Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chema Gil escriba una noticia?

Venezuela, santuario de terroristas de ETA, las FARC y la Yihad Global apoyados por Irán

25/07/2010 07:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nunca Colombia había avanzado tanto en su lucha contra el terrorismo de las FARC como lo ha hecho desde la puesta en marcha del proyecto ‘Seguridad Democrática’

Chema Gil /

Periodista (España).Subdirector de www.gacetaforense.es

ETA, las FARC y sujetos vinculados al terrorismo yihadista patrocinados desde Irán y que se mueven por la zona bajo coberturas aparentemente inocuas como el periodismo o empresas inversoras han encontrado un santuario en Latinoamérica, en la República Bolivariana de Venezuela sin que los gobiernos europeos, ni siquiera Estados Unidos estén manifestando una posición fuerte.

  La Posición Común 2004/309 de la Política Exterior del Consejo Europeo del 2 de abril de 2004, en la que se actualiza la aplicación de medidas específicas de lucha contra el terrorismo recoge dos listados, uno de ellos es una relación de terroristas sobre los que se interesa su búsqueda y captura. Entre los terroristas que se incluyen en la lista podemos encontrar desde MOHAMMED, Khalid Shaikh (alias ALI, Salem; alias BIN KHALID, Fahd Bin Abdallah; alias HENIN, Ashraf Refaat Nabith; alias WADOOD, Khalid Adbul), nacido el 14.4.1965 o el 1.3.1964 en Pakistán, pasaporte n° 488555, vinculado al terrorismo yihadista a otros individuos como Enrique IZTUETA BARANDICA nacido 30.7.1955 en Santurce (Vizcaya), DNI n° 14.929.950, vinculado a la banda terrorista ETA. La misma posición común europea señala también qué grupos deben ser tenidos como grupos TERRORISTAS, sin matices, igual de malnacidos que etarras y yihadistas a grupos organizados como la Organización Revolucionaria 17 de Noviembre (Dékati Évdomi Noémvri) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

 

  El presidente de Venezuela Hugo Chávez, hace justamente un año, dijo en una entrevista a una periodista colombiana –se necesita ser mendaz y sinvergüenza- que los miembros de las FARC no eran terroristas. Un año antes, en otra entrevista, el presidente de Ecuador, Rafael Correa también decía lo mismo, justo cuando se identificaba la posición del campamento de un líder de las FARC en su territorio, posición que muy acertadamente fue abatida por el gobierno colombiano de Uribe tras una operación de Inteligencia digna de ser recordada.

 

La vinculación de estos dos gobiernos, el de Venezuela y Ecuador, defendiendo a los terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es una constante en los últimos años. Desde Venezuela, incluso, se ha hablado a favor de los restos del ELN colombiano, grupo que antaño batallaba contra las FARC utilizando los mismos métodos terroristas y que ahora se han convertido en socios del negocio del narcotráfico a escala internacional. Es decir, a estos narcoterroristas les han salido unos apoyos de altísimo nivel institucional, ni más ni menos que los presidentes de dos países de la zona…me pregunto si esos apoyos son gratuitos o si por medio hay algún tipo de recompensa.

  No hace ni cuatro meses la Audiencia Nacional española, concretamente el juez Eloy Velasco procesaba a seis miembros de ETA y a otros siete de las FARC quienes, presuntamente negociaron una colaboración para ejecutar varios atentados en España contra dirigentes políticos colombianos, como el ex presidente Andrés Pastrana y el todavía presidente Álvaro Uribe. El juez les imputa un delito de conspiración para cometer atentados. Los acusados figuran en una auto y son, por parte de ETA destacaba en el documento judicial el nombre de Arturo Cubillas Fontán y por parte de las FARC, los de Edgar Gustavo Navarro Morales y Víctor Ramón Vargas Salazar.

 

 

 

El magistrado Eloy Velasco, por otra parte imputó a los presuntos etarras José Ignacio Echarte Urbieta, al propio Cubillas; Ignacio Domínguez Achalandabaso y José María Zaldua por los delitos de tenencia de explosivos y a José Ángel Urtiaga Martínez y José Miguel Arrugaeta Sanemeterio  junto a los miembros de las FARC Emiro del Carmen Ropero, Rodrigo Granda, Remedios García, Luciano Martín y Omar Arturo Zabala, también el delito de colaboración con banda terrorista.

 

Pero ahí no quedaba todo, porque el auto del magistrado Velasco ponía al descubierto que hay indicios de ‘cooperación’ del Gobierno de Venezuela interviniendo en la relación de los dos grupos terroristas.

