Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manuel Penella escriba una noticia?

La Victoria De Donald Trump

10/11/2016 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El poder establecido local y mundial puso toda la carne en el asador para pararle los pies a Donald Trump. Apoyó unánime a Hillary Clinton, de pronto adorable, como Obama... de pronto reverenciado hasta por sus peores enemigos. Y ahora, viéndola derrotada, este poder se expresa dolido, como si la situación se le hubiera ido de las manos, como si no terminara de creérselo. ¡Con lo fácil que había sido descabalgar a Sanders! El desconcierto del establishment trae a la memoria el que produjo el brexit, una cosa rara en principio, pero ya vemos que no tan rara. Resulta que los señores aprendices de brujo que creyeron posible gobernar en contra del bien común se las tienen que ver ahora con las primeras sorpresas desagradables, muy gordas a decir verdad. Y esto no es más que el comienzo. Creer que la historia había llegado a su final era, claro, una estupidez. Como lo era la creencia de que se puede esquilmar a los pueblos a mayor gloria de unos cuantos sin que pase nada. Porque siempre acaba pasando algo, y he aquí que Estados Unidos, con sus grandes y crecientes bolsas de tercermundismo, caído en manos de Wall Street y de unas cuantas corporaciones ?es decir, en trance de desnacionalización como el que más? no podía ser una excepción. Los triunfos del brexit y de Trump suceden, no por casualidad, cuando al establishment se le han acabado los trucos de mercadotecnia política, cuando ya no tiene ningún conejo en la chistera, cuando no puede engañar a nadie con la milonga del "capitalismo popular". Y los tiempos están cambiando precisamente porque se le han acabado esos trucos, no porque su poder se haya debilitado, cosa muy distinta. Ya se ocupará de utilizar el brexit y a Trump también en su propio beneficio, pero tendrá que operar a cara descubierta y mostrando las pezuñas. Los sofismas han sido tales que en el supuesto de que los rapsodas del establishment digan alguna verdad, la gente la tomará de seguro por una mentira y obrará en consecuencia. ¿Así que el brexit es malo? ¡Pues toma brexit! ¿Así que Trump es un loco peligroso? ¡Pues toma Trump! Esta es la gran novedad. Pervertida la racionalidad, la cosa va de calambres nerviosos y subidones hormonales. Los genios del contragolpe retrógrado iniciado en los años setenta del siglo pasado han faltado tantas veces a la verdad, han pisoteado tantas veces la herencia de la Ilustración, han atizado con tanta malicia las llamas de la superstición, han sacado de quicio los problemas de manera tan demencial y torticera, han dado tales muestras de indiferencia y de odio, han sido tan hipócritas, tan crueles, han hecho un uso tan anormal de la bandera y del feto que nada tiene de sorprendente el triunfo de un personaje como Donald Trump. Siembra vientos y cosecha tempestades.

Entristece pensar que la respuesta democrática a la flagrante injusticia sistémica sufrida por los norteamericanos a consecuencia de aquel contragolpe retrógrado tenga ahora rasgos tan repulsivos (xenofobia, machismo, islamofobia, puritanismo, supremacismo blanco, etc.). Entristece, pero no sorprende, porque es lo que suele ocurrir con las respuestas surgidas de situaciones así, tan patológicas. El señor Trump es un síntoma, pero la enfermedad, me lo temo, la padecemos todos, no solo los norteamericanos.


Sobre esta noticia

Autor:
Manuel Penella (210 noticias)
Fuente:
incursionesintempestivas.blogspot.com
Visitas:
1384
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.