Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javipas escriba una noticia?

Wolfenstein 3D y el fin de la originalidad

10/05/2012 13:55
0

image

. Recuerdo perfectamente que en aquellos lejanos días correteaba por los pasillos de la facultad. Fuimos de los primeros privilegiados en tener una dirección de correo en España (dónde andará mi cuenta de @zipi.fi.upm.es) y de tener acceso a potentes navegadores como Lynx en aquellos terminales VMS a todo color (blanco y negro) del Centro de Cálculo. Los PCs eran ridículos en comparación con mi Amiga 1200, pero entonces comenzarían a llegar las tarjetas con resoluciones VGA y los primeros juegos más o menos decentes.

Scorched Earth era uno de los clásicos del Centro de Cálculo y de los departamentos donde algunos afortunados disfrutaban de sus privilegios al abrigo de algún argumento cultural, pero no mucho después aparecería Wonfenstein 3D, un juego que hace bien poquito cumplió la friolera de 20 años (estos aniversarios me rompen la cintura) y que fue básicamente el principio del fin en la originalidad en videojuegos. Hubo FPS antes, desde luego (en RetroMadrid hablaban de NarcoPolice, y no iban mal encaminados), pero por alguna razón Wolfenstein 3D (1992) supuso el verdadero despegue de un género que se consagraría con Doom (1993).

Recuerdo perfectamente cómo mientras seguía correteando (lo hice muchos años) por esos pasillos alguien (recuerdo la cara, no el nombre) me dijo algo así como ‘Este juego lo cambiará todo’. El chaval acertó de pleno. Las competiciones de Doom (en la facul las llamaban Doomeadas) fueron solo una muestra local de aquella pasión por un género que hoy domina buena parte del mercado de los videojuegos de gran facturación. Los Crysis, Call of Duty, Battlefield, Halo o Gears of War se venden como churros y se juegan por millones de personas en todo el mundo, sobre todo desde que los modos multijugador entraron en escena.

Quién lo diría hace 20 años. Por cierto, si queréis podéis echarle un vistazo a Wolfenstein 3D jugando vía navegador en el sitio web que celebra ese aniversario. O casi mejor, no lo hagáis. Mira que era cutre, caray. El tiempo se ceba con esas leyendas, qué penita.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en