 

  Concretamente, el auto del juez señala que:

 

"Obran diligencias en este procedimiento que ponen de manifiesto la cooperación gubernamental venezolana en la ilícita colaboración entra las FARC y ETA y en especial de Arturo Cubillas Fontán, que tiene o ha tenido un cargo público en ese país”. Ciertamente el juez no se equivocaba en su afirmación pues Arturo Cubillas viene ocupando cargos públicos en el Gobierno de Hugo Chávez desde que éste llegara al poder en el año 1999, precisamente el mismo año en el que Cubillas se hizo cargo de dirigir la presencia de ETA en esa zona de América y con el fin concreto de mantener vivas las relaciones entre las dos bandas de asesinos.

 

El asesinado juez antimafia italiano, Giovanne Falconne, ya lo decía hace muchos años, “en relación con los grupos mafiosos nunca hay casualidades”, así merece la pena que recordemos que en los últimos años y ante la asfixia económica de la banda terrorista etarra, se ha puesto al descubierto su relación con el tráfico de drogas, que es el auténtico ‘leiv motiv’ de las FARC, es su verdadero negocio, es a lo que realmente se dedican las FARC, pese a los nostálgicos revolucionarios que obvian la realidad para pensar de forma romántica en una fuerza revolucionaria popular. Estos ‘modernos’ de rancio discurso no piensan en los miles de asesinados tanto por los miembros de las FARC como por la ETA.

 

  Pues bien, además de las pruebas de la ‘cooperación’ del gobierno venezolano, presidido por Hugo Chávez, con ETA; ayer se dieron a conocer las coordenadas y las pruebas ‘inobjetables’ de la presencia de terroristas de las FARC en Venezuela. En definitiva estos terroristas emplean Venezuela como lugar de refugio igual que los etarras –años atrás- utilizaban el santuario francés.

 

 

  Nunca Colombia había avanzado tanto en su lucha contra el terrorismo de las FARC como lo ha hecho desde la puesta en marcha del proyecto ‘Seguridad Democrática’ impulsado por Uribe. El gobierno colombiano ha modernizado su comunidad de inteligencia, ha logrado poner a la sociedad que representa enfrente de los terroristas de las FARC, los colombianos han dejado de ser una sociedad mansa frente al terror y ha terminado por decir basta. Las FARC son traicionadas por los hombres y mujeres que han comprendido que el miedo no puede ser el denominador común de la vida de cada día y su gobierno –hay que señalarlo así- ha dado los pasos para acabar con el terror.

 

 

La respuesta del gobierno colombiano ha sido decidida, intentar llevar al Tribunal Penal Internacional a su homólogo venezolano; la respuesta del gobierno español, una simple pregunta por conductos diplomáticos.

 

Estamos ante las FARC como fuerza narcoterrorista que está haciendo llegar hasta Europa, a través de España, toneladas de cocaína. Recientemente hemos conocido como efectivos de la Agencia Tributaria Española tenían identificada una ruta de la coca, procedente de sudamérica, vía Mauritania (con la colaboración de grupos cercanos a Alqaeda en el Magreb Islámico que obtiene ingresos con estas labores)…pero no parece que nos juguemos nada, los españoles, en estas cosas.

 

Va siendo hora de que nuestra política exterior, en relación con el terrorismo de las FARC sea contundente, más contundente, tanto como hemos exigido a Francia que lo fuera contra ETA. La excusa para no hacerlo no puede ser que tenemos importantes intereses económicos en el país de Hugo Chávez; total él va a hacer con nuestras empresas allí lo que le de la gana. El Gobierno de España debe estar junto al de Colombia en su lucha contra las FARC.

 

Sobre cualquier amenaza terrorista, la yihadista, la etarra, la revolucionaria, lo que hay que hacer es poner el pie sobre su cuello y no levantarlo ni por un instante, porque, parafraseando a Nietze, aquel que está en el suelo puede levantarse y acabar con nosotros.

 

Es lo que hay, ETA y las FARC intercambian conocimiento y entrenamiento en sus campamentos, celebran su éxitos en Venezuela donde están bien protegidos por el gobierno chavista que a diario traiciona el ideario bolivariano.

 

Va siendo hora de que desde España y Europa dejemos de dar cobertura a pseudo- ONGs que pretenden mostrarse como ‘bondadosas’ organizaciones, cuando no son más que asociaciones que apoyan, aun cuando sólo sea ideológicamente (aunque también recaudan fondos para las Farc) la violencia y el terror. Para el que esté interesado pasen y vean en el siguiente sitio de internet la casa de los horrores de las FARC:

 http://www.mindefensa.gov.co/irj/go/km/docs/Mindefensa/Paginas/Inicio/horrores_farc.html


Sobre esta noticia

Autor:
Chema Gil (194 noticias)
Visitas:
1654
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.