Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mamvas escriba una noticia?

Trump lanza una guerra comercial

05/03/2018 02:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageNick Beams, wsws

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha dado un gran paso hacia el lanzamiento de una guerra comercial internacional imponiendo un arancel del 25 por ciento sobre las importaciones de acero y un arancel del 10 por ciento sobre el aluminio. Las medidas recuerdan la tarifa de Smoot-Hawley de junio de 1930, que desempeñó un papel importante en los conflictos económicos y finalmente militares de la década siguiente. Fueron anunciados el jueves en una reunión de la Casa Blanca convocada apresuradamente de 15 ejecutivos del acero y del aluminio.

Al imponer un alza arancelaria global, en lugar de medidas selectivas, Trump tomó la opción más dura presentada en un informe entregado por el secretario de Comercio Wilbur Ross sobre las medidas que se tomarán en virtud de las disposiciones de "seguridad nacional" adoptadas en 1962.

Las implicaciones militares de la medida se ponen de relieve no solo por la legislación utilizada para invocarla, sino también por comentarios anteriores que hizo Trump al comentar las propuestas de Ross. Él dijo en una reunión con miembros del Congreso el mes pasado que en un conflicto "no queremos comprarle acero a un país contra el que estamos luchando"... Las medidas fueron anunciadas después de una batalla interna dentro de la Administración, en la que el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, el director del Consejo Económico Nacional Gary Cohn y el secretario de Defensa James Mattis, entre otros, se oponen a la medida.

Si bien el principal fuego de la retórica que emana de la Casa Blanca se ha dirigido contra China ?el anuncio se hizo cuando un representante del gobierno chino estaba en Washington para discutir la relajación de las tensiones comerciales? las medidas afectarán más a algunos de los nominalmente más cercanos aliados de los Estados Unidos, incluidos Japón, Corea del Sur, la Unión Europea y Canadá.

El mes pasado, el jefe del Pentágono, James Mattis, dijo en un memorando en respuesta a las opciones del Departamento de Comercio que estaba preocupado por un enfoque global debido al "impacto negativo en nuestros aliados clave" y pidió más aranceles "específicos". Pero Trump les dijo a los ejecutivos de la industria que no quería que ningún país fuera excluido de los aranceles, porque si un país quedara exento, otros tratarían de obtener un trato similar.

Trump dijo que firmaría la orden para los aranceles la próxima semana y que las medidas estarían vigentes por un "mucho tiempo". El carácter belicoso de las medidas y su amplio alcance fueron enfatizados en comentarios de Trump a los ejecutivos de la industria. La gente, dijo, "no tenía idea de lo mal que otros países habían tratado a nuestro país", lo que, dijo, habían "destruido" las industrias del acero y del aluminio de los Estados Unidos. "Cuando se trata de un momento en que nuestro país no puede fabricar aluminio y acero, entonces casi no tienes mucho país", agregó.

Estas declaraciones se hicieron eco de un informe de política comercial publicado el miércoles que decía que a la Administración le preocupaba que la Organización Mundial del Comercio, que administra las relaciones comerciales mundiales, no actuara como estaba previsto y "como resultado, está socavando la capacidad de Estados Unidos de actuar en su interés nacional".

Las medidas de Trump trajeron una respuesta inmediata de Europa. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acusó a Trump de invocar la seguridad nacional para imponer medidas proteccionistas para impulsar la industria doméstica estadounidense. Subrayando la importancia del movimiento para relaciones estratégicas más amplias, dijo: "La UE es un aliado de seguridad cercano de los EEUU desde hace décadas. No nos quedaremos de brazos cruzados mientras nuestra industria se ve afectada por medidas injustas que ponen en riesgo a miles de empleos europeos".

Advirtió que la UE tomaría "contramedidas contra los EEUU para equilibrar la situación". Anticipándose a medidas cada vez más proteccionistas, se ha informado que la UE ha preparado una lista de exportaciones estadounidenses contra la cual podría tomar medidas. China también está preparando acciones, con informes de que está considerando represalias contra las exportaciones estadounidenses de soja y sorgo tras la decisión de la Administración Trump en enero de imponer fuertes aranceles a las lavadoras y paneles solares.

