Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Josefasuarez350 escriba una noticia?

Un Acercamiento Años Atrás

21/03/2019 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mi anterior crónica la denomine Un Acercamiento, buscando este entre unos padres muy tristes y su hijo desaparecido hace siete meses

 

Mi anterior crónica la denomine Un Acercamiento, buscando este entre unos padres muy tristes y su hijo desaparecido hace siete meses; pero como el fue visto y aparentemente esta bien, debe tener acceso a internet y podría atender el llamado de sus padres. Hoy se me ocurre publicar una crónica antiguas de unas décadas atrás, donde como seres humanos que somos, siempre enfrentamos problemas, en esa ocasión, no existía el chavismo, estábamos en democracia y los problemas eran del diario vivir

Resultado de imagen para trafico en caracas

 Esta crónica esta referida a la Caracas urbana, llena de automóviles que ocasionaban colas gigantescas, ahora no existen, ya que los autos se han ido acumulando en los garajes de las viviendas por la falta total de repuestos, por los precios dolarizados de los pocos que se consiguen y de los cobros exorbitantes de los mecánicos. Las ciudades modernas, que tenían solo problema de facilitar la vialidad, han pasado a ser lo que Depack Chopra llama una entropía...

Resultado de imagen para alcoholicos anonimos de caracas

Otro problema, seria el del alcoholismo de la viejita que provoco una acercamiento con una señora que estaba en la cola de autos años atrás. El alcoholismo era tratado por Alcohólicos Anónimos. Estos si aun están trabajando en esta Venezuela insólita. No será en las mismas y buenas condiciones de años atrás.

Resultado de imagen para hospitales psiquiátricos venezuela

En otra de mis crónicas, denominada “La Búsqueda”, referida al joven esquizoide desaparecido hace 7 meses, mencionaba algunas instrucciones para tratar a esos enfermos, pero actualmente, la vida, el conservar la salud y el tatar los casos especiales, carece de importancia, donde hasta se niega la apertura a la ayuda humanitaria de los países hermanos, en una Venezuela enferma que trata de sanar. Actualmente se están dando unos pasos agigantados, de vital importancia para acabar con la tiranía y traer la democracia y con el nombramiento de Juan Guaido, se cristalizara este año, Dios mediante, para que las personas que trabajan por la salud, en general, logren la sanación y para ayudar a las personas calladas, silentes, que no buscan ser nombradas, que trabajan por los enfermos mentales y por los alcohólicos. Todos recibirán la ayuda necesaria en tan humanitaria labor. Con ustedes la crónica antigua, que también fue denominada

Coño, tu si que eres una tipa chévere

Un Acercamiento

Vivimos en Caracas, que se ha convertido en una ciudad caótica. Son las 5 y 30 am, hora de levantarse, hay que salir temprano pues Rafael Miguel tiene laboratorio y mi hija Isa se está quejando mucho de que cuando la llevo a la UCV llega tarde. ¡Ahí! Primer problema: la bata de Laboratorio del niño no está lista. Lavadora y secadora de urgencia. Solucionado el problema, que constituyó un retraso vital, Salimos a las 6, 30 am. Cuando bajábamos de Colinas de Vista Alegre, los comentarios acostumbrados. Isa se queja: Rafael Miguel no desayuno completo, mama. Tenemos que salir más temprano, a las 5, 50 como tarde y dejar todo listo la noche anterior Hoy, con seguridad, no llegaremos a tiempo. Para el próximo jueves, hay que poner el despertador a las 5, 00 am. Etc., etc. Pero total, siempre es lo mismo, si no es la bata, es un trabajo olvidado, un libro, la calculadora, etc. Seguimos nuestro recorrido, llegamos al puente Los Leones a las 7 am. Un record, algo increíble, con las colas actuales que yo llamo monstruos.

Dejamos a Rafa en el Liceo, sin retraso ;pero vía a la UCV, el monstruo reaparece, va lento, de todos los colores y marcas, por la autopista donde se respira monóxido de carbono. Ese monstruo lleva vida por dentro, una vida que siente cansancio al iniciarse el día. Impaciencia, angustia y al final, resignación. Isa se queja nuevamente: cuando me voy en cola, siempre llego a tiempo. Debemos levantarnos mas temprano este será el primer propósito de la próxima semana y de este día. Llegamos a la UCV a las 7 y 54 a pesar de la lentitud de la autopista. Yo me alegro y espero un feliz regreso. Retorno rápidamente y llego a la Av. Rotaria; pero aparece nuevamente el monstruo. Como este se ha detenido y no me es posible avanzar ni siquiera un milímetro, busco rápidamente un sitio para estacionar y lo consigo. Me quedo en el auto a contemplar la cara de desesperación de los conductores del monstruo. No encuentro que hacer, no llevo nada para leer y hago el segundo propósito del día: siempre que salga, llevare un libro ameno para leer en las colas. Mi cuñada Mirna, lleva una almohadita y duerme sobre el volante. Entonces, bajo del auto y decido visitar a Josefina, madre de Magaly, novia de mi hijo Alfredo, que vive a media cuadra de donde estacione. Subo pensando en tomar un café con ella y pasar un rato. Son las 8 y 40 am, no hay nadie en el apartamento, no hay visita ni café. Regreso al auto, pongo la radio que da la hora cada cinco minutos. Cambio y oigo el programa de los periodistas, que informa, desde un helicóptero de todos los monstruos que toman la ciudad y la manera de evitarlos; pero no soporto perder el tiempo para oír los problemas diarios de la ciudad. Caracas tiene tantos problemas como los tienen sus habitantes.

