Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cinehólico escriba una noticia?

La urbanísima ‘La sangre y la lluvia’

31/10/2009 12:49 5 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sin duda uno de los principales logros de ‘La sangre y la lluvia’ es su capacidad de insertarse en el género del ‘cine negro’ facilitando su versatilidad comunicativa. Nadie había retratado a la Bogotá lluviosa y oscura, itinerante de lugares violentos como Jorge Navas en esta película

El oscuro y violento thriller colombiano ‘La sangre y la lluvia’ (2009), ópera prima de Jorge Navas es a todas luces el gran salto cualitativo que le faltaba el cine nacional para pasar del localismo al lenguaje fílmico universal, hablando sobre la soledad metafísica de la gente en las grandes ciudades, mientras retrata con virtuosismo la Bogotá nocturna y sus sórdidos lugares.

Sin duda uno de los principales logros de ‘La sangre y la lluvia’ es su capacidad de insertarse en el género del ‘cine negro’ facilitando su versatilidad comunicativa en cualquier latitud, al respetar todos los cánones que le rigen: vida nocturna, el mundo del crimen y decadencia en las ciudades y una narración metafórica, gracias a un excelente trabajo del oficio cinematográfico: un guión creíble, una acertada dirección, apropiada elección de locaciones, una cinematografía impecable que se esmera en retratar el color de la noche y el resplandor de la lluvia, para cerrar en un producto redondo que viaja por los grandes festivales del mundo. En la edición número 66 del Festival Internacional de Cine de Venecia 2009, la película fue escogida para competir por el premio que se entrega a los directores que realizan su primera obra. También ha sido nominada en la próxima entrega de los Goya (premios del cine español) a mejor película hispanoamericana. Igualmente, el film ha sido reseñado por la revista especializada en cine ‘Variety’, relacionándolo con los primeros trabajos de Martin Scorsese y Michael Mann.

Sus personajes deambulan por la noche bogotana con la humanidad necesaria para tocar el alma y conmover con credibilidad: Jorge, un taxista. Y Ángela, una solitaria y necesitada mujer (Quique Mendoza y Gloria Montoya. El primero con gran trayectoria como actor en televisión y teatro y que se destaca por una carrera actoral de calidad; la segunda, debutando como actriz en esta película), logran la comunicación necesaria para entender sus necesidades y tristezas, así como muy en el fondo, sus esperanzas que permanecen como pabezas dispuestas a avivar la llama de la vida y de la felicidad; mientras en un juego de compañía e incipiente seducción atraviesan la pesadilla de ser víctimas de la violencia que se sirve como plato fuerte en Bogotá. Alrededor la cotidianidad de la noche: redes criminales, la dura vida de los taxistas y sus frentes de protección y sensación de inseguridad, los moteles, la prostitución…

La atmósfera creada y que se sintetiza desde el primer fotograma: lluvia pertinaz, soledad, oscuridad, desesperanza, tristeza, parece hacer un guiño al universo fílmico del gran David Lynch involucrando en el violento itinerario de una noche la vida de un hombre y una mujer desbordados por la soledad, pero con vidas aparentemente tranquilas, con los ‘malos’ que pululan en las ciudades y que buscan asegurar sus objetivos criminales. El villano con mayusculas en esta ocasión, el teniente González (un Hernán Méndez en su punto), recuerda en muchos aspectos al sociópata adicto a los alucinógenos y a la violencia Frank Booth en esa caída en picada de un joven curioso en el mundo criminal en “Terciopelo Azul”.

Una cinematografía impecable que se esmera en retratar el color de la noche y el resplandor de la lluvia. Atmósfera de abandono y desprotección

Quique Mendoza logra sacar adelante a este desesperanzado y sereno hombre con donaire y profesionalismo. Gloria Montoya nos regala una fémina cinematográfica sensual y compleja con una presencia que traspasa las barreras geográficas. Los malandros secundarios se la juegan con todo y construyen el terror criminal sin clichés.

Por ser fiel al género de cine negro y explotarlo con calidad. Por llevar al cine colombiano a un nivel universal. Por el descubrimiento de la presencia cinematográfica de Gloria Montoya, y por su recorrido por los circuitos y público internacionales; ‘La Sangre y la Lluvia’ es una película PARA RECORDAR.

Nota:

Hernán Mendez es uno de los pocos actores colombianos que navegan principalmente en el mundo del celuloide en películas como: ‘La primera Noche’ (2003) y ‘La Pasión de Gabriel’ (2008) de Luís Alberto Restrepo; ‘La milagrosa’ (2008) del director mexicano Rafael Lara; "Buscando a Miguel" (2007) del también actor Juan Fisher; ‘Satanás’ (2007) de Andy Baiz sobre la novela de Mario Mendoza, ‘Posición Viciada’ (1997) de Ricardo Coral.


Sobre esta noticia

Autor:
Cinehólico (19 noticias)
Visitas:
2674
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
-4
+ -
Responder

Marisol (31/10/2009)

La peor película que he visto en los últimos años. Que inmundicia de película, colombiana claro!! ?LA SANGRE Y LA LLUVIA? La película empieza con un chico y una chica que se están drogando con coca en una discoteca; no se conocen pero luego terminan en la cama y cada uno se mas-turba por su lado, muestran todo!! Mejor dicho más parecía una película porno!!

-4
+ -
Responder

Carolina (01/11/2009)

Horrible, al principio pense que era una pelicula porno, para que tienen que mostrar todo, es un total sancocho de sexo, droga, bisexualismo, violencia, disque para mostrar la realidad de las noches bogotanas, asi cualquiera hace una pelicula!!!!

3
+ -
Responder

Diana (03/11/2009)

Lástimosamente en Colombia tenemos pánico de ver. Este país se retuerce en un presidente que invoca a dios mientras financia paramilitares y condena a la miseria a miles de campesinos. (Y a muy pocos les da asco).

0
+ -
Responder

seudonimat (11/11/2009)

seudonimato.wordpress.com/2009/11/06/ni-mucha-sangre-ni-mucha-lluvia-resena-de-la-sangre-y-la-lluvia/

0
+ -
Responder

Usuario anónimo (04/01/2011)

Pese a su tematica de violencia, habla mas sobre la condicion humana, principalmente dentro de la urbe, la impersonalidad reina y la soledad de sus personajes refleja la cotidianidad de una ciudad que muestra su cara nocturna, que en la realidad tambien se hace evidente fuera de hogares calidos, que tambien existe fuera de la cotidianidad de muchos.