El presidente del Centro de Información de Acero de Japón, Tadaaki Yamaguchi, dijo que la política era "desacertada e ingenua". Continuó: "Invitará inevitablemente a represalias de los aliados más confiables de Estados Unidos, perjudicando también a las industrias no manufactureras de Estados Unidos".

Pero el antiguo economista del Fondo Monetario Internacional y actual economista de la Universidad Cornell Eswar Prasad dijo que Trump "enuncia una declaración de guerra abierta contra los principales socios comerciales y socava el sistema multilateral de comercio". Esto podría conducir a "un período de abiertas hostilidades" contra algunos de los mayores socios comerciales de América y socava el control de la Organización Mundial del Comercio, la cual los EEUU fueron el país más importante en formarla.

Si bien las medidas cuentan con el respaldo total de las industrias del acero y el aluminio y cuentan con el respaldo de sindicatos y secciones del Partido Demócrata, la oposición ha sido expresada tanto por el Partido Republicano como por grupos industriales que dependen de importaciones más baratas de acero y aluminio. El presidente del Consejo Nacional de Comercio Exterior, Rufus Yerxa, dijo: "Estos aumentos masivos de tarifas aumentarán los costos de muchas industrias estadounidenses fundamentales: automóviles, maquinaria, construcción, energía y muchas otras. Estos son sectores enormes, y el impacto negativo superará con creces cualquier beneficio". Representantes de la industria automotriz han advertido de que las subidas de los aranceles llevarían a un aumento de los precios para los consumidores.

Roy Hardy, presidente de la Asociación Precision Metalforming, le dijo al New York Times que los aranceles golpearían "al sector manufacturero estadounidense, y particularmente a compañías que consumen acero y aluminio estadounidense en las últimas etapas", y que las compañías que usan acero emplean muchas veces más estadounidenses que la industria del acero.

En sus comentarios al Comité Senatorial de Finanzas, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, no hizo ningún comentario directo, pero dijo que los aranceles "no eran el mejor enfoque" para manejar los problemas comerciales. Los temores sobre las implicaciones de las medidas de la Administración Trump se reflejaron en Wall Street, con el promedio industrial Dow Jones cayendo 420 puntos, el tercer día consecutivo de más de 300 puntos de caídas, junto con caídas significativas en otros índices, aniquilando virtualmente todas las ganancias de este año.

En una expresión de la creciente inestabilidad en el sistema financiero, los primeros dos días de pérdidas esta semana fueron provocados por los temores de un aumento en las tasas de interés. El declive de ayer parece haber sido provocado por otras preocupaciones. Fue acompañado por un movimiento hacia la seguridad, y el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años disminuyó a medida que los inversionistas aumentaban sus compras de activos financieros más seguros.

La forma en que se anunció la decisión arancelaria expresó la extrema inestabilidad de la Administración Trump, que está acosada por las crecientes presiones de las investigaciones sobre sus conexiones con Rusia. Según los informes, los miembros de la Administración estaban en la oscuridad sobre lo que iba a suceder, y solo una hora antes de que Trump hiciera sus declaraciones, un portavoz de la Casa Blanca dijo que no se esperaba ningún anuncio esa mañana.

Sin embargo, cualquier conclusión de que estas medidas y sus implicaciones de largo alcance para las relaciones geoeconómicas y estratégicas son simplemente el producto de una Casa Blanca de Trump caótica y conflictiva sería una mala interpretación fundamental de la situación. Son el resultado del prolongado declive de los EEUU en relación con sus antiguos rivales y nuevos desafiantes, que ahora intenta revertir atacando tanto a sus enemigos percibidos como a sus aliados nominales con medidas económicas y en última instancia militares.


Sobre esta noticia

Autor:
Mamvas (4471 noticias)
Fuente:
mamvas.blogspot.com
Visitas:
1759
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.