Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Colombiano escriba una noticia?

El viacrucis de soldado colombiano

07/05/2009 21:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para muchas personas en el país,la sensación que queda es que el presidente Uribe, para desacreditar aún más a la guerrilla de las FARC,pareciera estar más interesado en que los militares que quedan en cautiverio no regresen vivos al seno de sus hogares.Eso constit

Desde el pasado 16 de abril, cuando el Secretariado del Estado Mayor de las FARC EP anunció la liberación unilateral del cabo del ejercito colombiano Pablo Emilio Moncayo, hecho prisionero de guerra  en la toma que esa guerrilla de izquierda hiciera de la base militar de comunicaciones ubicada en el cerro de Patascoy, al suroccidente del país, para la familia de éste suboficial del ejercito ha comenzado un nuevo calvario mucho peor que el que han tenido que afrontar durante sus 11 años de injusta retención.

Ésta vez su papá, el profesor Gustavo Moncayo, mejor conocido en Colombia como el "caminante por la paz" en razón de las largas marchas que ha emprendido en pos de sensibilizar a la opinión pública nacional sobre el drama del secuestro y en búsqueda de propiciar un intercambio humanitario de prisioneros entre los actores en conflicto (gobierno - guerrilla), ha encontrado paradójicamente para la liberación de su hijo, obstáculos en el gobierno que preside Álvaro Uribe Velez.

 Y es que mientras las FARC, colocan como condición para ésta nueva liberación unilateral que el cabo Moncayo sea recibido en la selva colombiana por una comisión integrada por la senadora liberal Piedad Córdoba y por el "profe" Moncayo, como miembros ámbos de un colectivo de la sociedad civil denominado "Colombianos y Colombianas Por la Paz", Uribe se ha opuesto rotundamente a una nueva participación de éstos en procesos de liberación por considerar más allá de razones estrictamente humanitarias, que el escenario de nuevas liberaciones unilaterales abra espacios y genere opiniones contrarias a su interés de aplicar su política de "guerra frontal" a través de la cual aspira a reelegirse para un tercer período de gobierno.

Lo grave del asunto, es que Pablo Emilio Moncayo, el oficial del ejercito con mayor años de cautiverio de que se tenga conocimiento, al lado del también cabo del ejercito Libio José Martinez, permanece frente a la indiferencia del Estado "pudriéndose en la selva" como lo señala su padre en un pulso de insensibilidades en la que las FARC han hecho concesiones y demostraciones unilaterales que no han encontrado eco y reciprocidad en el gobierno de Uribe.

Segun ha trascendido, se teme dada la renuencia del gobierno, que se esté intentando una operación de rescate militar que podría poner en serio riesgo la integridad física e incluso la vida de los militares cautivos. Como se recordará, a raíz de las liberaciones de los políticos Sigifredo López y Alan Jara, se conoció a través de un documental fílmico presentado por la cadena de televisión Telesur y grabado por Jorge Enrique Botero, que el gobierno colombiano violó su promesa de no efectuar operaciones militares ni sobrevuelos sobre las coordenadas de las liberaciones pasadas, lo que en su momento puso en riesgo la vida de los miembros del Comite Internacional de la Cruz Roja, de los secuestrados, de la senadora Piedad Córdoba  y de personalidades como los periodistas Botero y Samper que hicieron parte del último operativo de liberación.

Otros de los temores de los familiares de los militares en cautiverio, es que se puedan producir bombardeos indiscriminados sobre los campamentos guerrilleros en los que se encuentran los retenidos, lo que podría originar una tragedia como la acontecida tras el intento de rescate por parte del ejercito del ex gobernador del Departamento de Antioquia Guillermo Gaviria, quien pereció junto a otras personas en un frustrado intento de rescate. 

Para muchas personas en el país, la sensación que queda es que el presidente Uribe, para desacreditar aún más a la guerrilla de las FARC, pareciera estar más interesado en que los militares que quedan en cautiverio no regresen vivos al seno de sus hogares. Eso constituiría un impulso más a la política gubernamental de guerra y a las pretensiones reeleccionistas de Uribe, más una tragedia para las familias de los militares y para un país quew cada día más se hastía de la guerra y de sus horrores.


Sobre esta noticia

Autor:
Colombiano (1 noticias)
Visitas:
481
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.