Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eonhadico escriba una noticia?

A vueltas con la minería espacial

05/02/2014 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Maqueta de la base lunar Bigelow

Está claro, el futuro de los viajes espaciales pasa por la minería, ya son varias las empresas privadas las que han centrado sus objetivos en este proyecto, incluso alguna agencia espacial gubernamental también ha mostrado cierto interés. De esta forma, la NASA ofrece la posibilidad de participar en esta nueva carrera espacial a las compañías aeroespaciales, y es que tras la serie de alianzas exitosas de la agencia norteamericana, ahora han señalado la necesidad del desarrollo de nuevos módulos de aterrizaje lunares por parte de estas empresas. Lo malo, la disputa sobre los derechos de propiedad lunar pueden obstaculizar el crecimiento comercial.

A mediados de enero, la NASA anunció su programa CATALYST ( Cargo Transportation and Landing by Soft Touchdown ), que dará a los participantes el acceso a los recursos necesarios para iniciarse en esta nueva carrera, incluyendo a los científicos de la NASA, software y laboratorios de pruebas a cambio de los derechos sobre los diseños de los diferentes aterrizadores nacidos de esta asociación.

El proyecto contempla dos tipos de módulo de aterrizaje: uno que podría transportar entre 30 y 100 kilogramos de equipo, y otro que llevaría una carga de entre 250 y 500 kilogramos. De esta forma, este nuevo programa sobrepasa con mucho las exigencias del Google Lunar X Prize , que ofrece una compensación de 20 millones de dólares a la primera organización privada que situé un vehículo en la superficie lunar y recorra al menos una distancia de 500 metros mientras envía imágenes a la Tierra.

CATALYST ofrece así una maravillosa oportunidad para aquellos que deseen iniciarse en la minería espacial, comentaron los representantes de Moon Express of Mountain View, California, que ya han pagado por acceder a las instalaciones de la NASA con el objetivo de participar en el concurso de Google. ‘Anticipamos que CATALYST dará lugar a la entrega de cargas útiles y misiones a la superficie lunar de la misma manera en que lo hacen los servicios de transporte comercial a la estación espacial’, comento el CEO de Moon Express Bob Richards.

Michael Gold, director de Bigelow Aerospace también señalo que las asociaciones público-privadas ya han demostrado su valía en la órbita baja terrestre "este es un paso en la dirección correcta". Bigelow Aerospace está diseñando módulos inflables basados en la vieja tecnología del TransHab desarrollada por la NASA. ‘Es un pequeño paso para módulos lunares, pero un gran paso para el desarrollo comercial de la Luna’, comento.

Sin embargo, no todo es un camino de rosas, el Barcelona Space Team, participante español del concurso Lunar X Prize, comento que CATALYST catalizador puede no ser tan útil para los equipos internacionales que tienen aspiraciones lunares, y es que el gobierno de EE.UU. establece unas estrictas normas de seguridad que en gran medida impiden compartir tecnologías espaciales con participantes extranjeros.

‘Es una buena noticia para las empresas comerciales estadounidenses y los equipos estadounidenses del Google Lunar X Prize. No tanto para el resto’, señala la web del Barcelona Moon Team .’Aplaudimos los esfuerzos de la NASA para apoyar las iniciativas privadas para el desarrollo de la exploración robótica comercial, pero nos preguntamos si esto desequilibra la competencia en favor de los equipos de Estados Unidos.’

Pero Mike Gold advierte de la existencia de un obstáculo que podría echar al traste cualquier intento de inversión comercial en la luna, se refiere sin lugar a dudas al Tratado del Espacio Exterior de de la ONU de 1967.

‘En virtud de estos tratados, la luna y sus recursos naturales no son objeto de apropiación nacional’, comento Joanne Wheeler, delegado del Reino Unido de la Comisión de las Naciones Unidas sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos. ’Y la colocación de estructuras, el personal o los vehículos en la Luna no crea un derecho de propiedad sobre la superficie.’

El problema, que los EE.UU. no firmaron la sección sobre la propiedad de la Luna en este tratado, en parte porque el lenguaje utilizado en este tratado impide claramente hacer negocios con la Luna. Por ejemplo, una sección estipula que los beneficios derivados de los recursos naturales lunares, como los beneficios obtenidos por la venta de los minerales extraídos, serán compartidos equitativamente por los estados-nación que ratifiquen el acuerdo, incluidos los países que no cuenten con sus propios programas espaciales.’Si bien este intenta equilibrar los intereses de todos los países, no se considera razonable por los países que realizan actividades espaciales. Las normas actuales no son eficaces’, comento Wheeler.

"Lo que se necesita es un caso de prueba para ver cómo cada gobierno va a reaccionar a las reclamaciones de las inversiones comerciales en el espacio" comento Mike Gold. Así Bigelow Aerospace ha presentado una solicitud a la Administración Federal de Aviación de EE.UU. ’Hemos pedido a la FAA que autoricen una misión para colocar un hábitat Bigelow sobre la superficie de la luna, y le hemos pedido que la licencia respete una zona de no intervención en todo el hábitat Bigelow’, señalo.

De esta forma, mientras que este intento no establecería un derecho de propiedad per se, establecería una zona donde, en principio, las operaciones de Bigelow estarían protegidas de la interferencia de los rovers o aterrizadores enviados a la Luna para otras empresas o naciones. Hasta ahora, la FAA no ha anunciado una decisión.

La mayoría de los observadores de la industria creen que será necesario algún tipo de regulación antes de que alguien se convierta en un pionero lunar privado. ’No es probable hacer ninguna inversión a menos que se definan con precisión los derechos a los minerales extraídos’, comento Wheeler. ’Pero la comunidad internacional no quiere que la falta de seguridad jurídica provoque que cualquier empresa privada se sienta libre de saquear la Luna’.


Sobre esta noticia

Autor:
Eonhadico (607 noticias)
Fuente:
espacioprofundo.es
Visitas:
1281
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.