Logro sintonizar la Radio Nacional y me dedico a escuchar música clásica. Son las 9 y 30 am. Estaba relajándome un poco con la música cuando escucho un tartamudeo a la ventanilla del carro.

Era una viejecita negra, con los cabellos casi blancos, vestida con alegres colores. Estaba muy limpia, llevaba pulseras, collares de cuentas y un pañuelo rojo de lunares blancos en la cabeza. Me pidió dinero. Revise la cartera y no tenia dinero ni sencillo ni grueso. Iba vía al Banco y lo único que llevaba en la cartera era un chequera escuálida.   Seguí revisando afanada para encontrar alguna moneda, mientras la viejecita esperaba, ella sonreía. Encuentro unas estampillas, me dan ganas de regalárselas. ¿Sabrá leer?, ¿le gustaran?, ¿habrá mandado alguna vez una carta? Ella vuelve a tartamudear y me doy cuenta que esta completamente ebria. Le presto atención y ella me cuenta que vivía en un edificio con sus hijos, que la echaron y que no comía desde el día anterior en la mañana. Yo insisto en buscar que darle y ella me dice “no importa que no tengas plata; pero dame al menos, un beso”. Intuitivamente, me alejo de la ventana del auto, pero la veo sonreír tan inofensiva y con cariño, que espontáneamente le lanzo uno con la punta de los dedos. La viejita se ríe feliz. De repente, le recordé a una hermana o a una hija. Reviso en una bolsa en la parte de atrás y consigo una cajita de pasas. Se la regalo y me dice: “gracias, ese será mi desayuno”. Luego me pregunta: ¿Te asaltaron, cuantos eran, que te hicieron?   (Ya entendía perfectamente el tartamudeo). Contesto: No, no me han asaltado, espero que pase la cola. Ella insiste en lo del asalto. “¿Qué te hicieron, mija?” muy preocupada. Yo le repito: No, doñita, estoy bien, esperando por la cola de carros. Se tranquiliza y saca de un bolso colorido una botella de ron Cacique y me dice: Ábrela, es muy difícil, no tengo fuerzas. Trato de destapar la botella y tampoco puedo. La aflojo con los dientes y la abro. Ella, eufórica, dice: “Coño, tu si que eres una tipa chévere” Se echa unos tragos y me la pasa. “Échate un traguito”. Me echo unas gotas, cuidando de no pegar la boca a la botella. Se la regreso; pero me la vuelve a pasar. Pensé que me estaba brindando d nuevo y le digo: No más no. Pero me dice: “No, no puedo cerrarla”. Ya son cerca de las diez (9, 55am). Llevo con la viejita más de una hora. En ese momento, salen dos señoras del edificio. Ellas se montan en su carro. La viejita corre a pedirles un bolívar. La más joven le da una monda y ella regresa a la ventanilla de mi auto y me la muestra. Empieza a moverse la cola. Detrás de mi, la cola de autos camina como una tortuga. Aparece un bus, ella corre y lo alcanza. Se fue cantando y bailando como si oyera la música del Pájaro Guarandol. Sigo viéndola por el retrovisor, cuando sube al autobús y encuentra puesto adelante, al lado de un joven que se pone de pie. El prefiere ir parado que en semejante compañía. Ella va diciéndome adiós. Yo la veo porque el bus va en el canal de al lado y yo voy grabando su imagen: una estampa folklórica de una anciana caraqueña.: la veo hasta llegar a mi cruce para Colinas, y ella sigue diciéndome adiós como si yo fuera su amiga o su hija. Me pidió un beso y me dijo tipa chévere porque le destape su botella y le dije antes de irse: vaya con Dios, doñita. ¿Con quien? Como que le hubiera nombrado un compañero terrenal. Y se fue bailando y cantando, con una sonrisa en su boca sin dientes, con la mirada perdida por el alcohol, contenta y quizás sintiendo que en esta ciudad terrible, ella, que ya no tiene nada, pudo pasar un rato conversando con una señora. Yo llegue a mi casa con cansancio, con el sabor del aguardiente en mi boca y con seguridad, este escrito no se llamaría crónica, como dice mi hija, la periodista, sino Un Acercamiento, en una ciudad donde sus habitantes no se levantan felices a vivir un nuevo día sino a la espera de las colas monstruosas, producto de un servicio que emana de un sistema que no puede facilitar una vialidad urbana mas fácil y mas humana.

Era una viejecita negra, con los cabellos casi blancos, vestida con alegres colores. Estaba muy limpia, llevaba pulseras, collares de cuentas y un pañuelo rojo de lunares blancos en la cabeza

Estoy en mi casa un jueves, muy cansada y sin haber salido a trabajar .

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Josefasuarez350 (25 noticias)
Visitas:
3361
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.