Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

La vieja democracia desaparece y el populismo resurge con nueva imagen, la tiranía

04/09/2018 16:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Latinoamérica, debe resurgir

Asidero

La vieja democracia desaparece y el populismo resurge con nueva imagen, la tiranía

Alberto Fujimori fue encantado por peruanos que expresan que fue bueno, lo que interesa es que en su momento Fujimori fue apoyado irresponsablemente por aquellos que se guiaban por el odio a Mario Vargas Llosa y los partidos que lo acompañaron. No les importó que fuera claramente un anti institucionalista que aprovechó oportunamente el rechazo de la población a los políticos y las instituciones para afianzar su poder. Hoy día, la mayoría de los que respaldan a Vizcarra,  lo hacen movidos por su animadversión al keikismo. Y, como ocurrió hace casi tres décadas con Alberto Fujimori, les importa muy poco las consecuencias de las decisiones del presidente, con tal de que ayuden a aplastar al languideciente keikismo.

Igual sucedió en Venezuela con Hugo Chávez Frías, un generalato, amigo de Carlos Andrés Pérez lo embetunaron en la Escuela Militar y, fue el propio CAP quien le entregó la daga de graduación de subteniente y luego se lo trajo a Miraflores por recomendación de un oficial de alto cargo, los resultados están a la vista, aquel adolescente venido de Sabaneta poseía algunas ideas en su mundo interior que la exteriorizo en la ciudad capital.

Es impresionante cómo el apasionamiento ciego a los antikeikistas. Por ejemplo, el propio Vizcarra ha admitido que mintió sobre las reuniones con la ex candidata Keiko Y es muy probable que también miente cuando niega que se juntó con dirigentes fujimoristas cuando todavía era vicepresidente. Y, como lo anoto FV, deja muy serias interrogantes sobre su relación con Antonio Camayo: “¡Ay,  Vizcarra, cuántas dudas nos abre! […] En primer lugar, le hago una pregunta que se cae de madura: ¿Tiene algún grado de amistad, ha visitado su casa o conoce a Antonio Camayo?”. (El Comercio, 29/8/18). Sin embargo, el coro antikeikista no solo no se hace esas preguntas, sino que las niega u oculta deliberadamente. Y exaltan las frases huecas de Vizcarra como si fueran profundos pensamientos de un prócer: “No me doblegarán”. En realidad,  Vizcarra no ha hecho realmente nada importante en la lucha contra la corrupción –que el Caso Lava Jato había puesto como prioridad cuando asumió la presidencia–, no ha fortalecido la procuraduría del Ministerio de Justicia, ni tomado ninguna medida importante para limpiar el Estado plagado de corrupción. Fue una buena decisión nombrar a la comisión presidida por Allan Wagner, pero el mismo presidente se ha encargado de desviar la atención de lo más urgente, la reforma del sistema de justicia, con su mamarrachenta propuesta de reforma política.

Hugo Chávez Frías, se ha ganado a pulso su descrédito y, el madurismo, un mayoritario rechazo que suscita en la población desconfiar en los poderes públicos, tenemos a los agentes, la clase política plagada de aprovechadores y corrupción. Todo eso, configura una peligrosísima situación que, nos esta ocasionando inestabilidad en los estadios de la base política, lo que da paso a un caudillismo populista que cautiva a las masas y que viene arrasando de lo que resta en la vieja como precaria democracia.

No hay que olvidar tampoco que estamos en un mundo donde el populismo avanza arrolladoramente. El profesor de Harvard Yascha Mounk, autor del libro “El pueblo contra la democracia”, advierte: “Los ciudadanos llevan mucho tiempo desilusionados con la política; ahora, se han vuelto impacientes, enojados, incluso desdeñosos. Los sistemas de partidos parecen haberse congelado durante mucho tiempo; ahora, los populistas autoritarios están en aumento en todo el mundo, desde América hasta Europa y desde Asia hasta Australia. A los votantes siempre les han desagradado partidos particulares, políticos o gobiernos; ahora, muchos de ellos se han hartado de la democracia liberal”. (“The Guardian”, 4/3/18). El premio Nobel de Economía Paul Krugman dice que la democracia más antigua y sólida del mundo, la de EE.UU., está muy cerca de derrumbarse ante los embates del populismo. (“Democracia en riesgo”, “Gestión”, 29/8/18). En este contexto, el suicida enfrentamiento entre el Gobierno y la Asamblea Nacional, alentado entusiastamente por las barras bravas, abona el terreno para el surgimiento de un caudillo populista.

