiente iba a aterrizar un vuelo "especial" y de que había que permitir el aterrizaje costara lo que costara. Mariola cree que el aeroplano que llegó en esa ocasión era el norteamericano Gulfstream, que transportaba desde Afganistán al autor confeso del 11-S, Khalid Sheikh Mohammed, quien, según se revelaría, fue sometido regularmente a la tortura de ahogamiento simulado conocida como 'waterboarding'.

El aeropuerto polaco fue mencionado en el último informe del Senado norteamericano, que reveló abusos y torturas de los presos por parte de agentes de la CIA.

"Siento una profunda vergüenza por el hecho de que los políticos permitieran eso. Esto ha dejado una mancha terrible sobre mi país", lamentó Mariola.

Hollander afirma que como el Gobierno de EE.UU. se resistía a hacer públicas las vivencias de Slahi, a quien define como "un hombre inocente que debe ser liberado", finalmente tuvieron que "ceder a la fórmula de que el texto con las notas diarias fuera tratado como si fuera un manuscrito de un cliente a su abogado". El texto fue enviado por la abogada al Gobierno de EE.UU. y en Washington lo debieron encarpetar y por instancia del Colegio de Abogados lo devolvió varios años después. El documento había sido totalmente corregido, y con un nota que aclaraba que “han sido las autoridades quienes "han tomado todas las decisiones en torno a la redacción". Tanto es así, que el libro ha sido sometido a 2.500 correcciones y a la censura y eliminación de identidades e "informaciones clave".

Lo malo que la CIA y otras policías las aplicado en EE.UU. desde los días de Eisenhower

"El FBI desde su punto de vista personal en su libro reproduce más o menos lo mismo que dice Mohamedou, solo que él lo hace, diciendo que el preso ha contado su experiencia humana para hacernos reflexionar acerca de cada uno de los individuos que se encuentran en esta horrible situación", declara Siems, quien ha estado "'sumergiéndose' durante cuatro años por los registros documentales del Gobierno, ahora desclasificados, que revelaban lo que estaba sucediendo en Guantánamo, Afganistán e Irak".

Un funcionario del Gobierno de George W. Bush afirma que para llevar a cabo ciertos interrogatorios a presos, la CIA  utilizó el atolón  Diego García, que alberga bases de la flota y aviación norteamericana, y es territorio británico. Se usó durante el primer mandato presidencial de George W. Bush.

Lawrence Wilkerson, jefe del gabinete del exministro de la guerra de EE.UU., general Colin Powell, asegura en una entrevista a Vice News que  Bush, conservaba esa isla como "una base de tránsito" para interrogatorios y otras "actividades ocultas". Wilkerson añade: "Supe que el atolón había sido utilizado como una base de tránsito cuando otras localidades estaban llenas de presos consideradas demasiado peligrosas, las cárceles eran inseguras o no disponibles".  Wilkerson, es un veterano de 69 años, que sirvió en el Mando de la flota  del Pacífico en los años ochenta y en el Departamento de Estado entre 2002 y 2005.

'The Guardian' publicó la información luego de que la Unión Norteamericana por las Libertades Civiles (ACLU) lograra obtener la versión censurada del documento.

De acuerdo con el documento publicado, la experimentación con humanos se califica como "investigación formal, dirigida a desarrollar o contribuir al conocimiento general, cuyos sujetos son personas de las cuales una investigación científica obtiene datos a través de una intervención o una interacción".

Esa "intervención incluye procedimientos físicos mediante los cuales se recolectan datos como manipulación del sujeto o de su entorno, ambos llevados a cabo con propósitos de investigación", señala el documento.

Por otra parte, se informa que la CIA subrayó que la presencia de personal médico asegura que sus técnicas de tortura se llevan a cabo de acuerdo con el rigor médico.

 

El director de la CIA, John Brennan, ha defendido a la agencia durante una rueda de prensa en la que ha hablado sobre el informe de las torturas a las que sus agentes sometían a los sospechosos de terrorismo.

John Brennan aseveró que las técnicas mejoradas de interrogación sirvieron para encontrar al antiguo líder de Al Qaeda Osama bin Laden, informa el portal wisn.com. "En nuestra opinión, los detenidos que fueron sometidos a técnicas de interrogatorio mejoradas proporcionaron información útil que se utilizó en la operación final contra Bin Laden", declaró Brennan a los periodistas en la sede de la CIA en Langley, Virginia.

Brennan reconoció algunos errores y abusos en el marco de las polémicas prácticas interrogatorios, pero no las calificó de torturas. El jefe de la CIA atribuyó los abusos, presentados en el informe, a un determinado  grupo de agentes, los que "hicieron lo que tenían que hacer en servicio a nuestra nación".

Además, Brennan denegó la mayor parte de las conclusiones del informe del Senado. Por ejemplo, el jefe de la CIA mostró su desacuerdo con una de las conclusiones del informe, que indica que la información esencial acerca de la localización de Osama bin Laden no fue obtenida gracias a las prácticas reforzadas de interrogatorio, sino por un chivatazo de los servicios secretos pakistaníes, sobre  el stio donde vivia

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, espera que la publicación y el debate acerca del informe sobre las torturas aplicadas por la CIA ponga inicio a un proceso encaminado a responsabilizar a los implicados en esta práctica ilegal. Ban Ki-moon, citado por su portavoz, Stéphane Dujarric, alabó el hecho de que el Congreso de Estados Unidos publicara el informe. A continuación, sin embargo, instó a que no se detenga en esto y a que los responsables de las prácticas de tortura comparezcan ante la justicia.

