Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

USA, tras el resguardo fronterizo y latinoamericano

21
- +
20/09/2019 09:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Demócratas se hacen llamar progresistas para buscar una recuperación de La Casa Blanca

La Tecla Fértil

Recuperar la Casa Blanca, por parte de los demócratas esta por verse. Todavía es temprano. Mientras Trump busca su reelección y asumir la nueva diversidad del bando socialdemócrata, sus diferencias y enfoques en su estrategia electoral. Lo que sí ha logrado la presidencia de Donald es definir posturas y un sondeo, clarifica que un 55% de los demócratas se identifican como liberales y, estos claros contrastes ideológicos con candidaturas a los dos extremos resultan algo descabellado apoyar.

La interrogante es si, en lugar de asumir su diversidad y buscar algún tipo de consenso entre sus facciones para competir efectivamente contra Trump,  el proceso de elecciones primarias demócratas se torna en un baño de sangre, haciendo realidad el temor de Obama de que las primarias se conviertan en un “pelotón de fusilamiento circular” debido a la “rigidez” de algunos sectores progresistas. A sabiendas, que los esposos Clinton requieren un acercamiento con el gobierno bolivariano de Nicolás Maduro Moros porque ambos necesitan Haití y República Dominicana, Barbados y las Islas Caimán para ejecutar algunas transacciones comerciales y evadir el cerco como bloqueo estadounidense.

Si los primeros dos debates demócratas ocurridos en plenarias abiertas entre los Clinton y Trump en la carrera presidencial pasada definieron posiciones, hoy son una clara muestra de una factible realidad, el pelotón parece estar tomando forma. Mientras los demócratas se lanzan dardos por posturas de hace 40 años, Trump celebra. Simplemente, tiene razón.

Pero el negocio de los pronósticos digamos que ha sufrido severamente desde la elección de 2016 cuando Trump ganó a pesar de su retórica prejuiciosa e incendiaria. Así, los progresistas del bando demócrata prevalecen de momento provocándole agruras a quienes creen que el giro a la izquierda y, sobre todo, la selección de un abanderado o abanderada progresista como nominado o nominada demócrata,  puede espantar a votantes centristas, moderados y republicanos opuestos a Trump, garantizando la reelección del presidente.

Los debates demócratas reflejan, hasta cierto punto, la realidad de este país norteamericano. Es decir, la diversidad de raza, etnias, género, edad, identidad sexual e ideologías son evidentes: blancos, minorías, mujeres y hombres, un representante de la comunidad LGBTQ, miembros de diversas generaciones, así como posturas a todos lados de los espectros políticos. La interrogante es quién podrá apelar a todos esos sectores, solamente dentro del bando demócrata, para lograr la nominación y entonces atraer en la elección general a los otros sectores políticos, moderados, centristas o incluso republicanos desafectos para tratar de arrebatarle a Trump la presidencia.

Como titular y con la economía de su lado, Trump cuenta con la ventaja de no tener que competir con algún retador republicano, al menos hasta el momento. Tiene además el sólido apoyo de una base ultraconservadora, pero sus políticas en materia económica, como por ejemplo sus guerras comerciales,  la reducción de impuestos que ha favorecido más a los ricos, sus ataques al Obamacare, así como sus políticas antiinmigrantes, entre otras cosas, han erosionado el apoyo de los llamados republicanos de Obama,  que apoyaron al expresidente demócrata en 2008 y 2012, pero luego saltaron al bando republicano de Trump en 2016, motivados por sus promesas de que los asuntos que les preocupaban serían prioritarios para su gobierno.

 

Trump también tiene en su contra sus abismales índices de apoyo, de manera que su mejor carta es tratar de hacer de la elección de 2020 no un referendo sobre su persona, sino ofrecer a los votantes seleccionar entre lo que tienen ahora (léase una economía estable), mientras pinta a todo el bando demócrata como “extremistas de izquierda” que abogan, por ejemplo, por Medicare para todos, aunque ello conlleve abolir los seguros médicos privados, por ofrecer cobertura médica a los indocumentados, o etiquetarlos como promotores de “fronteras abiertas”, aunque no sea eso lo que propongan. Y ciertamente en los dos debates se plantearon cosas que hasta hace pocos años no se escucharían de candidatos demócratas; entre otras, ofrecer cobertura médica a los indocumentados, algo que ni siquiera el Obamacare preveía.