La congresista LS (Fuerza Popular) consideró que el país "no puede estar en constante confrontación". Aseveró que lo dicho ayer por el presidente MV fue un "impromptus" y cuestionó los consejos que pueda estar recibiendo para haber reaccionado de esa manera. "No se puede estar en una constante confrontación. Creo que todos tenemos responsabilidad de estar midiendo cada uno sus palabras y creo que él, desde Tacna, tuvo para mí un impromptus, no sé aconsejado por quién", sostuvo en una entrevista para RPP.

El congresista de Fuerza Popular LG criticó al presidente MV, quien, el martes, en Tacna, advirtió que "no me van a doblegar" quienes se oponen a las propuestas que planteó el Ejecutivo para combatir la corrupción. "He escuchado ayer al presidente Martín Vizcarra [...] Le he escuchado un discurso bastante populista y confrontacional, pero con eso no va a tapar las mentiras que se le han escuchado", expresó Luis Galarreta en alusión a las reuniones con la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, que el mandatario negó en un principio.

Una fractura requerida

El también ex presidente del Congreso recomendó al presidente que se centre en temas de fondo más allá del referéndum.

"Lo peor de todo es que, con populismo y mentiras empezó a ser muy querido Nicolás Maduro. Hay que tener cuidado con este tipo de discursos [...] Lo invoco (a Martín Vizcarra) con todo respeto a que, de manera responsable y serena retome el rumbo del país", comentó Galarreta en RPP.

El congresista consideró que el Gobierno está centrando la discusión alrededor de los cuatro proyectos de ley de reforma constitucional para buscar el respaldo de la ciudadanía.

"Lo que dijo es un tema populista y recibe algún aplauso por ahí, pero así no se hace patria. Nuestro tema de fondo es enrumbar el país y por eso lo llamo a la serenidad y a actuar de manera responsable [...] El Congreso está debatiendo el referéndum, que se va a apoyar [...] Pero decimos que no centre su atención tanto acá, que ya está caminando, y veamos otros temas que también están parados", cuestionó Luis Galarreta.

Bueno, más allá de los propósitos políticos. Los presidentes del Continente Sureño desean ejecutar los lineamientos políticos de la Nueva Ruta De La Seda que, tiene como fin una economía más fresca enmarcada en el último marco macroeconómico mundial, (MMM), teniendo como principio, establecer el compromiso de consolidar el crecimiento y fortalecimiento bursátil y económico a corto plazo, generando confianza para dar inicio a un proceso de consolidación fiscal. Para apuntalar el crecimiento se plantea impulsar la inversión pública, lo que en un contexto de estrechez fiscal se pretende lograr con la reorientación de recursos hacia proyectos descentralizados de rápida ejecución. Paralelamente se trabaja, a través de la delegación de facultades, en el fortalecimiento de la planificación conjuntamente con la agilización de los procesos de contratación de obra pública.

La generación de procesos estandarizados y empaquetamientos de proyectos similares es la vía más eficaz para lograr la agilización de las obras sin afectar su calidad. Y es que esto permite, luego de una inversión de tiempo inicial, agilizar con calidad y evitar la tentación a la atomización.

El plan chino, se encuentra en plena ejecución y, sobremodo, la terminación de los proyectos por los sectores y autoridades subnacionales para darle una adecuada formulación y calidad empresarial en su ejecución.

En cuanto a la productividad y competitividad, el MMM plantea a la infraestructura, el desarrollo empresarial y una mayor eficiencia estatal como ejes de política.

Consistentemente con la estrategia de fortalecimiento en la planificación, se plantea la creación de un sistema nacional de competitividad con un enfoque de desarrollo regional, mientras que para el desarrollo empresarial de la micro y pequeña empresa se propone mejorar las condiciones de crédito y el sistema de compras estatales. En el tema laboral, la ampliación de la Ley de Promoción Agraria a las actividades acuícola, forestal y fauna silvestre es la propuesta principal.

Los cambios, deben producirse

Toda la región andina, posee estos portafolios de trabajo, para fortalecer a China en estos microprogramas y la banca debe alinearse a la digitilización.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1159 noticias)
Visitas:
4020
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.