"Es el inicio del proceso", declaró. "Deben depurarse responsabilidades y exhortamos a que las autoridades de Washington lo garanticen".

"La prohibición de la tortura es absoluta", recordó Dujarric. "El secretario general lo ha comentado en múltiples ocasiones, incluido en el mensaje que pronunció recientemente con motivo del día internacional en apoyo de las víctimas de la tortura, que se celebró hace varios meses".

Ahora, dijo, los 156 países que se unieron a la Convención contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes quieren "asegurarse de que esas prácticas están en desuso". El acuerdo internacional lo estipula de manera muy clara y los países participantes, entre ellos EE.UU., "deben observar sus obligaciones".

 

La reacción de Ban Ki-moon y su portavoz ha sido anticipada por las múltiples críticas a las que fue sometida dentro y fuera del suelo estadounidense la postura de la Casa Blanca ante el informe sobre los detalles de las "técnicas de interrogatorio perfeccionadas". Algunos expertos compararon los polémicos métodos de la CIA con los de la Gestapo, la policía secreta de la Alemania nazi.

El polémico documento detalla algunas de las técnicas que la agencia de inteligencia empleó, señala Reuters.

-Se obligó a los sospechosos de ser miembros de Al Qaeda a estar despiertos hasta 180 horas, generalmente de pie o en posiciones incómodas y dolorosas. A veces incluso tenían las manos esposadas por encima de sus cabezas.

- Como  se ha dicho, muchos fueron sometidos a ahogamiento simulado o 'waterboarding' hasta vomitar.

- Al menos cinco detenidos fueron sometidos a alimentación vía rectal o hidratación rectal.

- Un detenido parcialmente desnudo y encadenado al suelo murió de hipotermia.

- Al menos uno de los sospechosos fue sexualmente amenazado con el palo de una escoba.

-  Otra persona fue amenazada durante su interrogatorio con un taladro eléctrico

El exagente de la CIA, John Kiriakou, que ha pasado dos años en la cárcel tras ser acusado de espionaje, ha hablado sobre cómo las torturas practicadas por la CIA eran "la política oficial de EE.UU."

John Kiriakou es el único empleado de la CIA que ha estado en la cárcel en relación con el programa de torturas de la agencia. En 2013 fue declarado culpable de haber violado la Ley de Espionaje al revelar al público y los medios de comunicación que EE.UU. torturaba a prisioneros de la guerra contra el terrorismo.

"Nos decían que la tortura del submarino funcionaba, que no era una tortura, que obteníamos información valiosa", ha contado Kiriakou en una entrevista a Sputnik. Cuando la información sobre las torturas empezó a filtrarse y se hizo claro que el programa no estaba funcionando, la Casa Blanca echó la culpa a la CIA, llamándola una "agencia sin escrúpulos".

Robert James Woolsey, exdirector de la CIA, dijo que él también aplicaría el método de tortura conocido como 'waterboarding' ('submarino') si eso permitiera salvar "miles de vidas de soldsados americanos".

Woolsey, director de la CIA entre 1993 y 1995, dijo que el 'waterboarding' "no provoca secuelas permanentes como otras formas de tortura", como "arrancar las uñas". "¿Sometería a 'waterboarding' a Khalid Sheikh Mohammed, el supuesto arquitecto de los homicidios del 11-S y responsable de más de 40 decapitaciones?", se preguntó Woolsey durante una entrevista con la BBC. "¿Lo sometería a 'waterboarding' si eso supusiera salvar a miles de norteamericanos y otras personas afines? Sí".

Khalid Sheikh Mohammed pasó 183 veces por esta tortura realizada por agentes  en la prisión de Guantánamo.

Otro director de la CIA, Michael Hayden, quien ocupó el puesto desde 2006 hasta principios de 2009, ha defendido la alimentación rectal de los presos, justificándola como un "acto médico" beneficioso "para la salud de la persona detenida, no como parte del programa de interrogatorios". "Yo no soy médico. Lo que me han dicho es que es una manera de rehidratar el cuerpo", explicó Hayden.

El Comité de Inteligencia del Senado ha divulgado este martes el resumen de un duro informe sobre la aplicación de torturas a sospechosos de terrorismo por parte de la CIA.

Tras la publicación del informe Kiriakou denunció públicamente que "no sólo la CIA estaba torturando a los prisioneros, sino que la tortura fue ordenada por el presidente Bush y era la política oficial del gobierno de EE.UU."

Asimismo, el exagente ha denunciado la falta de protección que existe en EE.UU. para los informantes. "Si formas parte de los servicios de inteligencia no hay protección alguna", ha comentado el exagente. Tienes que pensártelo bien antes de hacer pública la información, porque todo en tu vida va a cambiar".

"La CIA ha torturado durante décadas, desde la época de Eisenhower"

 

.

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1598 noticias)
Visitas:
11733
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.