Se unifican criterios en Latinoamérica

Pero que el Partido Demócrata se coloque más a la izquierda que al centro frente a Trump no debe sorprender a nadie. Las políticas de este presidente, en diversos rubros, desde sus ataques al medio ambiente, hasta su guerra contra los inmigrantes, con especial énfasis en su crueldad contra los niños migrantes, no ofrecen otra alternativa a los demócratas que declarar su oposición a esas políticas, estableciendo un claro contraste con el titular republicano. Así, los progresistas del bando demócrata prevalecen de momento provocándole agruras a quienes creen que el giro a la izquierda y, sobre todo, la selección de un abanderado o abanderada progresista como nominado o nominada demócrata,  puede espantar a votantes centristas, moderados y republicanos opuestos a Trump, garantizando la reelección del presidente.

Los notarios, tienen un gran trabajo y deben ofrecer un análisis legal sobre el estado de cada ciudadano o residente de EE.UU. Es un estado minucioso que debe reflejarse en los nuevos proyectos de ley y da esto pie, a los procesos administrativos. Muchos de ellos, poco tienen competencia para dilucidar un criterio válido.

Todavía, no sabemos los requisitos de la ley, que está por finalizar, pero tengo entendido que van a aplicar un análisis de admisibilidad para que sea otorgada la residencia provisional. Es decir, las violaciones de tránsito no van a impactar tanto, pero sí los delitos de “conducta inmoral”, como la violencia doméstica, el robo, etc. pudieran tener represalias fuertes en su caso. Pero, hay una verdad, USA no esta en capacidad de recibir tantos inmigrantes, sus cultivos en Carolina, Georgia y California escasean, aunado a sus fallas tectónica y los constantes huracanes por el cambio climático.

Se dice que los jóvenes y los que tienen la protección temporal (TPS) tendrán la residencia sin tener que esperar los diez años con algo “provisional”.  Creo que lo más importante es pedir que los que tienenTPS, los que tienen DACA, los trabajadores del campo y los guatemaltecos con un asilo desde el 14 de febrero del 2001 y antes deben tener la residencia permanente.  Debe comunicarse con su representante en el Congreso y también con CHIRLA para exigir una reforma migratoria que sea lo más amplia posible.

Los demás, pueden esperar.

Como dice el dicho, el diablo está en los detalles.  Mucho del cálculo político de la reforma migratoria está entre la plataforma nacional (que reconoce que, si no hay un cambio en su lenguaje antiinmigrante, no podrá ganar la Presidencia de los EEUU por muchos años, dados los cambios demográficos que se han experimentado recientemente) y su plataforma estatal (en donde tiene que demostrar que son bastante conservadores a su base para que ganen las elecciones congresionales).  Pero, según un líder comunitario quien habló directamente sobre la reforma migratoria con el presidente Obama en Nevada el día 29 de enero de 2013, el ex presidente estaba “muy seguro” que van a lograr la reforma migratoria si no este año, antes que termine su mandato como presidente. Pero, la realidad fue otra y ahora está Donald Trump.Tienen que incluir un “periodo de prueba” mucho más largo que el que hubo durante la Amnistía de 1986 (que fue dos años con la residencia temporal); Segundo: que la Comisión que va a analizar la seguridad de la frontera sur, tiene que ser representativa de los intereses del Partido Republicano; Tercero: tiene que incluir una inversión fuerte en las entidades que van a efectuar la deportación de personas con antecedentes penales (ICE, CBP, las cárceles de ICE, etc.) y que la multa que el solicitante pague, tiene que ser substancial; Cuarto: tiene que haber la expansión de E-verify con los empleadores en general; y Quinto: quieren ver la reducción en números de inmigración en el futuro (ej. La eliminación del programa de Loto de Visas, de ciertas categorías familiares de inmigración, y que la gente que sobrepasa las fechas límites de su permiso no puede inmigrar por medio de un cónyuge estadounidense en el futuro,  .)

DT, se juega su futuro y debe mover bien sus piezas en el ajedrez político.

Ojalá que los representantes conservadores, llámase republicanos o demócratas lleguen a una conclusión muy bien uniformada de esta verdad. Lo cierto es que, en la actualidad se encuentra en peligro la seguridad fronteriza, en nuestro caso, Venezuela jamás implemento junto a la Nueva Granada, Colombia, un plan de resguardo y las familiares se cruzaron entre sí, formando nuevos grupos familiares, tal como paso con los rusos cuando bajaron al Golán por la presión de Stalin y Lenin, desoyendo a Trotsky y se liaron en matrimonio con los israelitas, haciendo un mestizaje  casi perfectos y condición genética del género preparada para los actos bélicos en la vieja Mesopotamia. Donde este grupo goza de residencia física  en los límites fronterizos de Israel y están reunidos bajo colonias y ciudadanos israelíes, teniendo oportunidad de ir a Rusia cuando lo deseasen.

 

 

.

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1155 noticias)
Visitas:
268
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.